Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 14 de Marzo de 2018, expediente CIV 070412/2009/CA001

Fecha de Resolución14 de Marzo de 2018
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B 70412/2009 R.J.C. c/ DE LA TORRE JOSE MARIA Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC. TRAN. C/LES. O MUERTE)

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de marzo de dos mil dieciocho, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “R.J.C. c/ DE LA TORRE JOSE MARIA Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC. TRAN.

C/LES. O MUERTE)” (Expte. n° 70412/2009) respecto de la sentencia de fs.

313/328, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: R.P. -M.L.M. -CLAUDIOR.F. A la cuestión planteada, el Dr. P. dijo:

  1. - J.C.R. demandó a J.M. de la Torre; C.C.M. y/o quien en definitiva resultare dueño, guardián o responsable civil del automotor Dodge “D” 200, (dominio WMV 761) al día 9 de octubre de 2007.

    Expuso que aquél día, alrededor de las cinco de la mañana, en circunstancias en que conducía su automóvil Fiat Siena, dominio DMY-241, por la avenida L. de la localidad de Claypole, partido de Almirante Brown, provincia de Buenos Aires, resultó impactado por el vehículo Dodge más arriba citado, conducido por De la Torre, quien circulaba por la misma avenida en sentido contrario y, por circunstancias que desconoce, perdió el control. Afirmó que a causa del impacto sufrió distintas lesiones físicas que le provocaron los daños patrimoniales y extra patrimoniales que reclama, cuya cuantía estimó en $ 184.840, o lo que en más o en menos surgiera de la prueba a producirse.

    En la sentencia obrante a fs. 313/328, por un lado, el Sr. Juez hizo lugar a la demanda con relación a De La Torre y extendió la condena a la empresa “Aseguradora Federal Argentina S.A.” con costas y por otro, la rechazó respecto C.C.M., quien resultó ser la titular registral del vehículo Dodge Fecha de firma: 14/03/2018 Alta en sistema: 15/03/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #12708895#200817023#20180312092625397 dominio WMV 761 pues, a su entender, aun cuando esta última no utilizó el mecanismo previsto por el art. 27 de la ley 22.977 (denuncia de venta), igualmente debe ser eximida de la responsabilidad que se le atribuye pues logró

    probar que a la fecha del accidente se había desprendido de la guarda del automóvil. En este último caso impuso las costas al actor.

  2. - El apoderado del actor (ver f.42) interpuso recurso de apelación a f.

    330, el cual fue concedido libremente a f. 331. Dicho recurso fue sostenido con la expresión de agravios agregada a fs. 358/361, cuyo traslado no se contestó.

    Luego de señalar que de acuerdo con el art. 1113 del Código Civil, texto según decreto- ley 17.711, “la responsabilidad del dueño y del guardián en la norma citada no son excluyentes sino concurrentes” y “que cada uno responde frente al damnificado por un título distinto”, el recurrente expresa que “en los casos en que el dueño se desprende voluntariamente de la guarda de la cosa, aquél solo puede librarse si esa fue usada contra el destino autorizado o el que regularmente sirve según su naturaleza, o en contra de la finalidad del desprendimiento” y recuerda que en el régimen de los automotores la inscripción tiene carácter constitutivo del dominio (art. 1 decreto 6582/58).

    Agrega que “…Ese es el “dueño” al cual alude el art. 1113 del Código Civil, dueño que a la luz de lo que nos enseñan los hechos, puede o no ser el guardián del rodado. Sin embargo la aplicación rígida de la normativa legal llevó a que la jurisprudencia, con dudoso acierto, intentara morigerar y hasta excluir la responsabilidad del dueño que se había desprendido de la guarda jurídica del automotor, lo que en general sucedía cuando enajenaba el rodado sin efectuarse la transferencia ante el registro. En ese contexto fue que se dictó el plenario “Morrazo” en el año 1980, o sea 12 años después de la reforma de la ley 17.711. La reacción del legislador ante esa doctrina plenaria fue convalidarla mediante la norma del art. 27 de la ley 22.977 que creó una figura especial para el caso de los automotores denominada “denuncia registral de la venta”, la cual efectuada por el dueño que había cedido la guarda del rodado le permitía eximirse de su responsabilidad como dueño.- O sea que a partir del dictado de la ley 22.977 los automotores dejaron de participar del régimen legal general que para las cosas riesgosas o viciosas establecía el art. 1113 del Código Civil, para pasar a contar con un régimen específico que consagraba un eximente especial que contrariaba el principio general de la responsabilidad concurrente del dueño y del guardián”

    Fecha de firma: 14/03/2018 Alta en sistema: 15/03/2018 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #12708895#200817023#20180312092625397 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B Refiere que “el Sr. Juez de la anterior instancia considera que aún cuando el dueño (titular de la inscripción registral) no haya utilizado el mecanismo previsto por el art. 27 de la ley 22.977, tiene igualmente la posibilidad de eximirse de responsabilidad demostrando de manera fehaciente que ha perdido la guarda con anterioridad al hecho generador de la responsabilidad.-En tal sentido considera que la denuncia de venta no sería el único mecanismo que permita proteger...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR