Sarmiento: se pagaron $ 865 millones pese a la parálisis

 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque el túnel no avanzó ni un solo centímetro y se sucedieron ocho años de promesas y negociaciones, durante el kirchnerismo el Estado gastó $ 865 millones en el soterramiento del tren Sarmiento. Entre 2008 y 2015 sólo se consiguió emplazar la tuneladora en la terminal de Haedo. Pero la máquina no se movió.

El resto del tiempo, el proyecto estuvo sumergido en idas y venidas por el financiamiento de la obra, tratativas que hoy están bajo la lupa de la Justicia.

El soterramiento del Sarmiento es la única obra que Odebrecht tiene vigente con el Estado nacional. Desde que en octubre Mauricio Macri ordenó, por decreto, destinar un presupuesto público de US$ 3000 millones para reactivar los trabajos, Cambiemos hizo pagos a la gigante brasileña y a sus socios por $ 1086 millones.

De ese modo, las erogaciones por el proyecto hoy suman casi $ 2000 millones, según informaron fuentes del Ministerio de Transporte ante una consulta de LA NACION.

La gigante brasileña recauda el 30% de los pagos que recibe del Estado, según datos de la Inspección General de Justicia (IGJ). El resto del contrato se reparte con los otros socios de la Unión Transitoria de Empresas (UTE): la italiana Ghella tiene el 34% del contrato; Sacde (ex Iecsa), el 26%, y la española Comsa, el 10%.

Mauricio Macri apuesta a que los italianos le compren a Odebrecht su parte en la UTE. Así, el Gobierno evitaría el costo político de seguir girándole fondos millonarios a una firma que se declaró corrupta. Los brasileños, sin embargo, se resisten a perder el mercado argentino y el flujo de dinero de la obra en curso.

Años sin avances

Según señalaron a LA NACION fuentes del Ministerio de Transporte, la gestión de Cristina Kirchner desembolsó, entre 2008 y 2015, $ 865 millones en la obra del Sarmiento. Detallaron que los pagos se hicieron a través de títulos de deuda del Banco Nación garantizados por los fondos de un fideicomiso de la Anses.

Fuentes al tanto del proyecto señalaron: "En esos años sólo se llegaron a hacer los estudios de suelo, se construyó una trinchera en la terminal de Haedo y se colocó la tuneladora. Pero la máquina no se movió por los problemas con el financiamiento".

Fue, quizás, la obra más anunciada por el ex gobierno. En febrero de 2006, Néstor Kirchner promocionó el llamado a licitación y se estipuló que los adjudicatarios buscarían financiamiento privado. Sin que el proyecto se hubiera adjudicado, en enero de 2007, el entonces secretario de Transporte, Ricardo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA