San Lorenzo estalla por todos lados

lo que faltaba: contrapunto mediáticoPor momentos, San Lorenzo parece hacer todo por jugar la Promoción o irse directamente al descenso. Empieza la fecha con una suerte de banderazo del público y con el respaldo de un par de resultados ajenos que lo alejan hasta de la Promoción. Después, vuelve a fallar, cae con Tigre 3-1, en Victoria, en la promocionada final y acto seguido, surgen esquirlas por todas partes. Carlos Bueno es un delantero uruguayo que amenaza mucho más de lo que concreta. Contratado con el visto bueno de Leonardo Madelón, el anterior DT, hizo cuatro goles, se lesionó y suele estar en el banco de suplentes con Ricardo Caruso Lombardi. Su futuro estará en México: no en diciembre, cuando vencerá su contrato, sino en breve, cuando acabe este suplicio. Ayer, en una recorrida por algunas radios, el uruguayo fue crítico con el entrenador. Y Caruso, que había prometido silenciarse días atrás, una vez más, respondió con enojo. No es el único jugador que empezó a fastidiarse con el DT. Es el primero que lo hace público. Aquí, un resumen de las palabras que, lógicamente, dañan a San Lorenzo:Bueno: "No siempre los cambios van a rendir como en el partido anterior. No estamos para guardarnos nada. El técnico dijo que era un momento para que jueguen los grandes".Caruso: "Estuvo lunes, martes y miércoles guardado porque no podía tomar frío, porque volvió del fin de semana libre en el que se fue a Uruguay con un estado gripal".Bueno: "No sé cómo es Caruso porque conmigo no tiene mucho trato. Tiene buena onda, pero yo no me siento a charlar con él".Caruso: "Mi relación con los jugadores es excelente. Con Carlos es diferente porque él no se me arrima tanto. Yo respeto a los jugadores: si no le gusta que me acerque, no lo hago"."No están para pelear el descenso"Cada palabra de Ricardo Caruso Lombardi genera fuego en el ambiente. El DT mejoró la pésima campaña de Leonardo Madelón, pero el equipo sigue sin brújula. No es el único responsable, claro: los referentes no están a la altura del desafío. La excepción es Leandro Romagnoli.Carlos Bueno, más allá de que es una figura polémica, representa lo que se piensa internamente: "Caruso quiere tener un banco fuerte. A mí me puede dejar afuera, pero un jugador como el Pipi tiene que estar; cuando entró, hizo cosas increíbles". Pocos partidos jugó Pipi desde el inicio. Pero es el único que expresa rebeldía, desde la experiencia. El resto, suele fallar, más allá de encuentros puntuales: Migliore (30), Bottinelli...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR