Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 31 de Marzo de 2022, expediente CNT 036333/2017/CA002

Fecha de Resolución31 de Marzo de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII

Expte. Nº 36333/2017

JUZGADO Nº 38

AUTOS: “ROLDAN, JOEL JEREMIAS c. ERCOLANO EZEQUIEL

ESTEBAN y otros s. Accidente-Ley Especial”

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 31 días del mes de marzo de 2022, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado,

proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR L.A.C. DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia que hizo lugar a las pretensiones indemnizatorias fundadas en las normas del Código Civil viene apelada por las demandadas.

  2. E.E.E. objeta la imputación de responsabilidad en los términos del artículo 1113 del Código Civil. Al respecto, al exponer sus argumentos, extrae como conclusión que el daño que sufriera el actor a causa del infortunio acaecido el 18.09.206 fue producto de su accionar culposo.

    El planteo debería ser declarado desierto ya que, las manifestaciones que introduce la apelante son insuficientes para rebatir los fundamentos y las conclusiones que de ellos extrajo la a quo, ni el proceso de evaluación fue sometido a la crítica razonada que define el artículo 116 de la ley 18.345, examen crítico que debería demostrar que, en ese proceso, se soslayaron las reglas de la sana crítica (artículo 386 del C.P.C.C.N.).

    En efecto, para así decidir, el magistrada hizo mérito de las declaraciones testimoniales de G.B. y R.B. (fs. 405 y fs.407) -compañeros de trabajo del actor - y, del informe del peritos medico. La demandada no acreditó la culpa de la víctima o de un tercero por quien no deba Fecha de firma: 31/03/2022

    Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

    responder. En este sentido, esa dable señalar que es preciso una prueba concluyente demostrativa de que el accidente del trabajo tuvo por causa una actuación negligente del damnificado, “para dar adecuado sustento a la imputación de culpabilidad en que se centra el rechazo de la demanda de indemnización fundada en disposiciones del derecho civil (CSJN, “R.,

    M.A. c/ Neumáticos Goodyear SA “, sentencia del 11/07/2006 y sus citas, Fallos, 329:2667) , y que la culpa de la víctima tuvo “aptitud para cortar –

    totalmente- el nexo de causalidad entre el hecho y el detrimento, a que alude el art. 1113, párrafo 2º, parte final, del Código Civil, aparte de revestir las características de imprevisibilidad e inevitabilidad propias del caso fortuito o fuerza mayor” (CSJN, “Trejo, J.E. c/ Stema SA y otros”, sentencia del 24/11/2009).

    Desde este último aspecto, más allá que al contestar demanda nada dijo el quejoso respecto a la culpa del trabajador circunstancia que vedaría al tribunal conocer de un tema que no fue propuesto al juez de la instancia anterior (art.277 CPCCN), lo cierto es que las argumentaciones que expone en el recurso bajo análisis respecto a que, las declaraciones testimoniales -que transcribe en forma incompleta- son suficientes para acreditar la culpa del señor R. carecen de relevancia para calificar la conducta de la víctima en el sentido que se pretende. Máxime cuando de la completa lectura de los testimonios colectados se desprende con claridad que, la maquina "sobadora" no tenía protección, era "vieja" y lo más relevante es que con posterioridad al accidente se le colocó un botón de protección (v. fs.405 y fs. 407).

    En este contexto, entiendo que debe confirmarse el fallo de grado en cuanto a este tema, puesto que no se indica que se hayan tomado las medidas de seguridad necesarias. Lo que implicó responsabilidad aquiliana de la empleadora que soslayó el cumplimiento del deber de seguridad. Por lo demás, no se puso en cuestión razonablemente la pertinencia de la imputación de responsabilidad objetiva, por el carácter riesgoso de la cosa - máquina sobadora- que porta una virtualidad dañosa específica, que causó un daño al actor (artículos 512, 902,

    1109 del Código Civil).

    Es correcto afirmar que la “sobadora” es una “cosa riesgosa”. Cualquier infortunio ocurrido en el ámbito donde trabajó el actor puede resultar un riesgo propio de alguna cosa en concreto, según el concepto del artículo 2311 del Fecha de firma: 31/03/2022

    Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR