Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala A, 25 de Abril de 2019, expediente CIV 38721/2009/CA1

Fecha de Resolución25 de Abril de 2019
EmisorCamara Civil - Sala A

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

38721/2009

M.M.C.c.C.D.E. Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS

(EXPTE.

N° 86.107/2008); “S. M. L. c/ C. D. E. Y OTROS s/ DAÑOS Y

PERJUICIOS” (EXPTE. N° 38.721/2009)

LIBRE N° 086107/2008/CA001

LIBRE N° 038721/2009/CA001

En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los días del mes de abril del año dos mil diecinueve, reunidos en acuerdo los señores jueces de la S. “A” de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados:

M.M.C.c.C.D.E. Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS

(EXPTE.

N° 86.107/2008); “S. M. L. c/ C. D. E. Y OTROS s/ DAÑOS Y

PERJUICIOS” (EXPTE. N° 38.721/2009) , respecto de la sentencia de fs.

616/640 el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿SE AJUSTA A DERECHO LA

SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señores jueces de cámara doctores: RICARDO LI ROSI – H.M. - SEBASTIÁN

PICASSO

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL DR.

RICARDO LI ROSI DIJO:

  1. La sentencia única de fs. 616/640 del expte.

    N° 86.107/2008 desestimó las demandas entabladas por M.C.M. y M. L.

    S. contra HVL-TAX S.R.L., D.E.C. y Orbis Compañía Argentina de Seguros S.A.-

    Contra dicha resolución se alzan las quejas de M.L.S., cuyos agravios de fs. 659/664 no fueron contestados.-

    Fecha de firma: 25/04/2019

    Alta en sistema: 16/05/2019

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

    La actora M.C.M. funda su recurso a fs.

    666/673, sin que obre réplica de la contraparte.-

    Las actuaciones indicadas en los párrafos que anteceden se encuentran agregadas en el expte. N° 86.107/2008.-

  2. La presente acción se origina a raíz del accidente de tránsito ocurrido el 25 de mayo de 2007 entre la motocicleta marca Yamaha modelo V. –rodado que era conducido por M.C.M. y en el que viajaba como acompañante M.S.– y el taxi Fiat Siena al comando del Sr. C., el cual tuvo lugar en la Av. Directorio en su intersección con la arteria R.I..-

    De acuerdo al relato expuesto por ambas reclamantes, el vehículo de alquiler que era ocupado por su conductor y otros tres o cuatro individuos comenzó a seguir a la motocicleta,

    zigzagueando reiteradamente por delante de su línea de marcha, mientras los ocupantes les decían groserías.-

    A pesar de los reclamos realizados por las ocupantes del motociclo, el demandado continuó cruzándose y cambiando reiteradamente de carril con la intención de obligarlas a detenerse.-

    Indican que, en esas circunstancias, M. colocó

    la luz de giro a fin de doblar hacia la izquierda e intentó sobrepasar al taxi para tomar la calle R.I., momento en el cual el chofer del automóvil cerró su marcha intempestivamente hacia el último carril por el que se desplazaban las actoras. De tal manera, el demandado invadió su mano de circulación, no pudiendo evitar que la motocicleta chocara contra el lateral trasero izquierdo del vehículo que se había atravesado.-

    Como consecuencia del impacto, ambas reclamantes cayeron al pavimento y sufrieron graves lesiones.-

    A su turno, en el marco del expte. N°

    86.107/2008, la codemandada HVL-TAX S.R.L. y la citada en garantía brindan una versión alternativa del hecho.-

    Señalan que el Sr. C. circulaba solo en el automóvil y estaba detenido sobre la Av. Directorio, en su intersección con R.I., a la espera de que el semáforo habilitara su marcha.-

    Fecha de firma: 25/04/2019

    Alta en sistema: 16/05/2019

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    Relatan que, en tales circunstancias, el rodado Fiat Siena resultó violentamente embestido en la parte trasera izquierda por la motocicleta en la que se desplazaban las actoras.-

    Manifiestan que la conductora de la moto circulaba a alta velocidad, sin prestar atención a las contingencias del tránsito y perdió el dominio de su vehículo.-

    En el expte. N° 38.721/2009, los mismos sujetos pasivos agregan que la motocicleta carecía de frenos en su rueda trasera y de luz posterior.-

    Asimismo, ponen de resalto que de la causa penal surge que ambas tripulantes de la moto poseían aliento etílico.-

    Por su parte, el codemandado D.E. C. es declarado rebelde en ambas causas.-

    La sentencia dictada en la instancia de grado rechazó las demandas entabladas, por considerar que se acreditó la responsabilidad de M.C.M. en la producción del hecho.-

    Ambas apelantes cuestionan el análisis de la prueba rendida y lo decidido en cuanto a la responsabilidad en el siniestro.-

  3. Establecido lo anterior, creo necesario recordar que los jueces no están obligados a hacerse cargo de todos y cada uno de los argumentos expuestos por las partes ni a analizar las pruebas producidas en su totalidad, sino tan solo aquéllos que sean conducentes para la correcta decisión de la cuestión planteada (conf. arg. art. 386, Cód.

    Procesal y véase S. F en causa libre Nº 172.752 del 25/4/96; CS, en RED

    18-780, sum. 29; C.., sala D en RED, 20-B-1040, sum. 74; C..

    Civil y Com., sala I, ED, 115-677 -LA LEY, 1985-B, 263-; CNCom., sala C

    en RED, 20-B-1040, sum. 73; SC Buenos Aires en ED, 105-173, entre otras).-

  4. A fin de determinar el encuadre jurídico de esta acción, cabe señalar que la situación del rodado de la parte emplazada se encuentra alcanzada por la presunción establecida por el artículo 1113,

    párrafo segundo in fine del Código Civil, que regula lo atinente a la responsabilidad civil por el riesgo de las cosas, porque se ha entendido que Fecha de firma: 25/04/2019

    Alta en sistema: 16/05/2019

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

    esa norma es de estricta aplicación a los accidentes en que la colisión se produce entre un automotor y una motocicleta de escaso porte (conf. esta S., voto de la Dra. A.M.L. en Libres nº 54.180 del 19/10/89;

    íd. 293.808 del 3/8/00; voto del Dr. H.M. en Libre nº 231.506 del 2/2/98; voto del Dr. J.E.P. en Libre nº 317.633 del 15/6/00;

    mi voto en Libre 511.462 del 19/3/09; íd. 584.787 del 29/11/11; íd.

    020825/2012/CA001 del 21/9/17, entre muchos otros).-

    Así, pues, el solo hecho de haberse demostrado que el vehículo de mayor porte tomó contacto con la motocicleta,

    determinó que la víctima tuviese a su favor una presunción de responsabilidad que alcanza al dueño y guardián de la cosa riesgosa, quien,

    para eximirse de tal atribución, debía demostrar que el evento acaeció por culpa de la víctima, la de un tercero por quien no debía responder, o el caso fortuito que fractura el nexo de causalidad.-

    En ese sentido, la doctrina plenaria dictada in re: “V., E.F.c./ El Puente S.A.T. y otro s/ Daños y Perjuicios”

    del 10 de noviembre de 1994, se entiende excluida en los supuestos en que uno de los rodados que protagoniza el accidente es de escaso porte, lo que obliga a extremar el rigor con que deben aplicarse las disposiciones de tránsito que atañen a los automotores (conf. esta S. en Libre nº 74.818 del 21/12/90, n° 498.701 del 10/7/08, n° 584.787 del 29/11/11 y 020825/2012/CA001 del 21/9/17, entre muchos otros). Estas precisiones son las que permiten sostener que, en efecto, a la víctima le bastaba con acreditar el daño y el contacto con la cosa de que provino, mientras que corría por cuenta de la otra parte la obligación de aportar las pruebas que configuren algunos de aquellos eximentes legales.-

  5. Habiendo sido cuestionada la responsabilidad que el sentenciante de grado atribuyera a M.C.M., pasaré

    a analizar los agravios vertidos por las apelantes.-

    Corresponde, entonces, proceder al estudio de las pruebas que se vinculan a la cuestión de fondo, las cuales se encuentran incorporadas en la causa penal N° 2526.-

    Fecha de firma: 25/04/2019

    Alta en sistema: 16/05/2019

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    En primer lugar, habré de anticipar que no se encuentra acreditada la versión del hecho que relatara la parte emplazada en el marco del expte. N° 86.107/2008.-

    El conductor del taxímetro, Sr. C., no se presentó a contestar demanda en estas actuaciones civiles. Empero, al prestar declaración indagatoria manifiesta que se encontraba detenido en el semáforo de la avenida Directorio en su intersección con R.I..

    Indica que, cuando ya se estaba por poner la luz del semáforo en verde,

    sintió el impacto de la colisión de la motocicleta en la parte trasera del lado izquierdo de su vehículo. Cabe señalar que en la declaración indagatoria el demandado manifiesta que venía en el taxi con dos pasajeras (cfr. fs.

    247/248 de los obrados penales).-

    Dicho relato difiere con lo expresado en las contestaciones de demanda en el expte. N° 86.107/2008, pues en esa oportunidad se manifestó que el Sr. C. circulaba solo en el automóvil.-

    Además, en el marco de la causa penal presta declaración testimonial la Sra. A.C.B., quien supuestamente era una de las pasajeras del taxi. La deponente manifiesta que el automóvil se encontraba detenido en el semáforo y que una moto lo embistió de atrás. Sin embargo,

    a la hora de precisar las circunstancias del hecho, expresa que en la moto venía un chico, cuando está demostrado que las víctimas del siniestro fueron dos mujeres. Agrega la testigo que el hecho fue a la “tardecita”,

    pasadas las 18:30/19 hs., mientras que el acta de instrucción policial da cuenta que dicha autoridad fue requerida a las 3:30 de la madrugada (cfr. fs.

    1 de la causa penal). Asimismo, la declarante indica no conocer a E.T.,

    mujer que habría sido identificada por C. como la otra pasajera del taxi (cfr.

    fs. 272/272 vta. del expediente tramitado en sede represiva).-

    A raíz de los dichos de la Sra. B., el J. en lo Correccional decidió remitir copia de las actuaciones a la Cámara de Apelaciones de dicho fuero ante la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR