Cuentas en rojo y presión gremial creciente en varias provincias

Con la intención de reabrir paritarias y bajo la , se multiplican en las provincias las demandas de los gremios estatales.La exigencia de recomposición salarial, después de los acuerdos sellados posdevaluación a principios de año, complica las finanzas de las gobernaciones, varias con las cuentas en rojo y la necesidad de tomar deuda bloqueada, hasta que no se resuelva el conflicto con los fondos buitre.Hay protestas en por lo menos 13 distritos. Si bien la mayoría se concentra alrededor del reclamo docente, también hay planteos en salud y administración pública, y se prepara una jornada nacional de protesta de municipales, motorizada por ATE.Justo en la antesala del receso de invierno, los maestros elevan un pliego de condiciones -desde nuevos aumentos, quejas por incumplimientos y problemas de infraestructura- con la advertencia de no volver a las aulas. Ya hay huelgas declaradas en las provincias de Buenos Aires, Río Negro, Salta, Tierra del Fuego y Entre Ríos, y frentes abiertos en Misiones, Chubut, Jujuy, Santa Cruz y Santa Fe.Después de lidiar con un , Daniel Scioli volverá a pulsear con los docentes. La Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) anunció que no regresará a clases el 4 de agosto por un puñado de factores que incluyen, entre otros, la denuncia de irregularidades en el pago de salarios, deficiencias edilicias y del servicio alimentario escolar y subas ajustadas a la inflación. También hará paro Udocba el próximo miércoles, un sindicato más pequeño y alineado con Hugo Moyano, y se aguarda la postura de Suteba, liderada por Roberto Baradel y alineada con la CTA oficialista.En Río Negro, al gobernador Alberto Weretilneck, cuando cruje su relación con el peronismo local, no le aguarda un panorama más favorable. La Unión de Trabajadores de la Educación (Unter) lanzó una huelga por 24 horas el lunes próximo para forzar al Gobierno a acortar los plazos del pago de la suba pautada en el primer trimestre, cuyo último tramo se concretaría en septiembre, para alcanzar un sueldo mínimo de $ 6320.Los estatales ATE anticiparon que se plegarían a la medida de fuerza para pedir una recomposición. Y UPCN, el gremio mayoritario y que a nivel nacional no suele desmarcarse de la Casa Rosada, pidió discutir los salarios del segundo semestre, como se acordó a comienzos de año.En otros distritos, el conflicto está acotado a expresiones minoritarias. Es el caso de Córdoba, con empleados municipales. En Salta, desde la gestión de Juan Manuel Urtubey...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba