San Luis elige entre feudalismo y democracia

 
EXTRACTO GRATUITO

En ocasiones, los dirigentes políticos se presentan en las elecciones divididos como una estrategia para multiplicar. Los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá muchas veces simularon peleas como una artimaña para luego terminar uniendo fuerzas y mantenerse en el poder desde 1983. Con el tiempo, sus escaramuzas dejaron de ser creíbles. Sin embargo, la próxima elección general de gobernador en San Luis, por realizarse el 16 de junio, luego de 36 años de caudillaje familiar, los encuentra enfrentados, hasta tal punto que se presentarán en diferentes listas para competir por un nuevo período de gobierno que los continúe eternizando al frente de la provincia. En esta ocasión, hasta los más incrédulos sostienen que la pelea es real, porque ya no se trata de rencillas entre hermanos, sino de batallas entre familias. Por un lado, está la actual pareja de Adolfo, Gisela Vartalitis, y por el otro, uno de los hijos de Alberto, apodado Albertito, secretario general de la gobernación. Ellos lideran una disputa que ya no tiene que ver con quién se queda con la gobernación en el presente, sino con quién se apropia del legado político y económico de la dinastía a futuro. Lo que está en juego no solo son miles de votos; son también millones de dólares.Como un eco de la disputa, Adolfo acaba de denunciar que su hermano persigue a los empleados públicos que lo apoyan en su lucha por llegar a la gobernación, al tiempo que amenazó con liderar una "pueblada" contra el mandatario provincial.Meses antes, Alberto había reunido al congreso del PJ provincial e hizo expulsar del partido a su hermano por "inconducta partidaria", junto a otros 100 dirigentes.Esta situación convierte las elecciones provinciales ya no en una compulsa entre oficialismo y oposición, sino en una oportunidad única de decidir entre feudalismo y democracia. El pueblo de San Luis, por primera vez desde la recuperación del sistema democrático, estará obligado a optar entre Adolfo o Alberto, pero también serán libres de elegir una tercera fórmula con concretas posibilidades de ganar las elecciones, que representa a un frente opositor unificado encabezado por el exgobernador Claudio Poggi, secundado por el actual intendente de la ciudad capital, Enrique Ponce.Los Rodríguez Saá transformaron un sistema republicano y federal en un régimen unitario -por aislado y discrecional-; instalaron rasgos de una monarquía feudal en un país democrático; concretaron un avasallamiento institucional y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA