Sarkozy y Merkel lanzan un virtual ultimátum a Grecia

 
EXTRACTO GRATUITO

PARIS.? Al borde del default, Grecia sigue exasperando a sus acreedores y sobre todo a sus socios europeos. Desde París, el presidente Nicolas Sarkozy intimó ayer enérgicamente a Atenas a resolver "de una vez por todas" la crisis de la deuda, mientras que ?a su lado? la canciller Angela Merkel recordó que "no hay tiempo que perder".Casi dos años después del primer plan de rescate griego, también la troika de acreedores públicos de ese país de la eurozona ?la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE)? ha decidido no hacer más concesiones.Para la canciller alemana, que viajó a París para presidir la 14ª reunión de gabinete franco-alemana junto al presidente francés, "no puede haber programas de ayuda para Grecia sin acuerdo previo con la troika". Esas tres instituciones se muestran cada vez más impacientes y consideran que dos medidas son indispensables para que Atenas reciba los 130.000 millones de euros que necesita desesperadamente: una reducción del gasto público y la adopción de medidas que permitan reducir el costo del trabajo.Con ese objetivo, la troika reclama una reducción del salario mínimo, medida violentamente rechazada por todos los partidos griegos. Según la CE, el salario mínimo griego es de 870 euros por mes, contra 566 euros en Portugal y 748 euros en España, dos países con mayor productividad.Después de casi 48 horas de negociaciones ininterrumpidas durante el fin de semana, las instancias de la UE manifestaban ayer abiertamente su exasperación por "la inconsciencia" de los griegos. Inicialmente prevista para ayer, la reunión de los líderes de los principales partidos de la coalición gubernamental griega fue postergada para hoy. Al borde de la crisis de nervios, los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA