Sanz reapareció y alertó sobre las corporaciones

 
EXTRACTO GRATUITO

Ernesto Sanz es un arquitecto político no sólo por haber fundado hace dos años Cambiemos, junto a Mauricio Macri y Elisa Carrió; tal vez su mayor capacidad es saber leer la coyuntura política y, a partir de ella, señalar el camino a seguir. Tras el triunfo del oficialismo en las primarias -que, descuenta, se repetirá en octubre-, este dirigente radical está convencido de que el presidente Macri está ahora en condiciones de ejercer el poder para disciplinar las corporaciones, que, a su juicio, "enferman a la Argentina".

"El país está viciado por las corporaciones de todo tipo, políticas, judiciales, económicas. La única forma de disciplinarlas es por medio del ejercicio del poder puro y duro. En este país, las corporaciones sólo te respetan si observan que hay un gobierno que ejerce el poder. Y Macri lo está ejerciendo", enfatizó Sanz, en diálogo con LA NACION.

El dirigente mendocino, de acceso fluido a la Casa Rosada, exalta dos ejemplos recientes: uno, la apertura del juicio político al camarista Eduardo Freiler, cercano al kirchnerismo y acusado de enriquecimiento ilícito. En una jugada polémica, el oficialismo en el Consejo de la Magistratura apuró el trámite sin esperar la incorporación del nuevo consejero kirchnerista, el senador Mario Pais. La otra muestra de ejercicio de poder fue, a juicio de Sanz, el despido del gabinete de Ezequiel Sabor, viceministro de Trabajo, y de Luis Scervino, el superintendente de Servicios de Salud, ambos identificados con sectores gremiales que participaron de la movilización contra el Gobierno el martes pasado.

"Fueron dos mensajes contundentes del Gobierno a dos corporaciones, la judicial y la sindical", elogió Sanz.

Según el ex senador mendocino, el triunfo de Cambiemos en 2015 significó una bisagra, un nuevo punto de partida respecto del kirchnerismo. Pero, por su condición de minoría tanto en el Congreso como en las provincias, el Gobierno estuvo sometido a prueba durante dos años. Hasta las elecciones primarias del mes pasado: según Sanz, estos comicios fueron el "ballottage del ballottage", en los que el electorado ratificó el rumbo y empoderó al Gobierno.

Sanz descuenta que en octubre el Gobierno mejorará los resultados de agosto. "Quiero ser prudente, pero se avizora un resultado mejor por una cuestión matemática: en las primarias predomina la dispersión del voto; en muchas ciudades y pueblos compitieron varias listas y esto provoca dispersión. En cambio, en octubre la dispersión se traducirá en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA