Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 30 de Mayo de 1989, expediente Ac 40442

PresidenteSan Martín - Laborde - Mercader - Cavagna Martínez - Negri
Fecha de Resolución30 de Mayo de 1989
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a -30- de mayo de mil novecientos ochenta y nueve, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores S.M., L., M., C.M., N., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa Ac. 40.442, "R., H.H. contra C., A.E.. Daños y perjuicios".

A N T E C E D E N T E S

El Juzgado de primera instancia en lo Civil y Comercial nº 26 del Departamento Judicial de La Plata rechazó la demanda de daños y perjuicios incoada, con costas.

La Cámara Primera de Apelación -Sala I- confirmó dicho pronunciamiento.

La actora interpuso recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Oído el señor P. General, dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J.d.S.M. dijo:

Para arribar a la decisión impugnada la Cámara expresó que:

  1. El automóvil tenía innegable prioridad de paso en relación a la moto del actor, desde que venía por la derecha y había ya transpuesto la línea media imaginaria de la calzada de la avenida con la consecuente presunción de culpabilidad que sobre él pesa a raíz de la infracción.

  2. La parte interesada en desvirtuar la presunción no ha conseguido demostrar que ella deba ceder a fa-vor de una conducta altamente imprudente o negligente de quien gozaba de paso preferente.

  3. El actor al absolver posiciones admitió haber observado en la esquina la proximidad del automóvil y aclaró después que al producirse el choque su moto ya iba sin control.

  4. Las notorias contradicciones de los testigosdeponentes justifican acudir al arbitrio extremo de prescindir de ellos en lo relativo a quién fue el embestidor, qué vehículo estaba más adelantado en el cruce y las velocidades que llevaban.

  5. Tampoco es aconsejable atenerse rígidamente a las distintas hipótesis que los peritos T. y R. han proyectado para calcular el tren de marcha de los vehículos.

  6. D. análisis de la prueba pericial en lo pertinente y demás circunstancias de la causa cabe concluir en que hubo una interferencia repentina e inesperada de la moto y que su conductor intentó una maniobra elusiva por delante del automóvil, asumiendo de ese modo una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR