Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 28 de Diciembre de 2016, expediente B 64455

Presidente:de Lázzari-Soria-Pettigiani-Negri
Fecha de Resolución:28 de Diciembre de 2016
Emisor:SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 28 de diciembre de 2016, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresde Lázzari, S., P.,N.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para dictar sentencia definitiva en la causa B. 64.455, "S., F. y otro contra Municipalidad de Quilmes. Demanda contencioso administrativa".

A N T E C E D E N T E S

  1. Los señores F. y P.S., ambos por su propio derecho, con patrocinio letrado, promueven demanda contencioso administrativa por retardación contra la Municipalidad de Quilmes solicitando se condene a la demandada a restituir la nichera que construyeran en el lote 65, Sección I, letra W del Cementerio municipal y/o indemnización por la privación ilegítima de la nichera familiar.

    Asimismo piden se fije un monto en concepto de reparación del daño moral sufrido como consecuencia de la desposesión de la citada sepultura.

    También requieren que, en los términos del art. 94 del Código Procesal Civil y Comercial se cite a quienes son actuales poseedoras del referido bien y titulares de la concesión -conforme las constancias administrativas- a fin de que tomen la intervención que les corresponda en autos.

    Finalmente ofrecen prueba.

  2. A fs. 223 los actores desisten del pedido de citación de la familia M. en los términos del art. 94 Código Procesal Civil y Comercial.

  3. A fs. 225/236 amplían la demanda denunciando el fallecimiento de sus padres: C.S. y Concepción Cuda. Asimismo, solicitan la anulación del título por el que la demandada otorgó a terceros la concesión sobre la nichera de su propiedad.

  4. Corrido el traslado de ley se presenta a juicio la Municipalidad de Quilmes, manifiesta que la demanda es infundada y que el actuar de la administración comunal no merece reproche de ilegitimidad alguno.

  5. A fs. 451/452, a fin de evitar futuras nulidades, se ordena la citación en carácter de tercero coadyuvante de quien figura en el Registro de Sepulturas del Cementerio de la comuna de Quilmes como titular del aludido lote 65, en virtud del título 418 del 7-XII-1995, para que comparezca a estar a derecho bajo apercibimiento de extender a su respecto los efectos de la cosa juzgada (arts. 34 inc. 5°, ap. b; 36 inc. 2°; 89 y conc. del C.P.C.C.).

    Ante la imposibilidad de cumplir con la notificación en el domicilio real del tercero (v. fs. 456/563; 475, 484, 489) se ordena su citación por edictos, para que comparezca a tomar intervención en el presente juicio, con apercibimiento de lo que hubiere lugar por derecho. A fs. 502/504 obran agregadas las respectivas publicaciones, sin que aquél se haya presentado a ejercer su derecho en autos.

  6. Agregadas sin acumular las actuaciones administrativas, incorporados el cuaderno de prueba actora (fs. 277/339) y el correspondiente a la demandada (fs. 340/435), glosados los alegatos presentados por las partes (fs. 438/440 -actora-; 441/447 -demandada-), la causa quedó en estado de pronunciar sentencia, decidiendo el Tribunal plantear y votar la siguiente

    C U E S T I Ó N

    ¿Es fundada la demanda?

    V O T A C I Ó N

    A la cuestión planteada, el señor Juez doctor de L. dijo:

  7. Los actores relatan que con fecha 30-III-1960 solicitaron al Intendente comunal el arrendamiento por 99 años de un lote de terreno en el cementerio local a fin de construir una nichera para los miembros de su familia. Agregan que por título de arrendamiento 720 se les adjudicó por el término de 99 años el lote 65 de bóvedas y nichos, Sección I, Letra W, que mide 1,08 de frente por 2,50 de fondo, y posee una superficie de 2,59 m2.

    Dicen que como consecuencia de tal formal adjudicación procedieron a construir una nichera de importantes características edilicias con capacidad para cuatro nichos.

    Manifiestan que su familia ha previsto desde 1960 la circunstancia de dar paz y descanso a sus familiares difuntos en un lugar común para todos. Puntualizan que esa fue la razón por la que solicitaron el arrendamiento por 99 años.

    Ponen de resalto que en oportunidad de dar sepultura a C.M., esposa de F.S., cuyo fallecimiento ocurrió el 1-VI-1998, se anoticiaron que la nichera había sido usurpada y retirada la placa que en ella habían colocado con sus nombres.

    Señalan que pese a haberse presentado en ese momento ante la Dirección de Cementerios con el respectivo título y los recibos de pago, las autoridades comunales no ofrecieron una solución al problema.

    Precisan que sepultaron a C.M. en la bóveda de propiedad de un conocido, situación que se mantiene a la fecha de la demanda, pese a que la comuna efectuó una investigación en la que se acreditó la usurpación y la legitimidad de sus derechos.

    Refieren que la nichera de su propiedad le fue entregada a A.M., el 7-XII-1995, por título a perpetuidad identificado bajo el nro. 418. Apuntan que el expediente 4091-21699-M-95 por el que tramitó esta adjudicación se encuentra extraviado. Indican que registra último ingreso al cementerio el 5-XII-1995, sin que conste salida posterior.

    Agregan que en oportunidad del fallecimiento de sus padres, C.S. y Concepción Cuda, ocurridos el 10-II-2006 y el 6-IV-2004, respectivamente, tampoco tuvieron la posibilidad de sepultarlos en la nichera familiar por lo que fueron ubicados en parcelas municipales en calidad de depósito.

    Solicitan la restitución del bien en cuestión y/o el valor actual que posea uno de idénticas características edilicias y de infraestructura. Piden, también, una indemnización por la privación ilegítima de su posesión.

    Por último reclaman se fije un monto en concepto de reparación del daño moral que alegan haber sufrido como consecuencia de la mentada desposesión. Precisan que aquél se configuró por la mortificación espiritual que les produjo dicho despojo y el descubrimiento de ello en el momento de tener que dar sepultura a la señora C.M. de S.. Explican que desde aquel momento perdieron la tranquilidad de la que habían gozado desde 1961 por tener un lugar donde llevar a descansar los restos de sus familiares fallecidos.

  8. Al contestar la demanda, la Municipalidad de Quilmes, realiza una negativa pormenorizada de los hechos y circunstancias detallados en la demanda.

    Aduce que los daños que reclaman los actores se producen en virtud de un suceso imprevisible para cualquier persona...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba