Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 15 de Mayo de 2019, expediente CNT 047794/2013/CA001

Fecha de Resolución15 de Mayo de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 93552 CAUSA NRO. 47794/2013

AUTOS: “R.H.G.C. INSTITUTO NACIONAL DE

SERVICIOS SOCIALES PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS S/DESPIDO”

JUZGADO NRO. 70 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 15 días del mes de mayo de 2.019, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo,

para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo,

se procede a votar en el siguiente orden:

La D.M.C.H. dijo:

  1. La sentencia de fs.517/531 ha sido apelada por la parte demandada a fs.534/538. La perito contadora apela sus honorarios a fs.532, al igual que lo hacen la representación letrada del actor a fs.541/542 y la perito médica a fs.540.

  2. La demandada se queja porque se desestimó la causal invocada para justificar la disolución del contrato habido con el actor y del daño moral cuya reparación fuera admitida en origen. Apela los honorarios regulados a los profesionales intervinientes, por estimarlos altos.

  3. La entidad accionada pone de relieve en su memorial el sumario tramitado a efectos de dilucidar los hechos en virtud de los cuales dictó la Resolución Nº 273/2011

    del 10 de marzo de 2011 para despedir al actor, quien se desempeñaba en calidad de abogado dependiente desde el 17 de octubre de 1977 y lo hacía como J. del Departamento de Asuntos Jurídicos de la UGL VIII por disposición Nº 069/2007.

    Los términos de la resolución de referencia revelan que se imputó al demandante una actuación negligente e irregular en la tramitación del juicio “N.,

    O.F.c. s/daños y perjuicios”, radicado en el fuero federal, en la provincia de Buenos Aires.

    De los considerandos de la decisión administrativa se extrae que se observaron falencias en la etapa probatoria –falta de impulso de la prueba de informes, falta de impugnación de la pericia médica y no presentación del alegato-, recursos (revocatoria y apelación) extemporáneos, y generación de astreintes ante el incumplimiento a la manda judicial., se tuvo en cuenta que el Dr. R., además de intervenir como representante letrado de la entidad demandada, se encontraba a cargo de la asesoría legal de la causa (ver fs.24 del sumario en Anexo 5190, resolución Nº 273/2011). Estas circunstancias generaron una pérdida de confianza que condujeron al Instituto a despedir al agente “por las irregularidades expuestas en los considerandos de la Fecha de firma: 15/05/2019

    presente” resolución, oportunidad en la que también se ordenó la instrucción de otro Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA

    sumario dirigido a investigar “las restantes causales que originaron las astreintes… a fin de deslindar las responsabilidades que pudieran corresponder a los agentes de este Instituto”.

    Estos fueron los términos en los que se dispuso el distracto del accionante, que –reitero- tuvo lugar el 10/3/2011. La demandada pone de relieve en su memorial los testimonios de B. y de R.. El primero declaró a fs.188/189 que estuvo a cargo de la gerencia de asuntos contenciosos desde 2008 hasta 2010, por lo que estaba en contacto con las asesorías jurídicas de las delegaciones de la entidad y de allí conocía al Dr. R., sobre cuyo desempeño expresó que “era normal, no había grandes cuestiones”; leyó el sumario con posterioridad al despido del actor (fs.188); relató que él fue sumariado a continuación de ese acto extintivo, consecuencia del trámite del expediente para el pago a través de los bonos, y sancionado con 15 días de suspensión. R. (fs.190/191) conoció al actor en el año 2009 por trabajar en el PAMI,

    el testigo –quien estaba a cargo del departamento de sumarios- tomó intervención en el caso “N.” y expresó que “las irregularidades que resultaban atribuibles al mismo eran alevosas. Había falta de apelaciones en término y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR