Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala J, 30 de Mayo de 2017, expediente CIV 035268/2009/CA001

Fecha de Resolución30 de Mayo de 2017
EmisorCamara Civil - Sala J

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J Expte N° 35.268/2009 “R. c/ Obra Social de la Union

Obrera Metalúrgica de la República Argentina y otros s/ daños y

perjuicios” Juzg N° 61.

nos Aires, a los 30 días del mes de mayo de 2017,

reunidas las Señoras Jueces de la Sala “J” de la Excma. Cámara Nacional de

Apelaciones en lo Civil, a fin de pronunciarse en los autos caratulados: “Romero

Sandra Mabel c7 Obra Social de la Union Obrera Metalúrgica de la

República Argentina y otros s/ daños y perjuicios”

La D. dijo:

I. La sentencia obrante a fs. 278/293 hizo lugar a la demanda entablada

por la Sra. S. M. R.,condenado en consecuencia a los

codemandados P., Obra Social de la Unión Obrera

Metalúrgica de la República Argentina, A. y Buenos Aires Servicos

de Salud S.A. UTE” al pago de la suma de $ 250.000 con mas intereses y costas

del proceso.

La presente acción se origina en el reclamo efectuado por la accionante

por los daños y perjuicios derivados de la negligente atención médica recibida

por el especialista en traumatologia A., médico tratante del Policlínico

Regional Eva Perón, con motivo de la fractura de muñeca padecida el 25 de

Enero de 2007.

Contra el decisorio de grado apela la accionante cuya queja luce en el

libelo obrante a fs.318/320, la codemandada obra Social de la Union Obrera

Metalúrgica de la República Argentina, cuya expresión de agravios obra a fs.

323/325 y Buenos Aires Servicos de Salud S.A. UTE, que hace lo propio a fs.

327/329.

Corridos los pertinentes traslados de ley obran a fs. 331/333 y fs.

334/335 los respectivos respondes de las contrarias.

A fs. 339 se dicta el llamado de autos a sentencia, encontrándose en

consecuencia las actuaciones en estado de dictar sentencia.

II. Agravios

Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 01/06/2017 Firmado por: M.M.,Z.W.,B.V., #13363863#179331923#20170530123250455 Los agravios de la parte actora se centran fundamentalmente en torno a

los porcentajes de incapacidad fijados en el fallo apelado atento las graves

lesiones fisica y psiquicas padecidas, asimismo cuestiona el rechazo del daño

estético como rubro autónomo, como por el monto fijado en concepto de daño

moral.

A su turno la codemandada Obra Social de la Unión Obrera Metalúrgica

de la República Argentina, cuestiona la responsabilidad endilgada a su parte, en

base a presunciones del dictamen pericial que no pudo precisar en forma

determinante el fracaso de las intervenciones quirúrgicas cuestionando

genéricamente los rubros admitidos.

Por su parte la codemandada Buenos Aires Servicos de Salud S.A. UTE,

manifiesta que la responsabilidad de los galenos es de medios y no de resultado

señalando escuetamente que la omisión de prudencia y negligencia no ha

quedado probada en los presentes obrados, cuestionado asimismo las sumas

otorgadas en concepto de incapacidad sobreviniente, daño moral, tasa de interes

y costas fijadas en el fallo apelado.

III. Como previo y antes de entrar en el tratamiento de los agravios

deducidos, cabe precisar que el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación

que entró en vigencia el 1 de agosto de 2015 aprobado por la ley 26.994

contempla de manera expresa lo relativo a la “temporalidad” de la ley. Es

menester interpretar coherentemente lo dispuesto por su art. 7° sobre la base de

la irretroactividad de la ley respecto de las situaciones jurídicas ya constituidas, y

el principio de efecto inmediato de la nueva ley sobre las situaciones que

acontezcan, o relaciones jurídicas que se creen con posterioridad a su vigencia,

así como a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas

existentes.

Las consecuencias son los efectos, de hecho o de derecho que

reconocen como causa, una situación o relación jurídica por ende atento que en

los presentes obrados la situación de que se trata, ha quedado constituida, con

sus consecuencias devengadas, conforme a la ley anterior, corresponde analizar

la cuestión a la luz de la misma, así como la doctrina y jurisprudencia a ella

aplicable sin perjuicio de señalar, que en líneas generales a idéntica solución se

arribaría aplicando las normas pertinentes de este último cuerpo legal. –

IV. La tesis a la que adhiere esta S. es que el profesional del arte de

curar brinda en general obligaciones de actividad (de medios) (Bueres, A.,

Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 01/06/2017 Firmado por: M.M.,Z.W.,B.V., #13363863#179331923#20170530123250455 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J “Responsabilidad civil de los médicos”, Ed. Á., 1979, pág. 148), y no puede

ni debe comprometerse a un resultado (ley 17.132, art. 20), ello no implica que

no deba aplicar su saber científico y dirigir su accionar a procurar la salud del

enfermo, en el contexto que le quepa actuar y conforme la dolencia que a aquél

le aqueje. Sin olvidar que debe hacerlo con la prudencia y diligencia que las

circunstancias requieran, así como implementando las reglas y los criterios

terapéuticos aceptados (Conf. C.N.Civ., esta S., 11/9/2007, Expte. Nº

19198/1997, “A., R. H. c/ L., P. y otros s/ daños y

perjuicios”, ídem, íd., 28/3/2008, Expte. Nº 29.446/98, “G., L.

c/ R. M. S. y otro s/ daños y perjuicios”, 10/3/2015 Expte. Nº

28.245/2010 “O. de L. y otros c/ Noel

Mariano Augusto y otro s/ daños y perjuicios entre muchos otros).

La obligación asumida por el profesional no es a obtener un resultado,

sino tan sólo a poner los medios adecuados para alcanzar esa finalidad, esto es,

de prestar asistencia técnicamente adecuada, poniendo al servicio del enfermo

el caudal de conocimientos científicos que su título acredita y prestándole la

diligente asistencia profesional que su estado requiere.

Es decir, que su conducta profesional debe representar un actuar

diligente y prudente de acuerdo a las circunstancias del caso, en la que el

galeno no se compromete a alcanzar un fin determinado, sino que se obliga a

cumplir una prestación eficaz e idónea, con ajuste a los procedimientos que las

respectivas técnicas señalan como más aptas para el logro de los objetivos del

paciente enfermo).

En consecuencia, la omisión de esta carga representa la base

fundamental de los llamados casos de “mala praxis”, en los que por un error de

diagnóstico o un inapropiado tratamiento clínico o quirúrgico, nace la

responsabilidad civil del médico con sustento en el elemento subjetivo de la

culpa (conf. L., P., “La responsabilidad del Estado por la mala

praxis médica en hospitales públicos”, L.L. 07/12/2004, pág. 1).

Éste es el criterio también sostenido por la mayoría de la doctrina y la

jurisprudencia: “tradicionalmente la obligación asumida por el profesional médico

ha sido definida como ‘obligación de medios’ –ello, sin perjuicio de los singulares

supuestos en que puede calificarse como de resultado, por lo cual el galeno

compromete la prestación de sus servicios, con base en los conocimientos

médicos, poniendo en el cumplimiento de su labor la diligencia y cuidados que la

misma requiere según las circunstancias de personas, tiempo y lugar conforme

lo disponía el 512 del C.C. (actual Art 1724 del CCYCN), debiendo tomar las

Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 01/06/2017 Firmado por: M.M.,Z.W.,B.V., #13363863#179331923#20170530123250455 medidas que normalmente conducen a determinado resultado, pero sin

garantizar este último” (C.N.Civ., esta S., 24/08/2005, A., C. y

otro c/ Hospital Gral. de A. y otros”; Idem., id.,

17/08/2010, “B., E. A. c. S., J. I. y otros s/ daños y perjuicios, E. D. 28/12/2010,

Nº 12.657).

No existe un concepto de culpa profesional diferente al que se describe

en las aludidas normas, las que nos proporcionan el concepto de culpa civil, al

decir que ésta consiste en la omisión de aquellas diligencias que exigiera la

naturaleza de la obligación y que correspondiesen a la circunstancia de las

personas, del tiempo y del lugar. Ello viene a significar que cuando el facultativo

incurre en la omisión de tales diligencias, ya sea por imprudencia, impericia o

negligencia, falta a sus obligaciones y se coloca en la posición de deudor

culpable. (Conf CNCiv., esta sala, 23/6/2011 Expte. 90.579/2003 “Rivera Cofre

José Alejandro y otros c/ Clínica Gral. de Obstetricia y Cirugía Nstra. Sra. de

Fátima y otros s/ daños y perjuicios” ídem31/5/2012 Expten N° 89.973/2007

L. c/ O.S.C.O.M.M y otro s/ daños y perjuicios responsabilidad Prof.

Médicos y Auxiliares

entre otros muchos).

A los fines de fundar este último criterio, se acude a las directivas que

emanaban del art. 902 del Código de fondo, (actual art 1725 CCYCN) “cuanto

mayor sea el deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas,

mayor será la obligación que resulte de las consecuencias posibles de los

hechos”, lo cual resulta lógico en vista de los mayores deberes que incumben a

quienes se hallan habilitados para desempeñarse como profesionales por la

capacitación que supone el título universitario y la especialización que hubieren

alcanzado.

En conclusión, la culpa profesional es la culpa común o corriente. El tipo

de comparación será el de un profesional diligente, prudente, que corresponda a

la categoría o clase en la que quepa encuadrar la conducta del deudor en cada

caso concreto (P. de L., R., “Responsabilidad civil del médico

tendencias clásicas y modernas”, capítulo II, Ed. Universidad, 1995; Vázquez

Ferreyra, R. A., “Responsabilidad civil médica Error en el diagnóstico

patológico. Valoración de la culpa profesional. Pérdida de la chance como daño

indemnizable y otras interesantes cuestiones”, L.L. 1999F 21; Conf CNCiv esta

sala, 17/8/2010, expte. Nº 106479/2005 “B. E. A. c/

S., y otros s/ daños y perjuicios”).

Cabe señalar que el vínculo de causalidad exige la concurrencia de una

relación efectiva y adecuada entre una acción u omisión y el daño de que se

Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 01/06/2017 Firmado por: M.M.,Z.W.,B.V., #13363863#179331923#20170530123250455 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J trate. A tales efectos, se hace necesario realizar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR