Salud del trabajador y riesgos del trabajo

Autor:Luis Gabriel Montenegro
Cargo:Abogado. Vocal Integrante del Instituto de Derecho Procesal del Colegio de Abogados de Mar del Plata
RESUMEN

“El sistema de la actual Ley de Riesgos del Trabajo por falta de reparación integral del daño derivado del accidente y/o enfermedad profesional, y cuya normativa actual implica un desmedro de los intereses y derechos de los trabajadores, continuador de la precarización laboral de los ’90, debe tender a su jerarquización constitucional, a través de reformar, transformar y plasmar normativamente... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

“Limitación de la reparación al trabajador, reparación integral, renta periódica e indemnización de pago única en la realidad argentina contemporánea y los efectos de la década de los ’90.”

“Dedicado a mi padre y amigo Luis Alberto Montenegro, incansable trabajador y abnegado luchador por lo que creía y quería, y cuya guía permanente y ejemplo de vida, echo de menos.”

I - Introito

“El sustantivo ‘abogado’ es muy genérico. Hay diversas especies de abogados y no son siempre los mismos atributos los que distinguen al buen abogado. El significado atribuido espontáneamente al término en nuestro país es el de abogado litigante, cuya misión consiste en promover y defender los derechos y los intereses de su cliente ante organismos del Estado dotados de potestades jurisdiccionales... Parece innecesaria la afirmación de que el buen abogado litigante debe conocer el derecho positivo... El buen abogado litigante debe conocer bien los trámites procesales a cumplir, las exigencias formales a cubrir, y la manera más adecuada de plantear su caso... Quien sólo ha ganado un conocimiento conceptual de las normas jurídicas generales no es un buen abogado litigante. Corre el riesgo de pérdida de contacto con la realidad, de inadecuada percepción de valores en juego y, por lo tanto, de carencia de fuerza argumentativa y persuasiva... El buen abogado litigante debe conocer detalladamente los hechos del caso... La actuación del abogado como tal le lleva a ejecutar delicados actos de preferencia, a seleccionar hechos, normas, y desarrollos argumentativos... El abogado litigante es una suerte de guerrero comprometido en una lucha. Ejercer su profesión significa enfrentar un adversario. Tiene frente a sí al abogado litigante seleccionado por la contraparte... El instrumento operativo del abogado es la palabra... El abogado debe hablar bien, oír y comprender con precisión y escribir con claridad y fuerza persuasiva... El solo conocimiento del Derecho no hace a un abogado un buen abogado litigante.” (JULIO CÉSAR CUETO RÚA, “CAPITULO V. EL BUEN ABOGADO LITIGANTE”).

La realidad contemporánea argentina, muestra – en no pocos campos del derecho – la todavía feroz y perjudicial ofensiva neoliberal de los años ’90, cuyos efectos llegan hasta nuestros días. Indudablemente, materias tan trastocadas por esos enervantes tiempos, como el derecho laboral, con lo que significó la precarización de los derechos del trabajador (tal como lo exponía el recordado maestro catedrático de la materia Derecho Laboral de la Facultad de Derecho de Mar del Plata, Dr. Alfredo Dario Mercere), han proyectado sus consecuencias disvaliosas, creando en algunos casos verdaderas anomias normativas, derivadas de declaraciones jurisprudenciales de insconstitucionalidad, sentencias que reemplazan la norma infraconstitucional, entre otros.

Así, Ley de Riesgos del Trabajo 24.557, ha cursado su camino desde la sanción parlamentaria, sin modificación legislativa a la fecha, no obstante el avance del derecho laboral en otros aspectos desde el marco normativo, y particularmente desde la jurisprudencia y doctrina. En este último aspecto, se puso en jaque todo el sistema de la LRT por falta de reparación del daño de manera integral, y cuya normativa actual implica un desmedro de los intereses y derechos de los trabajadores, continuador de aquella precarización laboral de los ‘90.

No cabe lugar a dudas que, normas deficientes y contrarias al trabajador, deben ser valoradas desde la óptica constitucional (integrada por la propia Constitución Nacional y los Tratados Internacionales incorporados con jerarquía constitucional), y desde los principios generales del derecho del trabajo.

En este marco de exposición, - tal como ha sido la intención temática de este Congreso – el principio general del derecho laboral por excelencia es la realidad (como ya lo ha sostenido el Dr. Beltrán Jorge Laguyás 1, por lo cual, la realidad social juega un papel crucial en esta transformación normativa, de acuerdo al art. 14 bis de la Constitución Nacional.

Y, específicamente la materia de los accidentes y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA