Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 3 de Diciembre de 2019, expediente CNT 042567/2015/CA001

Fecha de Resolución 3 de Diciembre de 2019
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA. CAUSA N. CNT 42567/2015/CA1. “R.V.J. C/ TRANSPORTES UNIVERSALES SA S/

DESPIDO”. JUZGADO N. 16 En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 3/12/2019, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oir las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

El Dr. M.O.P. dijo:

Ambas partes cuestionan la sentencia de la instancia anterior de fs. 232/235vta., a tenor de los memoriales de fs. 236/239 vta. y fs.

241/243 vta. La accionada también apela los honorarios de la representación letrada de la parte actora por altos y los de su representación letrada por bajos.

La parte actora se queja, porque el Sr. Juez rechazó el rubro daño psicológico. Argumenta que está probado el maltrato psicológico y moral sufrido por la actora, por la pericial psiquiátrica y por las declaraciones testimoniales.

Afirma que corresponde hacer lugar a la indemnización prevista en el art 80 de la L.C.T., pues el certificado acompañado por la demandada da cuenta que tiene una certificación de firma del representante legal de la empresa con fecha posterior, ya que data del 18.5.15, es decir vencida a la fecha que debería haberlo entregado a la trabajadora porque el despido fue el 10.4.15.

También critica la distribución proporcional de las costas del pleito.

La parte demandada se agravia porque el Juzgador no consideró acreditado el abandono de trabajo; sin embargo, a su criterio considera que el mismo está probado por testigos.

Además, indica que al resolver el caso, tampoco tuvo en cuenta los antecedentes de la reclamante, como ser errores al efectuar las tareas, llegadas tarde y demás.

Sostiene que por ello, resulta inaplicable la multa del art.

2 de la ley 25.323.

El Sr. Juez, luego de concluir que no está probado el abandono de trabajo que se le imputara a la accionante, hizo lugar a la demanda por despido sin causa por la suma de $ 163.591,18, con más sus intereses, con costas 20% a cargo de la actora y 80% a cargo de la demandada (fs. 232/235vta).

Llega firme a esta alzada que la reclamante trabajó para la empresa demandada y que el contrato de trabajo finalizó por decisión de Fecha de firma: 03/12/2019 esta última el 10.4.15.

Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.O.P., JUEZ DE CAMARA #27183390#251472697#20191203200635299 Poder Judicial de la Nación En la misiva de despido, la empleadora imputó a la actora el abandono de trabajo.

Así, mediante CD Nº 196948936 del 10.4.15 indicó

Queda Usted despedida por su exclusiva culpa a partir del día de la fecha, atento sus ausencias de los días 6, 7, 8, 9 y 10 de abril y vista nuestra intimación anterior a reincorporarse, por lo cual consideramos que ha hecho abandono de trabajo, lo que nos faculta a dar por roto el vínculo laboral por su exclusiva culpa. Liquidación final no indemnizatoria será depositada dentro del plazo legal. Certificados de trabajo art. 80 LCT serán entregados dentro del plazo de ley. Usted nunca ha presentado certificados médicos originales y cuando el médico concurrió a su domicilio los días 1 y 6 de abril nunca la encontró en el mismo.

(conforme lo informado por el Correo Argentino a fs.

120, fs. 122).

Al respecto, el art. 244 de la LCT establece que “El abandono de trabajo como acto de incumplimiento del trabajador solo se configurará previa constitución en mora, mediante intimación hecha en forma fehaciente a que se reintegre al trabajo, por el plazo que impongan las modalidades que resulten en cada caso”.

Por lo tanto, la parte demandada debía probar la causal de despido invocada (art. 377 del CPCCN).

Cabe señalar, que comparto el criterio según el cual de acuerdo con lo normado por dicho art. 244 de la LCT, para que el abandono de trabajo como acto de incumplimiento de las obligaciones emergentes de la relación laboral configure una causal de despido, requiere además de la intimación fehaciente del empleador, que la ausencia del trabajador sea sin motivo ni justificación.

Ello, así porque el abandono de trabajo se configura con la suma de dos elementos: uno objetivo -la ausencia del dependiente a su empleo- y otro subjetivo -el “animus abdicativo- consistente en que pudiendo retornar al empleo, el trabajador no lo hace; de tal modo que se evidencia el propósito expreso o presunto de no cumplir en lo sucesivo con la prestación de servicios.

A mi entender, en el caso no se logra tal configuración, ya que no aparece demostrado que quien acciona haya faltado injustificadamente, o que su voluntad era la de separarse definitivamente de su trabajo, máxime que la demandada al contestar la acción indicó a fs. 89 vta, que el 25.3.15 la reclamante se retiró a almorzar y no volvió y luego, ese mismo día “avisó que se sentía mal y que iba al médico. El 30 de marzo avisa que o va a concurrir porque “no se siente bien”. Al día siguiente, reitera el aviso y los motivos. Por ello, el día 1º de abril se le envía médico laboral a su domicilio, pero el médico no la encuentra en el mismo. Ese mismo día se recibe el primer reclamo de la actora en 5 años de relación laboral. En esa misiva pide el cambio de tareas, por primera vez se imputa el hostigamiento a su superior” (fs.

88/93).

Fecha de firma: 03/12/2019 Firmado por: M.L.G...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba