Sentencia Interlocutoria de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 11 de Julio de 2012, expediente Rc 116130

PresidenteHitters-de Lázzari-Genoud-Kogan
Fecha de Resolución11 de Julio de 2012
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA
  1. 116.130"R., B.C.H. de S.M.M. y L.N. y Otros. Escrituración".

//Plata, 11 de julio de 2012.

AUTOS Y VISTO:

Los señores jueces doctores Hitters, de L., G. y K. dijeron:

  1. La Sala I de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de General San Martín, en lo que importa destacar, confirmó la decisión de la instancia anterior que desestimando las excepciones opuestas por el codemandado M.Á.H., acogiera -parcialmente- la demanda promovida por el actor B.R., siendo ella la de daños y perjuicios ante la imposibilidad de cumplimiento de la acción escrituraria (fs. 293/311 y 415/429 vta.).

  2. Frente dicho fallo, el apoderado del coaccionado H. deduce recursos extraordinarios de nulidad e inaplicabilidad de ley (fs. 433/437), los cuales -se adelanta- deben ser desestimados en atención a su fundamentación promiscua (arts. 279, 296 y 299, C.P.C.C.; 31 bis, ley 5827).

    En efecto, esta Corte ha sostenido que son de tal manera distintas las fuentes de los medios de impugnación a que se refieren los arts. 168 y 171 de la Constitución provincial, 279 y 299 del Código Procesal Civil y Comercial, que el hecho de pretender fundarlos en los mismos argumentos o entrelazándolos -salvo supuestos excepcionales que en el caso no concurren- es totalmente inadmisible (conf. doct. Ac. 104.641, 10-IX-2008; Ac. 99.573, resol. del 2-VIII-2009; C. 111.850, resol. del 9-XII-2010; C. 113.564, resol. del 4-V-2011; C. 114.674, resol. del 5-X-2011).

    Siendo ello así, corresponde el rechazo de los embates cuya promiscuidad argumental (fs. 434 vta./437) genera una confusión en la que no es posible desentrañar dónde comienza o finaliza uno u otro (conf. doct. Ac. 91.830, sent. del 3-V-2006; Ac. 99.573, C. 111.850 y C. 114.674, cits.) no resultando función de este Tribunal suplir esta clase de deficiencias.

    Es que los recursos extraordinarios tienen exigencias técnico-formales propias, de insoslayable cumplimiento, que la Suprema Corte no puede dejar de lado, pues de lo contrario, se infringen las normas de carácter constitucional y legal que lo sustentan (arts. 161, C.. prov.; 279, 298 y 299, C.P.C.C.; Ac. 57.323, sent. del 13-II-1996; Ac. 104.641, Ac. 99.573, C. 111.850 y C. 114.674, cits.), motivos por los cuales deben desestimarse los medios revisores deducidos (art. 31 bis, ley 5827).

  3. ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR