Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 5 de Diciembre de 2012, expediente P 107781

PresidenteHitters-de Lázzari-Genoud-Pettigiani
Fecha de Resolución 5 de Diciembre de 2012
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 5 de diciembre de 2012, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresHitters, de L., G., P.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa P. 107.781, "R. ,J. . Recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley. Tribunal de Casación. Sala I[I]".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, mediante el pronunciamiento dictado el 28 de abril de 2009, casó parcialmente la sentencia impugnada (por la que el Tribunal Criminal Nº 1 de Lomas de Z. había condenado aJ.D.R.G. a la pena de quince años de prisión, accesorias legales y costas como autor penalmente responsable del delito de homicidio en ocasión de robo -arts. 12, 29 inc. 3º, 40, 41, 41 bis, y 165 del Código Penal-; fs. 8/17 del presente legajo), calificó legalmente el hecho como homicidio en ocasión de robo en grado de tentativa, descartó la agravante prevista en el art. 41 bis primer párrafo del Código Penal y, teniendo en consideración las atenuantes meritadas por ela quoy la ausencia de agravantes, disminuyó la pena a imponer a J.D.R. a doce años de prisión, accesorias legales y costas (arts. 18 de la Constitución nacional; 168 y 171 de la Constitución provincial; 40, 41, 41 bis, segundo párrafo, 42 y 165 del Cód. Penal; 1, 106, 210, 371, 373, 375, 448 -a contrario-, 530, 531 y cctes. del C.. P.. Penal; fs. 71/85).

  1. Frente a ello, el señor Fiscal del Tribunal de Casación articuló recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (fs. 137/145 vta.), que fue concedido por esta Corte (fs. 185/189 vta.).

    Oído el señor S. General (fs. 218/225 vta.), dictada la providencia de autos (fs. 226),y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

    C U E S T I Ó N

    ¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto por el señor F. ante el Tribunal de Casación Penal?

    V O T A C I Ó N

    A la cuestión planteada, el señor J. doctorH. dijo:

  2. Contra el pronunciamiento reseñado en los antecedentes el señor F. ante el Tribunal de Casación Penal interpuso el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley que luce a fs. 137/145 vta.

    1. En primer lugar plantea la errónea aplicación del art. 434 del Código Procesal Penal; y violación de la doctrina legal de la Corte, con cita, entre otros, de los precedentes P. 74.869 y P. 100.811 (fs. 138 vta./140 vta.).

      Sostiene que el Tribunal intermedio modificó la calificación legal del hecho sin que hubiera existido un oportuno planteo de las partes que abriera su competencia. Precisa que el entonces recurrente no introdujo el agravio al momento de interponer el recurso de casación -límite temporal para exponer los motivos de casación, art. 451 del Código Procesal Penal-, y que la audiencia prevista en el art. 458 del Código Procesal Penal no es útil a ese fin.

      Denuncia que no se han observado los arts. 434, 448 y concordantes del Código Procesal Penal, a cuya consecuencia se configuró -dice- un claro supuesto de exceso de jurisdicción o demasía decisoria. Afirma que ello afecta la garantía constitucional del debido proceso (arts. 18 y 33 de la Constitución nacional; y 10 y 15 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires) y de la cosa juzgada, lo que torna arbitraria la sentencia impugnada. Aduce que la inobservancia legal denunciada reviste gravedad institucional.

    2. En segundo lugar, postula la errónea aplicación del art. 42 del Código Penal en función del 165 del mismo cuerpo legal; y violación de la doctrina legal de la Corte sentada, entre otros, en los precedentes P. 99.596 y P. 101.062 (fs. 140 vta./143).

      Después de reseñar el hecho adjudicado y repasar el contenido del pronunciamiento intermedio atinente a esa temática, afirma que la aplicación del art. 42 del Código Penal resuelta por el Tribunal de Casación deviene errónea. A su juicio, el hecho se encuentra consumado desde que se produjo el homicidio, sin importar la suerte final del desapoderamiento.

      Argumenta que la norma contenida en el art. 165 del Código Penal tipifica una circunstancia agravante del delito de robo contemplado en el art. 164 del mismo cuerpo legal: que con motivo u ocasión de robo resultare un homicidio. Agrega que "la ilicitud resultante viene a materializar un tipo penal de ofensa compleja, toda vez que los bienes jurídicos que la conducta incriminada ofende son plurales: la propiedad y la vida de las personas" (fs. 141 vta.).

      En apoyo de su postura, cita doctrina de diversos autores y transcribe jurisprudencia de este Cuerpo.

    3. Por último, se queja de la errónea obliteración del art. 41 bis en relación al aludido 165 -ambos del Código sustantivo-; y violación de la doctrina legal de esta Corte sustentada en las causas P. 100.072, P. 104.085, P. 102.000, P. 101.760 y P. 100.754 (fs. 143/145).

      Comienza explicando que la pauta prevista en el art. 41 bis del Código Penal comporta una circunstancia agravante de carácter general que incrementa la escala penal para cualquier delito, si su ejecución tuvo la modalidad violenta y/o intimidante propia de la exhibición amenazante o la utilización de armas de fuego.

      Y concluye que el art. 41 bis del Código Penal es aplicable al delito de homicidio en ocasión de robo porque se trata de un delito doloso cuya acción típica exige violencia contra la víctima, y no contiene en forma expresa dentro de su estructura la circunstancia consistente en el empleo de un arma de fuego.

  3. El señor S. General dictaminó a favor de la procedencia del recurso respecto de los tres agravios traídos (fs. 115/118).

  4. Disiento en parte con esa opinión.

    1. El planteo inicial, de índole procesal con repercusión constitucional -exceso jurisdiccional en que habría incurrido la Casación al modificar la calificación legal a raíz de un planteo tardío de la defensa- no es de recibo.

      Reiteradamente ha observado esta Corte, en torno al alcance de la competencia del órgano revisor, que el art. 435 del Código Procesal Penal faculta a los magistrados a expedirse "más allá de los motivos de agravio cuando ello permita mejorar la situación del imputado" (conforme P. 88.980, sent. del 8/III/2007; P. 100.047, sent. del 30/IX/2009; P. 102.850, sent. del 2/IX/2009; P. 104.131, sent. del 16/XII/2009; P. 101.036, sent. del 3/III/2010; P. 105.290, sent. del 23/III/2010; entre muchas otras).

      A la luz de la existencia de esa atribución legal del órgano jurisdiccional para expedirse sobre asuntos no planteados (o tardíamente introducidos) en los recursos -que no fue objeto de consideración alguna en la impugnación en trato- no logra ponerse en evidencia la alegada transgresión al debido proceso y la cosa juzgada, ni la denunciada arbitrariedad del pronunciamiento o la mentada...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR