Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV, 7 de Marzo de 2017, expediente CNT 038556/2013/CA001

Fecha de Resolución: 7 de Marzo de 2017
Emisor:CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IV

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA N° 102.066 CAUSA Nº 38556//2013 SALA IV “RODRIGUEZ, GRACIELA C/ OBRA SOC. DEL PERS. DE SEG. COMERC. INDUSTR. E INVEST.

PR

IV. OSPSIP Y OTRO S/ DESPIDO” JUZGADO N° 45.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 07 de marzo de 2017, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La doctora S.E.P.V. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia (fs. 87/89 y 91) se alzan ambas partes a tenor de los memoriales de agravios obrantes a fs.

94/95 (actora) y fs. 99/100 (codemandada Unión Personal de Seguridad República Argentina), replicado este último a fs. 103/104.

Asimismo, la representación letrada de la parte actora (fs.

94vta./95) y de la codemandada Unión Personal de Seguridad República Argentina (fs. 100vta.) cuestionan los honorarios regulados a su favor, por considerarlos reducidos.

II) Razones de orden metodológico me conducen a tratar, en primer lugar, el agravio vertido por la codemandada Unión Personal de Seguridad República Argentina dirigido a cuestionar que se haya tenido por cierta la existencia de una relación laboral con la actora.

La coaccionada critica la valoración del único testimonio obrante en la causa, cuyo relato califica de contradictorio y falso por no haber dado razón de sus dichos, haciendo hincapié –además- en que la testigo jamás habría visto a la Sra. R. trabajar los días viernes y en que el Sindicato nunca abonó los salarios de los profesionales de la salud.

Asimismo, manifiesta que “no fueron tomados en cuenta una serie de elementos, que dan por tierra dicha postura y que prueban en forma acabada y suficiente, que en la especie se trata de un profesional independiente” y, a tal fin, señala que la actora emitía recibos por honorarios, que no se probó que haya sido obligada a hacerlo y que jamás efectuó reclamo alguno durante la vinculación.

Fecha de firma: 07/03/2017 Alta en sistema: 02/05/2017 Firmado por: H.C.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.E.P.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.G.B., SECRETARIO DE CAMARA #20098607#173280548#20170307113206523 Poder Judicial de la Nación Adelanto que, en mi voto, este agravio no será receptado.

Ante todo, cabe señalar que la apelante pasa absolutamente por alto que la Sra. Jueza “a quo” tuvo en cuenta que se encuentra incursa en la situación prevista por el art. 86 de la LO y que, por ende, correspondía presumir como ciertos los hechos referidos en el inicio (fs. 88).

Al respecto, esta S. tiene dicho que la rebeldía del art. 86 L.O.

produce la inversión de la carga de la prueba sobre todos los hechos expuestos en la demanda o contestación –en su caso- (S.D. 69767 del 29/12/93, “L., M. c/DallaR. s/despido” y S.D. 92.790 del 16/11/07, “L., L.J. c/ Repicky S.A. s/ despido”, entre muchísimas otras), y que la presunción de veracidad consagrada en esa norma adjetiva no requiere ser corroborado por ninguna prueba...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba