Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 30 de Mayo de 2017 (caso RODRIGUEZ JUAN MARIANO ( 12742) c/ SISTEMAS BEJERMAN SA Y OTRO s/DESPIDO)

Fecha de Resolución:30 de Mayo de 2017
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 110564 EXPEDIENTE NRO.: 69101/2013 AUTOS: R.J.M. ( 12742) c/ SISTEMAS BEJERMAN SA Y OTRO s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 30 de mayo de 2017, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar en lo principal a las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial basadas en normas de derecho del trabajo. A su vez, dicha sentencia rechazó la acción deducida contra Galeno Aseguradora de Riesgos del Trabajo SA con fundamento en la ley especial.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpusieron sendos recursos de apelación, la parte actora y la demandada Sistemas Bejerman SA (fs. 600/603 y fs. 605/617) en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravio. La representación y patrocinio letrado de la parte actora y la perito contadora apela los honorarios regulados en su favor por considerarlos reducidos. La parte actora y la demandada Sistemas Bejerman SA apelan la regulación de honorarios de los profesionales intervinientes en autos por considerarlos elevados.

  1. fundamentar el recurso, la parte actora se agravia porque el Sr. Juez a quo consideró que la decisión del actor de colocarse en situación de despido indirecto resultó “apresurado y por ende inaceptable”. Cuestiona el monto de la comisión promedio determinada por el a quo y el cálculo de las vacaciones. A su vez, se agravia por el rechazo de la acción deducida contra la aseguradora. Apela la imposición de costas en el marco de ambas acciones.

La demandada Sistemas Bejerman SA se agravia porque el Sr.

Juez a quo aplicó las disposiciones de los arts. 212 y 208 de la LCT. Cuestiona la condena al pago de las vacaciones proporcionales y SAC, la indemnización prevista en el art. 80 de la LCT y la procedencia de las diferencias salariales reclamadas. Apela la tasa de interés.

Se agravia por la imposición de costas en el marco de la acción deducida con fundamento en el derecho común. Mantiene la apelación deducida a fs. 410. Solicita se regulen Fecha de firma: 30/05/2017 honorarios en el marco de la acción deducida con fundamento en la ley especial.

Alta en sistema: 07/06/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #19785577#179746742#20170531144110868 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios de la parte actora referidos al rechazo de la acción con fundamento en el derecho común en el orden y del modo que he de exponer.

La parte actora se agravia porque el Sr. Juez a quo rechazó la acción basada en la ley 24.557. Sostiene que inició una acción con fundamento en el derecho civil y que, en forma subsidiaria, requirió la aplicación de la ley especial. Invoca que se encuentra acreditado que el actor trabajó en un ambiente hostil y nocivo; y, a mi juicio, le asiste razón pero en forma parcial, aunque ello no determina la viabilidad de la pretensión.

Tal como sostiene el recurrente en el memorial recursivo, surge de la demanda que R. inició una acción con fundamento en el derecho común, y cumplimentó lo normado en el art. 65 de LO (ver fs. 16/20).

A su vez, sostiene el recurrente que el informe pericial médico acredita la existencia de nexo causal entre el ambiente laboral en el cual el actor debió

realizar sus tareas y la patología que padece; pero, a mi juicio no le asiste razón.

En efecto, el perito señaló que “…de acuerdo con el psicodiagnóstico solicitado, el accionante presenta un Trastorno Adaptativo Mixto con ansiedad, con sentimientos de inadecuación, angustia y depresión, con malestar significativo, y deterioro de la actividad social y laboral. De acuerdo con el baremo de la ley 24557, el cuadro descripto encuadra dentro de una Reacción Vivencial Anormal Neurótica con manifestación depresiva Grado II, condicionando una Incapacidad Parcial y Permanente del 10% (diez por ciento) sobre la total, requiriendo para su tratamiento la administración de psicofármacos…, debiendo considerarse como aleatoria la respuesta final al tratamiento” (ver fs.412 vta.).

Sentado ello, cabe señalar que, en el informe pericial médico producido a fs.411/414, el perito interviniente se limitó a describir ciertos segmentos del psicodiagnóstico realizado al accionante –agregado a fs. 381- y a concluir en idénticos términos a lo expuestos por el Licenciado Cortese en el mencionado informe; pero no formuló un análisis razonado de la cuestión, ni explicó las valoraciones de índole científica que lo llevaron a establecer que la incapacidad psíquica atribuida a R. (10%, ver fs. 412vta.) puede relacionarse causalmente con el ambiente hostil denunciado en el escrito de inicio.

En efecto, el perito médico interviniente no aportó una explicación detallada de las operaciones técnicas realizadas y de los principios científicos en que se funda para diagnosticar una RVAN en contradicción indisimulable con la regla del art. 472 CPCCN, ya que la mera remisión al estudio psicodiagnóstico realizado al actor resulta insuficiente para sustentar la opinión de quien, por ser perito designado en la causa, Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 07/06/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #19785577#179746742#20170531144110868 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II debe aportar su propia valoración de los estudios complementarios en orden a dar fundamento adecuado a su dictamen.

El Licenciado Cortese que intervino en su elaboración, -sin que esto implique un desmerecimiento a sus cualidades profesionales ni a la calidad de su trabajo- no es un perito designado en la causa, con la consiguiente garantía de imparcialidad que ello supone; por lo que el perito médico legista actuante es quien, en base a los estudios efectuados, debió explicitar las razones de índole científica que permitirían relacionar la afección psíquica con el ambiente en el cual trabajó el accionante.

Por otra parte, no existen elementos de convicción que vinculen, con rigor científico, las dificultades que, según el perito médico presenta el accionante tales como “…sentimientos de inadecuación”, “angustia” y “ansiedad” (ver sobre a fs.

182 vta.) con el ambiente denunciado.

Aclarado lo anterior, observo que, aunque el perito médico conjetura como posible que la incapacidad dictaminada pueda estar de algún modo vinculada a la actividad laborativa desplegada por el actor durante el vínculo con la accionada, estimo que no existen elementos de juicio que acrediten en autos los hechos que presupuso el experto para arribar a esa conclusión, es decir, las circunstancias fácticas que justificarían vincular tal padecimiento con las tareas cumplidas para la accionada.

Observo que en la demanda el actor describió que “fue sometido a fuertes presiones”, que “las acciones, exigencias, malos tratos por parte de clientela” y que las tareas que desempeñó requerían “un estado de presión y tensión extrema, confrontando en reiteradas oportunidades a clientes disconformes y agresivos así como también a sus superiores jerárquicos”; y “que el stress laboral surge cuando la presión que deriva de las tareas se torna excesiva o difícil de controlar” (ver fs. 8). Dijo haber estado expuesto a factores determinantes de stress y atribuyó la patología psíquica que padece a las condiciones (a las que hice recién referencia) bajo las cuales se habría desempeñado para la demandada. La demandada Sistemas Bejerman SA, negó que el actor haya trabajado bajo las condiciones descriptas en la demanda y que el trabajo cumplido en favor de ella haya originado la patología psíquica en cuestión (ver fs. 123); por lo que a cargo de aquél se encontraba acreditar tales extremos (art. 377 CPCCN).

Sin embargo, el actor no demostró circunstancias fácticas que denoten que trabajó bajo las condiciones de tensión, presiones y stress que describió en el escrito inicial.

En efecto, no existe elemento de juicio alguno que acredite que el actor haya trabajado expuesto a los factores de stress que invocó como imputables a la demandada. Las declaraciones de D. (fs. 427/429), R.M. (fs. 445/447), Sarmiento (fs. 503/504), V. (fs. 506/509) no aportan evidencia alguna de que la actividad desplegada por el actor para Sistemas Bejerman SA lo haya sometido a presiones innecesarias. Si bien refieren que recibían muchas llamadas, reclamos y quejas de los Fecha de firma: 30/05/2017 Alta en sistema: 07/06/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #19785577#179746742#20170531144110868 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II clientes, lo cierto es que, más allá del grado de atención que puede llegar a exigir trabajar en esas condiciones, no hay evidencia de que el actor, en particular, haya sido víctima de presiones, ni de agresiones verbales o de malos tratos por parte de los clientes y/o superiores. El cansancio y la fatiga que, en mayor o menor medida, supone la realización de todo tipo de actividad laboral,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS