Sentencia nº DJBA 153, 243 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 12 de Agosto de 1997, expediente L 59575

Presidente:Salas-Pisano-Laborde-Pettigiani-Hitters-San Martín-Ghione
Fecha de Resolución:12 de Agosto de 1997
Emisor:Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires
 
EXTRACTO GRATUITO

ÿÿìÑÁley .

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar las siguientes

C U E S T I O N E S

  1. ) ¿Está legitimada para recurrir la compañía aseguradora citada en garantía?

    Caso afirmativo:

  2. ) ¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley ?

    V O T A C I O N

    A la primera cuestión planteada, el señor J. doctorS. dijo:

    La respuesta, en mi opinión, es afirmativa.

    Como sostuve en la causa L. 52.291, sent. del 27-XI-96 entre otras, los reiterados fallos examinados a partir de lo decidido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa B.145.XXIV, "B., N. c/ O.C. y Cía. S.C.", sent. del 16-II-93, me llevan a concluir que resulta prudente y adecuado por razones de economía procesal brindar acatamiento a lo resuelto respecto a la legitimación procesal para recurrir de las compañías aseguradoras citadas en garantía con independencia de la actitud asumida por el asegurado y aun cuando, como ocurre en el caso, cuestionen aspectos que excedan el marco del contrato de seguro.

    Por lo expuesto, voto por la afirmativa.

    A la misma primera cuestión planteada, el señor Juez doctor P. dijo:

    La respuesta es negativa.

    1. Es doctrina reiterada de esta Corte que cuando la aseguradora responde a la citación en garantía que contempla el art. 118 de la ley 17.418 sólo puede oponer a la misma las defensas que hacen a su legitimación pasiva, esto es, aquéllas anteriores al siniestro y resultantes del contrato de seguro que demuestren que en ese momento no existía cobertura o, en su caso la limitación que ésta tenía. No existe entre asegurado y aseguradora, un litis consorcio pasivo necesario por lo que esta última no tiene que replicar los hechos alegados por el actor ni el derecho que dice asistirle, pues esa relación (tercero-víctima y asegurado) le resulta totalmente ajena y no es parte sustancial ni formal de ella (conf. causa L. 48.744, sent. del 15-IX-92, entre muchas otras).

    2. De suyo entonces, si como ocurre en el caso, el asegurado consintió la sentencia, resulta inatendible por esta Corte el recurso autónomo planteado por la aseguradora en tanto cuestiona la fecha que el tribunal a quo estableció como la toma de conocimiento por el actor de su minusvalía, aspecto que excede el marco del contrato de seguro (conf. causas L. 53.087, sent. del 22-II-94; L. 52.661, sent. del 3-V-94).

    3. No obsta a lo resuelto la reserva del caso federal con denuncia de violación de normas de la Constitución nacional, desde que su introducción no justifica por sí sola la existencia de un caso constitucional ni basta para ocasionar el automático desplazamiento de leyes locales en cuestiones que por su naturaleza no son federales (conf. causas L. 43.795, sent. del 20-II-90, "Acuerdos y Sentencias": 1990, t. I, pág. 184; L. 46.267, sent. del 21-V-91, "Acuerdos y Sentencias": 1991, t. I, pág. 825, entre otras).

      Voto por la negativa.

      A la misma primera cuestión planteada, el señor J. doctorL. dijo:

      Considero que cuando -como ocurre en el caso- la compañía aseguradora cuestiona la fecha de toma de conocimiento por el actor de su incapacidad se encuentra habilitada para recurrir (conf. mi voto en causas L. 52.291, sent. del 27-XI-96, "C." y L. 58.079, sent. del 8-VII-97, "B.").

      Ello así toda vez que aborda el referido cuestionamiento como factor determinante de la falta de cobertura del contrato de seguro en virtud del cual fue citada en garantía y constituye por lo tanto una cuestión propia vinculada a su legitimación pasiva.

      Por lo expuesto, voto por la afirmativa.

      A la misma primera cuestión planteada, el señor Juez doctor P. dijo:

      Como sostuve en la causa L. 52.291, sent. del 27-XI-96, atento lo resuelto en forma reiterada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo que menciona el doctor S., por razones de economía procesal considero que debe conferirse legitimación para recurrir a la compañía aseguradora.

      Voto por la afirmativa.

      A la misma primera cuestión planteada, el señor J. doctorH. dijo:

      Como sostuve en anteriores pronunciamientos Ac. 57.260; Ac. 55.654 y Ac. 56.675, sents. del 17-X-95 las dos primeras y del 24-X-95 la última, con respecto a la posibilidad recursiva del asegurador que ha sido citado en garantía, conforme al art. 118 de la ley 17.418, esta Corte, a través del Ac. 43.703 del 7 de mayo de 1991 ("R., E. contra R., F.. Daños y perjuicios"), cambió la jurisprudencia tradicional que permitía que la compañía citada en garantía pudiera interponer recursos ordinarios y extraordinarios (conf. causas Ac. 26.882, sent. del 24-IV-1979; Ac. 29.000, sent. del 13-V-1980; Ac. 28.990, sent. del 18-IX-1980; entre otras). A partir de entonces, se ha limitado tal aptitud impugnativa sobre la base de una serie de argumentos que más adelante analizaré.

      Empero, nuestra casación nacional ha parado mientes en la tesis contraria, a partir del caso L. 39 XXIII, "Recurso de hecho deducido por Belgrano Sociedad Cooperativa Limitada de Seguros (citada en garantía) en la causa L.P., R.A. c/ Transportes Quirno Costa S.A.C. e I. y otros" (sent. del 27-XI-1990), reiterando tal postura en forma inveterada ("Cooperativa Patronal Ltda. de Seguros c/ Iarcho, J.N. y otro", sent. del 21-IV-1992, L.L., 92-D-480; B. 53 XXIV, "Recurso de hecho deducido por C.A.E. -Fiscal de Estado de la Provincia de Buenos Aires- en la causa B., M.E. y otros c/ Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires", sent. del 6-X-1992; B. 145.XXIV, "Recurso deducido por la Federación Patronal Cooperativa de Seguros Limitada -citada en garantía- en la causa B., Nicodemes c/Osvaldo Crimaldi y Cía. S.C.", sent. del 16-II-1993; entre otros), anulando inclusive fallos de esta Corte bonaerense.

      La jurisprudencia mayoritaria del país, con variados fundamentos, se ha plegado a la doctrina legal de la Corte nacional (C.N.Civ., en pleno, 23 septiembre 1991, "F., O.J. c/Robazza, M.O.", E.D., 144-510; S.C.M., S.I., abril 1-1992, "Cía. de Seguros del Interior S.A." en J: 94.086, "P.P. c/ Cía. de Seguros del Interior S.A.", E.D., 147-171; "V.M. y otras c/ Comisso", 1 septiembre 1987, J.A., 1988-IV-377; entre otros pronunciamientos); criterio que también ha sido seguido por gran parte de la doctrina (R., J.C., "La citación en garantía en el seguro de responsabilidad civil", J.A., 1988-I-846; B., N.H., "La citación en garantía del asegurador", E.D., 150-149 y ss; B.S., O., "Caracterización procesal de la aseguradora citada en garantía", L.L., 1992-C-209 y ss.; M., A.M. y S., R.S., "Naturaleza del litisconsorcio conformado por asegurado y asegurador en la pretensión deducida por el damnificado", J.A., 1991-III-710; etc.).

      A.A. de la tesis restrictiva.

      Este Tribunal -como ya dije- a partir del Ac. 43.703, del 7 de mayo de 1991, y hasta el presente, se ha enrolado en la tesis restrictiva, negándole al asegurador citado en garantía aptitud recursiva, sobre la base de los siguientes argumentos que paso a exponer en forma sintética. En efecto, dijo que entre la aseguradora y el tercero damnificado no media ningún nexo, ya que la relación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA