Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 3 de Septiembre de 2013, expediente 23133/2013

Fecha de Resolución: 3 de Septiembre de 2013
Emisor:Camara Comercial - Sala D
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CNCom, D, 23133/2013. RUTAS AL SUR S.A. S/ CONCURSO

PREVENTIVO S/ INCIDENTE DE REVISION PROMOVIDO POR CV1

CONCESIONARIA VIAL S.A. JUZGADO 12 (23).

Buenos Aires, 10 de septiembre de 2013.

  1. La pretensa acreedora apeló la resolución de fs. 1004/1008 que rechazó la revisión promovida en fs. 389/393 (fs. 1013).

    Los agravios fueron expuestos en fs. 1015/1018 y resistidos en fs.

    1025/1026 y fs. 1028/1032 por la sindicatura y la concursada,

    respectivamente.

  2. Quienes suscriben este pronunciamiento adhieren a un criterio de amplia tolerancia para ponderar la suficiencia de la técnica recursiva exigida por el cpr 265, por entender que tal directiva es la que más adecuadamente armoniza el cumplimiento de los requisitos legales impuestos por la referida norma, con la garantía de la defensa en juicio de raigambre constitucional.

    De allí entonces que el criterio de apreciación al respecto debe ser amplio, atendiendo a que, por lo demás, los agravios no requieren formulaciones sacramentales, alcanzando así la suficiencia requerida por la ley procesal cuando contienen en alguna medida, aunque sea precaria, una crítica concreta, objetiva y razonada a través de la cual se ponga de manifiesto el error en que se ha incurrido o que se atribuye a la sentencia y se refuten las consideraciones o fundamentos en que se sustenta para, de esta manera,

    descalificarla por la injusticia de lo resuelto.

    Pero también se ha dicho, en forma reiterada, que no obstante tal amplitud en la apreciación de la técnica recursiva, existe un mínimo en la misma por debajo del cual las consideraciones o quejas traídas carecen de entidad jurídica como agravios en el sentido que exige la ley de forma, tal como ocurre en el sub lite donde la apelante no plantea otra cosa que una disconformidad con lo decidido en la anterior instancia.

    Y es que no resulta legalmente viable discutir el criterio judicial sin apoyar la oposición en basamento idóneo o sin dar razones jurídicas a un distinto punto de vista.

    En la especie la queja traída no cumplimenta la exigencia legalmente impuesta, pues en dicho escrito la parte se limita a exteriorizar una opinión discrepante, sin hacerse cargo de los medulares fundamentos tenidos en cuenta para rechazar la pretensión; esto es, que (i) en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA