Sáez manejó el desarrollo y Croft fue inalcanzable

Gastón Sáez no va a olvidarse nunca de Croft. Es a la vez un caballo que lo hizo trabajar como pocas veces y el que le permitió lucirse hasta el punto de darle grandes satisfacciones.En diciembre pasado, cuando el hijo de Colonial Affair venía de varios traspiés en fila, consiguió un triunfo agónico en la misma pista y distancia de Palermo en la que ayer ganó el handicap Iberal (1800 m). Esa vez, Sáez lo exigió hasta el final para imponerse por el pescuezo.Y ayer, el jinete repitió la fórmula. Lo puso a correr desde que se abrieron las gateras y le calculó el gasto de energía para llegar cómodo al final. Cuatro cuerpos fue la diferencia con Diorbeam, el segundo, que llegó adelante de un grupo de cuatro caballos apretados en menos de dos cuerpos.El defensor del stud Mate y Venga no solamente aguantó adelante cuando se le arrimó Storm Donoso, sino que aprovechó los últimos metros, donde más se siente el cansancio, para alejarse.Después de aquella victoria a fines del año pasado, Croft no había podido volver al triunfo. En ninguna de esas pruebas pudo manejar el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba