Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 18 de Septiembre de 2018, expediente CNT 038684/2011/CA001

Fecha de Resolución18 de Septiembre de 2018
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA CNT 38684/2011/CA1 “ROLLER SERVICE SA C/ BARCA, M.S. S/ CONSIGNACION” JUZGADO Nº 23 En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 18/09/2018, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La Doctora Cañal dijo:

Contra la sentencia de primera instancia, que rechazó la consignación, se alza Roller Service mediante el memorial de fs.

176/177, con réplica a fs. 181/183. Asimismo, el letrado de la demandada Barca, a fs. 175, por derecho propio, apela sus honorarios por reducidos.

La accionante se agravia, por la interpretación que da la sentenciante a los rubros “no remunerativos” y porque se la condena a pagar las indemnizaciones de los arts. 80 de la LCT y 2 de la ley 25323.

La juez de anterior grado, consideró que todo lo que percibe el trabajador, forma parte del salario, en consecuencia, luego incluyó la totalidad los rubros percibidos, en la remuneración.

Ahora bien, la sociedad inició demanda por consignación, por los rubros indemnizatorios que detalla en la liquidación de fs.

11.

La trabajadora, por su parte, sostuvo en el responde que fue despedida sin causa, y que al presentarse a cobrar la indemnización, advirtió que la suma era mucho menor a la que le correspondía.

Aclaró, que en el cálculo indemnizatorio, la empleadora no incluyó por categorizarlos como remuneraciones exentas.

Luego, la empleadora al contestar la reconvención, manifestó que el 16 de junio de 2010, se celebró un acuerdo salarial del 27 %

acumulativo a partir de mayo del mismo año, el que fue aplicado en forma escalonada, acumulativa y no remunerativa. Posteriormente, se firmó un nuevo acuerdo salarial, y se acordó un incremento del 30 %, también suma no remunerativa.

Así, el artículo 103 de la L.C.T. define a la remuneración como la “contraprestación que debe percibir el trabajador como consecuencia del contrato de trabajo”. La amplitud del concepto queda develada en particular por dos normas: el propio artículo 103 considera que la misma es debida aun cuando no se presten servicios, si la fuerza de trabajo es puesta a disposición y en ese orden de ideas el artículo 208 del mismo cuerpo legal, prevé que durante la licencia por enfermedad su pago no debe ser disminuido por el hecho de no prestarse labores.

Por lo demás, claramente el artículo 105 in fine LCT determina que las prestaciones complementarias, sean en dinero o en especie “integran la remuneración del trabajador”.

Fecha de firma: 18/09/2018 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA #20225127#216615262#20180918104027503 Poder Judicial de la Nación Esta lógica, impuesta por el propio entramado normativo derivado del legislador originario, es la que habrá de guiar las siguientes reflexiones.

Sostuve en mi desempeño como juez de primera instancia, al decidir en los autos “P., A.R. c/ Disco S.A. s/ despido”

(sentencia Nº 2252 del 27/4/2006, del registro del juzgado Nº 74) que el rubro tickets goza de naturaleza remuneratoria, no obstante lo normado por el artículo 103 bis de la LCT, incisos b y c, cuya inconstitucionalidad corresponde decretar.

Criterio que se recordará, fue finalmente convalidado en esta misma causa por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (sentencia del 1/9/2009; P. 1911.

XLII).

Tengo dicho al respecto que adhiero a la corriente jurisprudencial según la cual “la CSJN en el caso `D.B., L. c/ Ind.

Metal. P.S.` del 24/11/98, ha expresado que en lo relativo a la naturaleza no remunerativa de los tickets canasta, “el argumento de la "acuciante situación alimentaria" que contenía los considerandos del decreto 1477/89 resulta inhábil para amparar una situación excepcional que imposibilitara al Congreso legislar sobre el punto pues la calificación de "no remunerativa" que se imprimió a los vales alimentarios sólo podía ser formalmente establecida mediante una decisión política y rango propios de una ley. De todas maneras, al sancionarse la ley 24700 (25/9/96) el decreto en cuestión ya había sido derogado por el decreto 773/96 de tal manera no podría asignarse a tal normativa cualidades vivificantes y convalidatorias de un decreto derogado” (CNAT Sala II sent. 85341 26/2/99 "Disnan, P. c/ Telecom Argentina Stet France Telecom SA s/ diferencias de salarios"-)”.

En la misma causa “D.B.”, se analizó la injusticia intrínseca de la solución, al decir que “la mera conveniencia de que por un mecanismo más eficaz...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba