Rusia, 20 años después

 
EXTRACTO GRATUITO

El día de Navidad de 1991, el entonces presidente soviético, Mikhail Gorbachov, anunciaba públicamente su dimisión.De esa manera culminaba la lenta agonía de la Unión Soviética, que técnicamente dejó de existir algunos meses después, cuando Boris Yeltsin y sus colegas de Bielorrusia y Ucrania así lo formalizaron luego de una catarata de declaraciones de independencia por parte de quince ex repúblicas soviéticas, que se apuraron a recuperar sus identidades aún vigentes.El imperio soviético, que contribuyó sustancialmente a la derrota de los nazis, llevó al primer hombre al espacio y martirizó inhumanamente ?hasta el horror? a su propio pueblo, despojándolo de sus libertades básicas, pasaba entonces a la historia.Así terminaba la Guerra Fría y desaparecía un mundo de estructura bipolar, ante la autodemolición de una de las dos grandes potencias.El fracaso político del comunismo fue acompañado del económico, que, de pronto, quedó desnudo, a la vista de todos. A la caída del régimen siguieron años de fragilidad, con aumento de la pobreza, degradación económica y deterioro de las estructuras productivas.Desde 2000 y hasta 2008, un hombre fuerte, un ex agente de la KGB, Vladimir Putin, se instaló en el timón del país agitando las banderas del nacionalismo.Luego de una etapa intermedia, cuidadosamente planeada para mantener el poder, ahora Putin aspira a regresar formalmente al centro del escenario en las próximas elecciones presidenciales, de marzo del año próximo.Es el líder frío que sostuvo, con enorme nostalgia, que la caída del imperio soviético había sido "la catástrofe geopolítica más grande del siglo XX".Desde su llegada a la presidencia, Putin, primero, y su escudero Medvedev, después, alimentaron la ilusión de que Rusia recupere su papel de potencia mundial.En 2008, por vez primera desde la caída del imperio soviético, Rusia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA