Se rompe una tendencia histórica de las cárceles: hay más presos condenados que procesados

 
EXTRACTO GRATUITO

Las últimas estadísticas en materia carcelaria confirman un giro histórico que comenzó a esbozarse en la anterior medición: hay más presos condenados que procesados y la diferencia entre unos y otros va en lento aumento. Así lo indica el informe del Sistema Nacional de Estadística sobre Ejecución de la Pena (Sneep), que contiene los datos de todas las del país actualizados al 31 de diciembre de 2017. El otro dato central que confirma el relevamiento es el crecimiento sostenido de la población penitenciaria: llegó a 85.283, un 61% más que una década atrás, cuando se contabilizaron 52.457 reclusos.El informe sostiene que el 54,4% (46.405) de los presos del país tiene condena. Entre 2006 y 2015, la cantidad de personas procesadas superaba a la de reclusos condenados. Eso se revirtió por primera vez en 2016 y la tendencia se consolidó el año pasado."El primer dato saliente del informe es que por segundo año consecutivo se rompe la tendencia histórica argentina de que haya más procesados que condenados en nuestra cárceles", dijo a LA NACION Juan José Benítez, subsecretario de Justicia y Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. "Este año fue significativo porque creció un 3% con respecto a 2016", añadió.Según los datos del informe, las cifras atribuidas a la provincia de Buenos Aires (la que tiene la mayor cantidad de presos: 37.586, el 44% del total) fueron el motor de esa reversión. El Sneep revela que al 31 de diciembre de 2017 había en las unidades del Servicio Penitenciario Federal 11.861 detenidos; de ellos, solo el 42% eran condenados.En la Argentina hay 301 unidades de detención. Los sistemas con más cárceles son el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), con 54 penales, y el Servicio Penitenciario Federal (SPF) con 32. La población total a diciembre de 2017 alcanzaba los 85.283 presos. En tanto, había unas 6878 personas alojadas en comisarías y destacamentos.La tasa penitenciaria en la Argentina es de 194 presos cada 100.000 habitantes, una de las más bajas de la región, aunque la cantidad de detenidos aumentó radicalmente en los últimos años: en 2006 había 54.000 personas detenidas en el país, es decir, en 11 años aumentó un más del 61%.Las provincias con mayor cantidad de presos que cuentan con condena son Neuquén (93,6%), Santiago del Estero (90,2%), Río Negro (86,9%) y Chaco (84,8%). Buenos Aires pasó el último año, por primera vez, a tener más condenados que procesados (49,5 a 53,5%). En los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA