Rusia y China, o EE.UU.: ¿le conviene a la Argentina tomar partido en la geopolítica de la vacuna?

Objeto preciado de 2021 y probablemente de toda la década que comienza,Hoy esa colaboración dio paso a una"Quién diría que en medio de esta pandemia atroz que rompió todos los modelos para gestionar el Estado las únicas vacunas con las que contamos hoy son rusas y chinas. ¿Qué cosa, no?", dijo en el acto por el 24 de Marzo, en Las Flores.La crítica por elevación de la vicepresidenta a Estados Unidos es también una descripción de la política de compra de vacunas de la Argentina:Sí, hoy nuestras vacunas provienen de China y Rusia. Pero1- Las ambiciones de Moscú y PekínDe Israel a Chile o Emiratos Árabes Unidos,En ese listado de contribuyentes hay dos donantes visiblemente ausentes: Estados Unidos y la Unión Europea (UE).Ursula von der Leyen, titular de la Comisión Europea, admitió en marzo pasado que el bloque -que tiene comprometidas 1885 millones de dosis para este año (4,66 por habitante), según la base de datos de vacunas de la Universidad de Duke- no estará en condiciones de donar vacunas hasta que Europa alcance un cierto nivel de inmunidad.Claro que el dinero no sirve mucho si no hay vacunas para comprar. Covax está prácticamente paralizado por los problemas de producción en fábricas de varios países y por las trabas a las exportaciones de vacunas, en especial en la India.Ante ese escenario,Sin embargo, lo es a medias.El primer problema con el que se topa la decisión es que las vacunas no llegan.Pero ambas enfrentan enormes trastornos para escalar la producción de vacunas, dentro y fuera de sus límites nacionales, tanto que hasta sus inmunizaciones locales son bajas. Rusia aplicó dosis equivalentes al 8,5% de su población y China, 13%. A la Argentina, por ejemplo, llegaron solo 18% de 25 millones de Sputnik V compradas, y el 50% de las Sinopharm, que además fueron las más caras.2- Contraofensiva de WashingtonEl segundo problema es más una pregunta que un inconveniente.En ese proceso,"Creo que, una vez que alcancemos cierto nivel de vacunación, vamos a ver un mayor compromiso de la administración Biden con el mundo. Ya estamos viendo señales. No va a ser una diplomacia como la de otros países [en alusión a Rusia y China], que distribuyen y venden dosis a naciones que son objetivos estratégicos. Probablemente sea una política más orientada a ayudar y distribuir vacunas en regiones de mucho contagio, como África y América latina", explica a la nacion Tom Bollyky, director del programa de Salud Global...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba