Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 26 de Septiembre de 2007, expediente Ac 90220

PresidenteHitters-Kogan-Roncoroni-Negri-Pettigiani-Genoud
Fecha de Resolución26 de Septiembre de 2007
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 26 de setiembre de 2007, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresHitters, K., R., N., P., G.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 90.220, "R., A.B. contra S., R.F. y otro. Daños y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

La Sala II de la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Bahía Blanca revocó el fallo parcialmente, en cuanto la misma había rechazado la demanda.

Se interpuso, por la codemandada Municipalidad de Coronel Pringles, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J. doctorH. dijo:

I. Creo necesario hacer un breve relato de los hechos que originaron el presente reclamo indemnizatorio.

El actor transitaba en horas de la noche por una calle de la ciudad de Coronel Pringles y cuando su automóvil se detuvo por un desperfecto mecánico, solicitó a los ocupantes de un camión municipal recolector de residuos que lo trasladaran a la estación ferroviaria ubicada en las inmediaciones, obteniendo la negativa del chofer del mismo el que adujo que eso era imposible porque estaba trabajando.

Ante la negativa del chofer del camión con un palo lo comenzó a golpear el actor produciéndole heridas en el cuerpo y una quebradura expuesta en el brazo derecho.

Un patrullero que pasaba por el lugar lo llevó hasta el hospital donde fue intervenido quirúrgicamente por la fractura, permaneciendo internado seis días y manteniendo un yeso dos meses.

La acción tendiente a la reparación de los daños se dirigió contra el autor de las lesiones, y contra la municipalidad por su responsabilidad refleja, la que fue rechazada en la instancia de origen, y acogida por ela quo.

En lo que interesa dado el alcance del recurso éste último tribunal desarrolló los siguientes argumentos:

  1. El causante del daño no actuó en ejercicio de su legítima defensa ya que no existió una agresión física del actor y porque los insultos y amenazas no constituirían un peligro inmediato para su indemnidad.

    Agregó que aún frente a la actitud intemperante de pretender que, abandonando la tarea encomendada, se lo lleve en el camión de la comuna hasta la estación ferroviaria, y a los insultos que generó su negativa, no justifican la agresión emprendida, ya que lo que correspondía era hacer la denuncia policial.

  2. Sostuvo la responsabilidad de la codemandada Municipalidad de Coronel Pringles, al considerar que existió relación entre las tareas o funciones que ejecutaba el agresor y el hecho dañoso, ya que su oposición al traslado derivó del cumplimiento de las instrucciones dadas por el empleador en cuanto a que el servicio de recolección de residuos no debía ser interrumpido y prestarse en el horario establecido y siguiendo un itinerario determinado.

    Agregó que dado el carácter de empleado de la comuna del codemandado y al conducir el camión de propiedad de la misma, dicho organismo debía responder por el hecho ilícito cometido por aquél en circunstancias que cumplía la prestación del servicio que se le encomendara, utilizando el móvil cuya conducción y custodia le había sido confiada, originándose el incidente al negarse a utilizar el mismo para transportar a un particular para lo cual no estaba autorizado, lo que hubiera implicado la interrupción de la prestación del servicio que estaba ejecutando, es decir, la función que estaba ejerciendo al momento de ocurrir el hecho ilícito tuvo relación causal con la generación de dicho incidente.

    1. Contra dicho pronunciamiento se alzó la Municipalidad codemandada cuya apoderada en su recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley denuncia absurdo y violación de los arts. 1109, 1113 del Código Civil; 34 inc. 6 del Código Penal.

      Desarrolla sus agravios por el rechazo de lo argumentado en torno a la legítima defensa del agresor con cita de esta Corte y de otros tribunales, cuestiona la procedencia de los distintos rubros indemnizatorios que conformaron el monto de la condena y se agravia por el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR