Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - SALA I, 2 de Septiembre de 2015 (caso RODRIGUEZ, MARCELINO ADOLFO c/ LA CAJA ASEGURADORA DE RIESGOS DEL TRABAJO ART S.A. Y OTRO s/ACCIDENTE - ACCION CIVIL)

Fecha de Resolución: 2 de Septiembre de 2015
Emisor:SALA I
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 90848 CAUSA NRO. 28.975/2009/CA AUTOS: “RODRIGUEZ MARCELINO ADOLFO C/ LA CAJA ASEGURADORA DE RIESGOS DEL TRABAJO A.R.T. S.A. Y OTRO S/ ACCIDENTE –

ACCION CIVIL”

JUZGADO NRO. 28 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 2 días del mes de SEPTIEMBRE de 2.015, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Doctora Gloria M. Pasten de Ishihara dijo:

  1. Contra la sentencia de fs.494/498, se alzan la aseguradora a fs.

    501/510 y el actor a fs.511/514. Dichas presentaciones merecieron luego la réplica de sus contrarias a fs. 525/527 y 528, respectivamente.

    Finalmente, la perito médica a fs. 499 y el perito ingeniero a fs. 500 apelan sus honorarios por considerarlos reducidos.

  2. La Segunda ART S.A. apela por arbitraria la condena en forma solidaria al pago de un resarcimiento fundado en la normativa civil, por la inexistencia de la relación causal entre sus supuestos incumplimientos con la ocurrencia del siniestro y destaca que el cumplimiento de las normas de seguridad se encuentra a cargo del empleador. Cuestiona el importe del resarcimiento por considerarlo excesivo y la tasa de interés aplicada en origen.

    Finalmente, se alza contra la regulación de los honorarios a los profesionales intervinientes en estas actuaciones por considerarlos altos y por la imposición de las costas a su parte.

    El actor, cuestiona por bajos los montos tomados en grado para reparar los daños padecidos y por la fecha a partir de la cual se deberán calcular los intereses.

  3. No se discute en autos que el actor comenzó a prestar servicios para Full Containers S.A. el 14/12/2007 desempeñándose como chofer de camión, percibiendo por ello una remuneración mensual de $1.739,26.- (suma que se encuentra reconocida ver fs.498) y que el día 18/12/2007, mientras se encontraba efectuando sus tareas conduciendo un camión con semirremolque, y un contenedor sobre este último por la autopista Panamericana, siendo aproximadamente las 4.30 hs. intenta tomar la Av. Gral, Paz cuando en ese momento el semirremolque comienza a zigzaguear provocando que el camión volcara, lo que le produce las heridas descriptas por el perito médico a fs.

    Fecha de firma: 02/09/2015 Firmado por: GLORIA PASTEN DE ISHIHARA, JUEZA DE CAMARA Firmado por: MIGUEL ANGEL MAZA, JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación 196/204. También llega firme a esta instancia la incapacidad física total y absoluta del actor que se tomó en grado.

    Desde tal perspectiva, tras considerar reconocido el accidente y probado el daño y la relación causal y concluir que no existen pruebas que acrediten la adopción de medidas preventivas y de seguridad tendientes a evitarlo, y que no se demostró culpa del trabajador, la Sra. Jueza que me precedió, declaró la inconstitucionalidad del Art. 39.1 de la ley 24557 y resolvió

    condenar a la empleadora del actor, Full Containers S.A. , en los términos del art.1113 del Código Civil.

    De igual modo, determinó que la ART codemandada omitió prevenir o exigir la adopción de medidas eficaces a dichos efectos y, consecuentemente, la condenó solidariamente con fundamento en el art. 1074 del Código Civil.

    Tras efectuar un análisis para determinar el monto de la reparación integral, teniendo en cuenta su edad, porcentaje de incapacidad, salario, daño moral, etc., consideró que debe percibir la suma de $2.400.000.-, en concepto de reparación integral.

  4. La aseguradora se queja, porque consideró arbitraria la sentencia que la condena en forma solidaria a la reparación integral del daño ocasionado al actor por haber incurrido en una omisión culposa referida en el artículo 1074 del Código Civil Adelanto que, de prosperar mi solución, el agravio intentado debería ser rechazado.

    Según resulta de las constancias de autos la aseguradora, consignó

    que el accidente se denunció el 18/12/07, dando asistencia al mismo y registrado bajo el Nº 368.792 (ver fs.60).

    Desde esta perspectiva, debo señalar que del análisis del libelo inicial (ver fs. 23/24, apartado X), surge que el reclamante sostuvo que la A.R.T.

    incurrió en responsabilidad por omisión, ya que incumplió las obligaciones que la ley 24.557 le impone a través del art. 4 en cuanto le obliga a "adoptar las medidas legalmente previstas para prevenir eficazmente los riesgos del trabajo", manifestando que el inc. 2 impone a las ART la carga de establecer un plan de acción, incluyendo visitas periódicas, capacitación, provisión de elementos de seguridad, etc. para la prevención de accidentes.

    En términos jurídicos, la petición encuadra en las prescripciones del art.1074 del Código Civil y 1749 del Código Civil y Comercial de la Nación, toda vez que si nos ciñéramos a los términos de la contratación de la cobertura de seguro, la misma se limita a las contingencias y prestaciones adeudadas en el marco de la Ley de Riesgos del Trabajo.

    En este orden de ideas y en cuanto a la responsabilidad de la Aseguradora de Riesgos del Trabajo, memoro que la Corte Suprema de Justicia determinó en la causa “Torrillo Amadeo y otro c. Gulf Oil Argentina S.A. y otro”, sentencia del 31 de marzo de 2009 (publ. en D.T. abril de 2009, pág. 468 y sgtes.) que la ley 24.557 “… impuso a las ART la obligación de 'adoptar las medidas legalmente previstas para prevenir eficazmente los riesgos del trabajo'

    Fecha de firma: 02/09/2015 Firmado por: GLORIA PASTEN DE ISHIHARA, JUEZA DE CAMARA Firmado por: MIGUEL ANGEL MAZA, JUEZ DE CAMARA Poder Judicial de la Nación (art. 4.1); incorporar en los contratos que celebren con los empleadores 'un plan de mejoramiento de las condiciones de higiene y seguridad, que indicará las medidas y modificaciones que (aquéllos) deban adoptar en cada uno de sus establecimientos para adecuarlos a la normativa vigente' (art. 4.2), así como controlar la ejecución de dicho plan y denunciar todo incumplimiento de éste -y de las normas de higiene y seguridad (art. 3º.1.a)- a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (art. 4.4). Súmase a ello, además de promover la prevención mediante la información a dicha Superintendencia acerca de los planes y programas exigidos a las empresas (art. 31.1.c), el asesoramiento que deben brindar a los empleadores 'en materia de prevención de riesgos' (art.

    31.2.a). De su lado, la reglamentación de la LRT (decreto 170/6) detalló

    diversos aspectos del desarrollo del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA