Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 22 de Septiembre de 2010, expediente L 87715

PresidenteHitters-Kogan-Negri-de Lázzari
Fecha de Resolución22 de Septiembre de 2010
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 22 de septiembre de 2010, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresHitters,K.,N.,de L.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 87.715, "Sanabria, J.D. contra Tecnomatter I.C.S.A. y otra. Daños y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo Nº 2 de San Nicolás de los Arroyos hizo lugar parcialmente a la pretensión promovida; con costas a la parte demandada (fs. 447/462 vta.).

La accionante de autos dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (fs. 484/496 vta.).

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorH. dijo:

  1. El tribunal de grado hizo lugar a la demanda que con sustento en las normas del derecho civil -arts. 1109 y 1113- y en procura del cobro de indemnización por daños y perjuicios derivados de un accidente de trabajo dedujo J.D.S. contra "Tecnomatter I.C.S.A.". Dispuso en cambio el rechazo de la acción dirigida contra "Siderar S.A".

  2. La parte actora dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en el que denuncia violación de los arts. 44 inc. "d" y 47 de la ley 11.653; 520, 902, 903, 904, 1069, 1109, 1113 y 2311 del Código Civil; 34 inc. 4 y 163 inc. 6 del Código Procesal Civil y Comercial.

    En lo esencial manifiesta que:

    1. En el fallo de grado puede considerarse acreditado que el actor, antes de sufrir el accidente por cuyas secuelas reclama, gozaba de plena capacidad funcional para realizar las tareas para las cuales se capacitó, por tanto -agrega- de no haber éste ocurrido hubiera podido continuar desempeñándolas sin dificultad alguna.

      Afirma que en elsub judicese probó la culpa por parte de la reclamada al no haber observado la diligencia debida para evitar un daño que se encontraba dentro de su esfera de conocimiento.

      En tal sentido, controvierte la apreciación de las constancias de la causa realizada en la sentencia y la decisión del sentenciante de considerar que existió interrupción del nexo causal, pues éste siempre se da cuando el autor del hecho dañino puede prever las consecuencias de su actuación e imprudentemente no arbitró las medidas necesarias para evitarlo, por tanto -a su ver- no resulta ajustado a derecho desobligar a la empleadora de responder por la incapacidad que pudiera tener origen en la labilidad del empleado.

    2. Cuestiona elquantumindemnizatorio planteando el absurdo en la valoración de la prueba y a partir de alegar que: a. Al cuantificar el daño el tribunala quono tuvo en cuenta las circunstancias personales de S., específicamente en relación al grupo familiar que depende de él -esposa y cuatro hijos- ni el hecho de que no puede volver a reinsertarse en el mercado laboral; y b. Conforme lo señalado por el perito médico el actor no está en condiciones de cumplir con sus tareas habituales, lo que equivale a reconocer una incapacidad del orden del 100%.

    3. Finalmente, plantea la inconstitucionalidad de los arts. 7, 8 y 10 de la ley 23.928, según texto dado por ley 25.561. Afirma al respecto que la prohibición de actualización de los importes de condena que las mentadas normas establecen, provocan un grave menoscabo del derecho de propiedad del reclamante por el desenfrenado proceso inflacionario que existe.

  3. El recurso no prospera.

    1. El tribunal de grado tuvo por acreditado que: a) el actor S., en su desempeño para "Tecnomatter I.C.S.A.", debía manipular caños de un peso que oscilaba entre 100 y 300 kilos con ayuda de algún compañero o varios de ellos según el peso; b) el día 27-IV-1995 sufrió un accidente mientras realizaba esa labor, siendo trasladado a la enfermería, retornando a su puesto de trabajo sin poder cumplir con sus tareas; y c) a partir del día siguiente no pudo retomar sus ocupaciones habituales.

      Asimismo tuvo por probado, por medio de las declaraciones testimoniales, la realización en forma manual de la movilización de los pesados caños y el escaso personal con el que se hacía. En tal sentido, señaló que el día del accidente el legitimado activo contó con la colaboración de un solo compañero que, además, era inexperto en esa función. Apuntó que esta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR