Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV, 31 de Mayo de 2017, expediente CNT 025411/2012/CA001

Fecha de Resolución31 de Mayo de 2017
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA Nº 102.592 CAUSA Nº

25411/2012 SALA IV “ROJAS AYALA DIEGO ARIEL C/

MANUCORP S.A. S/ DESPIDO” JUZGADO Nº 66.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 31 de mayo de 2017, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

El doctor H.C.G. dijo:

I) En atención a la resolución de fs. 838 que admitió la revocatoria interpuesta a fs. 821/3 por la parte actora y que dispuso el análisis de los agravios interpuestos por el accionante a fs. 755/69 -con réplica de la contraria (fs. 786/79)- procederé a examinar dichos cuestionamientos.

II) En primer lugar, el recurrente se agravia porque el sentenciante desestimó la demanda iniciada contra los codemandados MANFLA S.A., R.O.F., M.G. y SERGIO B. SZPOLSKI por considerar, en síntesis, que la parte actora no logró acreditar la versión inicial acerca de que dichos accionados habrían conformado un conjunto económico. Para así decidir, el a quo concluyó respecto de: a) MANFLA S.A. “no existe en la causa informativa a la entidad idónea (IGJ) para que medianamente permita –aunque más no sea- presumir la existencia de un ‘conjunto económico’, bajo las notas tipificadoras de: unidad de domicilio durante el período en litigio; similitud de analogía de los giros; utilización en común de implementos, identidad de organización administrativa o comercial , utilización de lugares –locales, oficinas-

comunes, identidad en la integración de los directores o mandatarios de las empresas referidas a alguno de o algunos de sus miembros”; b)

FLORES si bien este accionado “se encuentra en situación de rebeldía (…) advierto que la informativa producida a la entidad bancaria (fs.

550 y vta.) da cuenta que F. era la persona que firmaba los cheques por M., mas de la informativa a IGJ no surge que haya sido por entonces accionista de esa empresa ni de Manfla, a lo sumo Fecha de firma: 31/05/2017 Alta en sistema: 05/07/2017 Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.G.B., SECRETARIO DE CAMARA #20495006#180232534#20170531131715840 Poder Judicial de la Nación puede entenderse que fue un empleado autorizado a librar cheque por Manucorp (…) pese a la situación procesal bajo la cual F. se encontraba alcanzado (…) las defensas opuestas por otras codemandadas –que sí estuvieron a derecho, en este caso M.-, aprovecha al codemandado que se encuentra en rebeldía y tal beneficio resulta aplicable (…) por cuanto la codemandada MANFLA fue absuelta y –por ende- lo será el supuesto director titular o presidente de esa empresa, carácter que tampoco se acredita” y c)

GARFUNKEL y SZPOLSKI “a quienes el actor dice eran los dueños y directores del denominado ‘grupo 23 o grupo Szpolski’, más allá que los deponentes que prestan declaraciones (…) dan cuenta de formaciones societarias, -que aseveran- que se conjugaban entre sus publicaciones de revistas donde supuestamente el actor trabajó y otras situaciones, en definitiva tales aseveraciones, no pasan de ser expresiones elípticas que no se avalan con otros medios idóneos de acreditación como sería informativas a entes y/o organismos (que efectivamente den cuenta de estas sociedades y de sus conformaciones), peritaciones y otros medios suficientes que permitan crear la suficiente convicción como para condenar”.

Contra esa decisión, el apelante se agravia porque sostiene que el sentenciante habría omitido examinar diversos elementos probatorios que –a su criterio- demostrarían que los codemandados mencionados –

junto con los accionados condenados en autos: MANUCORP S.A. y SARACIN I- serían parte del grupo económico denominado “Grupo Veintitrés”, que habrían efectuado maniobras fraudulentas y que por ello se les debería extender solidariamente la condena.

Adelanto que los cuestionamientos no tendrán favorable tratamiento por las siguientes consideraciones.

En primer lugar, resulta necesario señalar que las copias simples de las ediciones del Boletín Oficial que en el memorial se detallan con el objetivo de probar que “las personas jurídicas y físicas aquí

demandadas han compartido” diferentes domicilios, fueron puntualmente desconocidas por los codemandados a fs. 85, fs. 181, fs.

249, fs. 276 y fs. 301 y la parte actora no instó prueba alguna para demostrar su autenticidad.

Fecha de firma: 31/05/2017 Alta en sistema: 05/07/2017 Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.G.B., SECRETARIO DE CAMARA #20495006#180232534#20170531131715840 Poder Judicial de la Nación A su vez, es menester señalar que arribó firme a esta instancia la apreciación de grado acerca de que en la causa no se produjo prueba idónea –informe a la Inspección General de Justicia- para verificar: a)

la composición societaria y, en su caso, si existen socios en común entre la demandada MANUCORP S.A. y MANFLA S.A. y/o si los demandados físicos resultan ser accionistas o integrantes del órgano de dirección de dichas empresas, b) “similitud de analogía de los giros” y c) utilización en común de lugares –locales, oficinas-. La circunstancia que en el informe del Banco Macro se haya consignado que MANUCORP S.A. tenga domicilio en Malabia 2139 1º B (CABA) y MANFLA S.A. en Malabia 2137 1º B (CABA) no mejora la posición del actor en la cuestión en análisis, pues se trata de dos direcciones distintas y en la causa no se invocó (ni mucho menos acreditó) que el vínculo contractual habido entre el actor y MANUCORP S.A. se desarrollara de manera indistinta en ambos domicilios.

Asimismo y, en relación con la aseveración inicial acerca de que los demandados SZPOLSKI y GARFUNKEL serían los dueños y directores del denominado ‘grupo 23 o grupo Szpolski’ -que estaría integrado por el resto de los demandados-, el apelante soslayó por completo la conclusión del sentenciante acerca de que no se produjo en la causa otros medios idóneos de acreditación “como sería informativas a entes y/o organismos” o peritajes que efectivamente den cuenta de las conformaciones de las empresas MANUCORP S.A. y MANFLA S.A.

como así el eventual rol de dichos codemandados en el entramado societario al que ROJAS alude. En este análisis no dejo de ponderar la prueba testifical que el recurrente señaló en el memorial, pero los tramos de las declaraciones allí transcriptas resultan ser autorreferenciales de la experiencia de cada uno de los testigos que manifestaron haber tenido conocimiento en relación con los demandados y omiten hacer referencias concretas a la situación del actor con respecto a la cuestión en exámen. Tampoco dejo de apreciar que los deponentes manifestaron haber presenciado situaciones en las que los codemandados GARFUNKEL y SZPOLSKI habrían dicho públicamente que eran dueños del denominado “grupo 23”, pero ello -frente a la cerrada negativa de los accionados sobre los hechos en Fecha de firma: 31/05/2017 Alta en sistema: 05/07/2017 Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.G.B., SECRETARIO DE CAMARA #20495006#180232534#20170531131715840...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR