Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 18 de Abril de 2017 (caso ROMERO CINTHIA VANESA c/ QUAIS S.A. Y OTROS s/DESPIDO)

Fecha de Resolución:18 de Abril de 2017
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 110323 EXPEDIENTE NRO.: 20327/2012 AUTOS: ROMERO CINTHIA VANESA c/ QUAIS S.A. Y OTROS s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 18 de abril de 2017, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

Miguel Ángel Pirolo dijo:

La sentencia de primera instancia rechazó las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial. A su vez, desestimó la acción resarcitoria deducida contra Quais S.A. y contra la aseguradora con fundamento en el derecho común.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recurso de apelación, la parte actora en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (ver fs. 369/379). El perito contador apela los honorarios regulados en su favor por considerarlos reducidos (ver fs. 380).

Al fundamentar el recurso, la parte actora se agravia porque la Sra. Juez a quo consideró que el despido dispuesto por la empleadora fundado en abandono de trabajo resultó ajustado a derecho y, a sus efectos, cuestiona la valoración de los elementos probatorios arrimados a la causa. Se queja también porque no se tuvieron por acreditados los pagos salariales por fuera de los recibos de ley invocados en la demanda. Peticiona el progreso de las indemnizaciones previstas en la ley 24.013 para el supuesto de admitirse la existencia pagos clandestinos, sostiene que los certificados aportados por la demandada no cumplen con los recaudos legales y no contienen los datos reales de la relación laboral. Sostiene que el “a quo” omitió analizar el reclamo por los salarios de noviembre y diciembre de 2011 y el SAC segundo semestre de igual año.

Critica el rechazo de la acción fundada en el derecho común y sostiene que se omitió el tratamiento del reclamo fundado en las disposiciones de la LRT cuya aplicación pretende con las mejoras introducidas por la ley 26.773.

Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios de la parte actora vinculados con la acción fundada en las normas del derecho del trabajo en el orden y del modo que he de exponer.

Fecha de firma: 18/04/2017 Alta en sistema: 02/05/2017 Firmado por: MIGUEL ANGEL PIROLO, JUEZ DE CAMARA Firmado por: MARCELO CLAUDIO FERNANDEZ, SECRETARIO INTERINO Firmado por: GRACIELA A. GONZÁLEZ, Juez de Cámara #20597849#176157545#20170419095553689 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II La parte actora se agravia porque el Sr. Juez a quo consideró

que la decisión de la demandada Quais S.A. de tener por configurado el abandono de trabajo regulado por el art. 244 de la L.C.T. se ajustó a derecho.

Los términos de los agravios propuestos por la actora imponen señalar que arriba firme por falta de cuestionamiento (art. 116 de la L.O.) que el vínculo laboral habido entre las partes se extinguió por decisión de la accionada con apoyo en la causal de abandono de trabajo.

A tales efectos, cabe recordar que la actora, a través de la CD 22785391 8 de fecha 16/12/11 intimó a su empleadora a fin de que, en plazo de 30 días, registre la real remuneración cuya cuantía, según invocó, ascendía a la suma de $4.500 (ver fs. 126). La demanda respondió esa interpelación por medio de la CD 22732663 3 de fecha 20/12/11, en la cual negó los extremos invocados por la trabajadora y señaló: “…

toda vez que dejó de asistir a su puesto de trabajo desde el 17 de noviembre de 2011 hasta la fecha de ininterrumpidamente y que la empresa ha tomado conocimiento de en el día de la fecha que consolidar ART le ha dado el alta laboral el día 18 de noviembre de 2011 en causa administrativa Nro. 999307/100 y que sin embargo usted optó por retener tareas sin justificación alguna, la intimo a justificar inasistencias y asimismo reintegrarse a su puesto de trabajo en la jornada laboral subsiguiente al recibimiento de la presente misiva bajo apercibimiento de despedirla con evidente y notoria causa originada en abandono de trabajo…” (ver fs. 120 y 194). La actora rechazó la intimación de su empleadora en los términos de la CD 24247321 4 fechada el 27/12/11 cuyo texto dice: “.Niego que Consolidar ART S.A. me otorgara alta médica con fecha 18/11/11 y por lo tanto haya retenido tareas sin justificación alguna, siendo que hasta el 22/12/11 la ART me brindó

prestaciones médicas por stress laboral, patología que desde ya imputo al mobbing laboral sufrido bajo sus órdenes, rechazando la mencionada aseguradora, cabe agregar, de forma extemporánea, el siniestro denunciado. En atención a que hasta la fecha no ha abonado el salario correspondiente al mes de noviembre del corriente siendo que se encontraba obligada al pago hasta el 28/11/2011 (conf. art. 13 ley 24.557), lo intimo plazo de 48 horas a poner a disposición la remuneración adeudada. Por tanto, intimo por última vez a que deponga su postura dolosa y proceda a registrar en forma debida la relación laboral, conforme los datos consignados en el TCL anterior (…) y ponga a disposición la remuneración adeudada bajo apercibimiento de considerarme injuriada y despedida…” (ver fs. 127 y 196). Finalmente, la coaccionada Quais S.A. decidió hacer efectivo el apercibimiento contenido en la intimación trascripta precedentemente e instrumentó ello en la CD 22156086 2 impuesta el 29/12/11, en los siguientes términos:

Por la presente respondo a su TCL (…), rechazándola en todas sus partes, por falsa, mendaz y maliciosa y por intentar usted configurar un despido indirecto pretendiendo la existencia de un incumplimiento de Quais S.A. a sus obligaciones legales que jamás ha tenido lugar. Atento su postura reticente y toda vez que sostiene a su actitud fraudulenta, Fecha de firma: 18/04/2017 Alta en sistema: 02/05/2017 Firmado por: MIGUEL ANGEL PIROLO, JUEZ DE CAMARA Firmado por: MARCELO CLAUDIO FERNANDEZ, SECRETARIO INTERINO Firmado por: GRACIELA A. GONZÁLEZ, Juez de Cámara #20597849#176157545#20170419095553689 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II por la presente se le notifica fehacientemente su despido con causa en el abandono de trabajo perpetrado por usted, ya que dejó de presentarse a prestar tareas con fecha 16/11/2011 sin justificar jamás ninguna inasistencia, lo que se encuentra agravado por faltar a su obligación de obrar de buena fe…

.

Quedó así configurada la extinción del contrato de trabajo y en base a ello, se encontraba a cargo de la accionada (conf. art. 377 del CPCCN) acreditar el supuesto fáctico en el que sustentó la ruptura, circunstancia que estimo no ha logrado porque, como seguidamente expondré, asiste razón a la trabajadora en cuestionar la validez de la constitución en mora efectuada por empleadora.

En efecto, se encuentra fuera de discusión la existencia de la denuncia que, por stress laboral, la actora efectuó ante Consolidar ART S.A. y que esta abrió el correspondiente trámite bajo el número 999307/100 (ver fs. 111 y 204). En dicho instrumento, titulado “Constancia de Asistencia Médica / Fin de Tratamiento”, sólo se consignó el “Nº de Caso/Evento”; el “Apellido y Nombres” de la accionante, el “Diagnóstico” –Stress Post Traumático-, la fecha de “Baja Laboral” -17/11/11-, la “Fecha y hora” de una nueva citación -que se fijó para el 22/11/11-,y se circunscribió con un círculo la palabra “NO” en el recuadro consignado para dejar constancia en caso de alta médica. Además, tampoco se completó el recuadro para el supuesto de que se dispusiera una fecha de “Reinicio Lab”. Por otra parte, con fecha 25/11/11 la aseguradora le notificó

a la empleadora “que se encuentra en curso la investigación por parte de esta ART del hecho denunciado, a efectos de establecer si se encuentra dentro de las contingencias previstas en el Art. 6 de la ley 24.557” (ver fs. 116). Nótese también que, al responder la acción, la demandada admitió la existencia de la denuncia y una licencia médica por parte de la ART hasta el 22/11/11 (ver fs. 167vta).

A partir de ello, es evidente que ante la denuncia efectuada ante la ART, ésta dispuso la “baja laboral” de la accionante desde el 17/11/11 y ninguna constancia acredita cuándo se otorgó, finalmente, el alta médica y/o se ordenó el reingreso de la trabajadora a sus labores habituales, por lo que estimo adecuado considerar que ello tuvo lugar cuando la aseguradora procedió a rechazar el infortunio a través de la misiva que el 20/12/2011 remitió a la empleadora y la accionante (ver fs. 119 y 211). Si bien las demandadas no desconocieron las autenticidad de las constancias que la actora acompañó

a fs. 205/204, pese a la intimación que se les cursó a tales efectos (ver de fs. 231/235 y notificaciones de fs. 241/243 y 244/246), lo cierto es que, como explicó el “a quo”, aquellas son turnos médicos que, en modo alguno, acreditan la imposibilidad de prestar tareas.

Desde tal perspectiva, como nada muestra que la empleadora haya sido notificada de un alta médica dispuesta por la ART con fecha 18/11/11 (como invocó la misiva de fecha 20/12/12), la interpelación a la trabajadora para que justifique inasistencias desde el 16/11/11 resultó, al menos hasta la fecha en que se le notifico el Fecha de firma: 18/04/2017 Alta en sistema: 02/05/2017 Firmado por: MIGUEL ANGEL PIROLO, JUEZ DE CAMARA Firmado por: MARCELO CLAUDIO FERNANDEZ, SECRETARIO INTERINO Firmado por: GRACIELA A. GONZÁLEZ, Juez de Cámara #20597849#176157545#20170419095553689...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS