Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala 10, 16 de Octubre de 2013, expediente 37976/2010

Fecha de Resolución16 de Octubre de 2013
EmisorSala 10

Poder Judicial de la Nación SENT. DEF. Nº: 21588 EXPTE. Nº: 37.976/2010 (32.119)

JUZGADO Nº: 71 SALA X

AUTOS: “R.L.A.C./ MARSANS INTERNACIONAL

ARGENTINA S.A. Y OTROS S/ DESPIDO”.

Buenos Aires,16/10/2013

El Dr. E.R.B. dijo:

Luego de evaluar los testimonios rendidos en la causa y la documental obrante en el anexo nº 745 (rec. a fs. 457), la Sra. Juez “a-quo” concluyó que R. prestó

servicios, como guía de turismo, en forma autónoma, por lo que desestimó la demanda incoada (conf. art. 499 C. Civil).

Contra tal decisión recurre la parte actora a tenor del memorial de fs. 722/30,

debidamente contestado a fs. 734/36 y 737/41vta. También hay apelaciones de honorarios toda vez que a fs. 721 la codemandada Aerolíneas Argentinas S.A. apeló por bajos los correspondientes a su representación letrada y lo propio hace el Dr. Rollan respecto de los suyos.

En lo que refiere al primero de los cuestionamientos de la parte actora, es correcto que la sentenciante de grado hizo mérito del responde de la codemandada Marsans Internacional Argentina S.A., cuando en realidad, por resolución de fs. 255, había tenido a la misma por incursa en la situación prevista por el art. 71 L.O. por haber contestado la demanda en forma extemporánea; pero tal circunstancia, en este caso puntual, no lleva a anular la sentencia en recurso, porque encuentra remedio en las prescripciones de los arts.

115 y 126 L.O., y porque se está frente a un litis consorcio pasivo, y en esas condiciones,

conforme lo prevé el art. 715 C. Civil, las defensas opuestas por cualquiera de los litis consorte, aprovecha a los restantes, de modo que, frente a la negativa puntual y pormenorizada que realizó Aerolíneas Argentinas S.A. (ver fs. 199 vta./208 vta.), estaba a cargo de la recurrente el demostrar los extremos fácticos en los que sustentó su pretensión (conf. art. 377 C.P.C.C.N.).

De resolverse de otra forma, o como en definitiva pretende la apelante (tener por ciertos los hechos expuestos en el escrito de inicio, tal como proyecta sus alcances el art. 71 L.O.), se estaría trasladando las consecuencias procesales de un codemandado a los restantes integrantes del litis consorcio, que si respondieron, en tiempo y forma, la demanda.

Cabe una aclaración respecto del codemandado M., porque si bien “a fin de evitar repeticiones innecesarias” (así consignó) se remitió, en su responde, a la totalidad de las negativas efectuadas por Marsans Internacional Argentina S.A. (ver fs. 248,

pto. II), lo cierto es que replicó los hechos que le son personales; o sea, aquellas circunstancias por las que no correspondería condenarlo solidariamente (ver fs. 248

vta./52).

Ahora bien, corresponde tratar, en primer término la excepción de prescripción opuesta por la codemandada Aerolíneas Argentinas S.A. a fs. 215, pto. VIII),

sobre la cual nada se resolvió en grado, y que me anticipo a señalar, no tendrá favorable recepción, porque a la fecha de interposición de la demanda (20/9/2010 –ver fs. 182 vta.-),

doctrina emergente del Plenario Nº 312 del 6/6/06 en autos "M., A. c/ Y.P.F.

S.A. s/ Part. Accionariado Obrero", y tiempo en que el curso de la prescripción estuvo suspendido en virtud del trámite cumplido ante el S.E.C.L.O. (se inició el 8/2/10 –ver fs. 3),

ninguno de los conceptos objeto de reclamo (ver liquidación de fs. 174 vta./6) estaba alcanzado por el plazo previsto por el art. 256 L.C.T. (to).

Dicho esto, y en lo que al fondo del asunto respecta, advierto que, con los testimonios de Fabiana T.

  1. Lavieri (fs. 658/9), M.F.S. (fs. 660/2) y Viviana

  2. Haim (fs. 663/5), como así la documental reconocida a fs. 457, está acreditado que, desde agosto de 2.006 (fecha qu, también admito conforme los testimonios aludidos,

aunque diferente a la también expuesta por la reclamante a la hora de intimar –ver fs. 577-),

de modo personal, normal y habitual, como guía turística, sin un horario determinado, se encargaba de buscar o recepcionar a pasajeros en el aeropuerto, trasladarlos conforme los servicios contratados, asistirlos durante su estadía y ofrecerles/venderles excursiones o actividades opcionales, conforme las directivas que le eran impartidas por la denominada “mesa de operaciones”, a cambio de sumas como las que documentan los comprobantes obrante en el anexo reservado bajo el nº 745; y si a ello se le agrega que la actividad de Marsans Internacional Argentina S.A. es la de operadora turística, no cabe más que concluir que la actora integró los medios personales (conf. art. 5 L.C.T. to) de los que se valió dicha accionada para cumplir su actividad; que se trató de una trabajadora de las definidas por el art. 25 L.C.T. (to), contratada por un empleador de los señalados por el art. 26 de dicho cuerpo legal, y que la relación que existió entre ambos fue una de las descriptas por el art.

22 L.C.T. (to).

Así es, porque existió prestación personal de servicios a cambio de una remuneración –dependencia económica- y en base a una conducta ajustada a la organización empresaria de la codemandada –dependencia jurídico personal-, cuyos medios personales R. integró.

El hecho...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR