Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 29 de Junio de 2016, expediente A 71197

PresidenteNegri-Pettigiani-Kogan-de Lázzari-Soria
Fecha de Resolución29 de Junio de 2016
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 29 de junio de 2016, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores N., P., K., de L., S., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa A. 71.197, "Roo Cortes Vela, J. contra Municipalidad de Berazategui. Recurso de inaplicabilidad de ley".

A N T E C E D E N T E S

La Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo con asiento en la ciudad de La P. rechazó el recurso de apelación interpuesto por el señor J.R.R. Cortes Vela y confirmó, en consecuencia, la sentencia del juez de primera instancia que desestimó la pretensión del actor tendiente a la anulación del acto administrativo mediante el cual la comuna accionada dispuso su cese en la planta mensualizada, dependiente de la Secretaría de Cultura y Educación (v. fs. 243/246).

Disconforme con ese pronunciamiento el demandante interpuso recursos extraordinarios de inaplicabilidad de la ley y de nulidad, siendo concedido el primero de ellos por la Cámara actuante y el segundo denegado por no verificarse los presupuestos procesales para su admisibilidad (v. fs. 258/259).

Dictada la providencia de autos para resolver el recurso de inaplicabilidad de ley (fs.265), glosado el memorial presentado por la Municipalidad de Berazategui (fs. 268/277) y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, esta Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de la ley o doctrina legal interpuesto?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor Juez doctor N. dijo:

  1. En lo que al recurso extraordinario interpuesto interesa, el a quo confirmó la sentencia de grado en cuanto desestimó la pretensión del actor considerando que no procedía anular el acto administrativo por el cual se dispuso su cese, por razones de servicio, en las tareas docentes que desempeñara en diferentes establecimientos educativos, como empleado de planta mensualizada.

    Para así decidir sostuvo que las designaciones del accionante se concretaron en el marco de la ley 11.757, como personal temporario y que, en esas condiciones, no ostentaba la estabilidad laboral a la que hace referencia el art. 14 bis de la Constitución nacional.

    Recordó que los agentes mensualizados se encuentran incorporados a un régimen de excepción que los aparta de las normas generales aplicables a aquellos empleados regidos por el respectivo estatuto, no poseyendo más estabilidad en el empleo que la que surge del acto de designación.

  2. Contra dicho pronunciamiento la parte demandante interpuso recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en el que denuncia un absurdo razonamiento por parte de la alzada y la violación y errónea aplicación de la ley y la doctrina legal del Tribunal.

    Se agravia en tanto, a su entender, la Cámara aplicó erróneamente el marco normativo que rige la materia, comprendiendo que el único parámetro para adoptar la decisión del caso lo constituye el tipo de tareas desarrolladas, derivando de ellas, directamente, el carácter temporal de su actividad.

    Alega que se verifica en la sentencia recurrida un error in iudicando, toda vez que se otorga validez a un acto administrativo de cesantía carente de fundamentación y dictado sin el debido respeto a su derecho de defensa en juicio.

    Asimismo, denuncia que la alzada ha omitido la aplicación de la ley 11.757 y de la doctrina derivada de la causa "M.", resuelta por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en lo atinente a los derechos garantizados con la estabilidad en el empleo público.

  3. El recurso prospera.

    1. No es un hecho controvertido que el actor ingresó a la Municipalidad de Berazategui con fecha 1-II-2000, en la planta mensualizada, como profesor con 25 horas cátedras, dependiente de la Secretaría de Cultura y Educación (conf. dec. 140/2000, glosado a fs. 60/62).

      Conforme surge de las constancias obrantes en la causa, dicho vínculo se prolongó hasta el 1 de septiembre de 2005, fecha a partir de la cual, por decreto 1138/2005, se dispuso su cese (fs. 40/41, 44/45).

      Como alega el recurrente, el proceder de la alzada importa, de un lado, la falta de consideración de otros elementos que demuestran que la relación laboral entablada entre las partes tuvo la nota de permanencia propia del trabajo estable y, de otro, la errónea subsunción del relato de la situación del accionante en las normas estatutarias aplicadas.

      De ese modo, considero que el a quo se desentendió de la real...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR