Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala D, 22 de Diciembre de 2016, expediente COM 030181/2012

Fecha de Resolución22 de Diciembre de 2016
EmisorCamara Comercial - Sala D

Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial SALA D En Buenos Aires, a los 22 días del mes de diciembre de dos mil dieciséis, reúnense los señores Jueces de la Sala D de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, con el autorizante, para dictar sentencia en la causa “R.F. TOMAS contra ASOCIACIÓN DE FUTBOL ARGENTINO Y OTROS sobre ORDINARIO” registro N° 30181/2012/CA1, procedente del JUZGADO N° 22 del fuero (SECRETARIA N° 43), en los cuales como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo previsto por el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden, D.:

V., G. y H..

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara, G.G.V. dijo:

  1. El señor F.T.R. promovió demanda contra la Asociación del Futbol Argentino y el Club Ferro Carril Oeste Asociación Civil, con el objeto que se los condene a resarcirlo de los daños y perjuicios que le generaron los incidentes violentos de los que fue víctima, ocurridos en el estadio del último de los nombrados.

    Relató que el 14 de noviembre de 2009 concurrió al estadio de Ferro Carril Oeste a presenciar el partido que disputarían ese club contra Deportivo Merlo. A tal fin ingresó a la tribuna local aunque sin abonar entrada al estar eximido de ello por ser persona discapacitada. Dijo también haber ido junto a un acompañante, a quien no identificó.

    Fecha de firma: 22/12/2016 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: JULIO FEDERICO PASSARON, SECRETARIO DE CAMARA #23057094#169530245#20161222104829750 Promediando el segundo tiempo y luego de que el club local empatara el partido, dijo haber sido sorpresivamente golpeado en la nuca lo que provocó

    su inmediata caída. Ya en el piso continuó la tremenda golpiza de un nutrido grupo de simpatizantes de Ferro Carril Oeste. Auxiliado y luego retirado por personal policial, fue atendido en el Hospital Álvarez y posteriormente derivado al Centro Gallego.

    Refirió cierta publicación periodística que describió la agresión, aunque identificándolo como hincha del club visitante; calidad que fue negada por R., quien se identificó como simpatizante del Club Boca Juniors.

    De seguido el actor desarrolló su argumentación jurídica para responsabilizar a ambos demandados: a la AFA como organizadora del torneo y al Club Ferro Carril Oeste por haber sido víctima de sus propios seguidores y ocurrir en el ámbito de su estadio.

    Citó variada jurisprudencia en su apoyo.

    Al enumerar los daños a resarcir, sostuvo haber sido afectado físicamente pues los golpes le produjeron una trombosis en la fístula mediante la cual se dializa (señaló ser trasplantado de riñón), pieza que dijo afectada definitivamente ocasionándole graves problemas para los necesarios tratamientos posteriores.

    También dijo afectados los “tendones rotulianos” lo cual perjudicó su movilidad. Reclamó entonces por este perjuicio un resarcimiento de $

    600.000.

    Invocó a su vez haber padecido daño moral no sólo por el hecho en sí, sino también por las consecuencias que le generó en su enfermedad de base que entendía controlada. Pretendió ser resarcido por este perjuicio con otra suma de $ 600.000.

    Por gastos en materia de movilidad y farmacia requirió la suma de $

    50.000; por daño psicológico $ 100.000; y por el tratamiento consecuente la suma de $ 25.000. Total $ 1.375.000.

  2. La Asociación del Futbol Argentino se presentó en fs. 58/76.

    Luego de una pormenorizada negativa de hechos, postuló carecer de toda responsabilidad por la trifulca invocada por R., en tanto ajeno a la seguridad del espectáculo deportivo, función que cumplimenta el Estado Fecha de firma: 22/12/2016 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: JULIO FEDERICO PASSARON, SECRETARIO DE CAMARA #23057094#169530245#20161222104829750 primero inspeccionando y luego habilitando al estadio; para ulteriormente dar cobertura durante el espectáculo deportivo, con la intervención de la autoridad policial. Detalló aquí diversa normativa que, a su juicio, abona lo antes postulado.

    Su intervención en este hecho deportivo se limitó, según dijo, a organizar los campeonatos, programando los partidos, otorgando carácter de local o visitante a cada equipo y, en su caso, juzgando las eventuales inconductas que pudieren producirse en el desarrollo del juego.

    Entiendo aquí suficiente la descripción de las defensas planteadas por la AFA pues, como se verá más adelante, su recurso fue declarado desierto al omitir presentar en tiempo su expresión de agravios, por lo cual la Sala no podrá analizar la responsabilidad jurídica de la entidad referida, por haber quedado consentida la que le atribuyó la sentencia de grado.

  3. El Club Ferro Carril Oeste Asociación Civil contestó demanda en fs. 83/89, postulando el total rechazo de la pretensión en su contra.

    Luego de desconocer tanto los hechos referidos por R. en su escrito de inicio como la documental aportada, recordó que por disposición de la AFA del 31.7.2007 ha sido prohibido el acceso del público visitante como espectador de un encuentro futbolístico. En este marco fáctico, y al afirmar que el actor era simpatizante del club Deportivo Merlo, el acceder a la tribuna rival infringió aquella disposición administrativa lo cual desencadenó el violento incidente que ahora invoca.

    Pidió sea citada su aseguradora a los efectos previstos en el artículo 118 de la ley de seguros.

  4. El Surco Compañía de Seguros S.A. contestó tal citación en fs.

    102/109.

    Al igual que los restantes demandados, la aseguradora realizó una puntillosa negativa de hechos al iniciar su presentación.

    De seguido, cuestionó que el señor R. hubiere ingresado al estadio exhibiendo solamente su carnet de discapacidad pues era menester registrarse en el Club con antelación.

    Fecha de firma: 22/12/2016 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: JULIO FEDERICO PASSARON, SECRETARIO DE CAMARA #23057094#169530245#20161222104829750 A su vez, calificó como ilógico que un discapacitado que no es hincha del club local ingrese a la tribuna popular de tal divisa, no grite el gol y eventualmente discuta con sus simpatizantes provocando su reacción.

    Dijo que el Club no denunció siniestro alguno y no le consta que hinchas de F. hubieran sido los autores de la golpiza que, de haber ocurrido, pudo ser causada por múltiples factores.

    Entendió así que cabrá al actor acreditar tales hechos, los cuales no pueden presumirse.

    De seguido citó en su apoyo diversa jurisprudencia; cuestionó luego la veracidad de los daños invocados y la cuantía de la indemnización perseguida.

  5. La sentencia de primera instancia (fs. 747/755) admitió parcialmente la demanda y condenó tanto a la Asociación del Futbol Argentino como al Club Ferro Carril Oeste a indemnizar al actor con la suma de $ 140.000, con más intereses y las costas del juicio.

    Con apoyo en la investigación fiscal venida ad effectum videndi, la declaración de los policías que actuaron para suspender la pelea y las imágenes capturadas en video, la sentencia entendió probado el hecho dañoso referido por R. en su escrito de demanda.

    Entendió responsable al Club Ferro Carril Oeste por ser el organizador del espectáculo deportivo y, por tanto, ser quien debió procurar la seguridad de quienes asistieron al mismo.

    También atribuyó a la AFA una responsabilidad de origen legal, conforme las previsiones de la ley 23.184 con las novedades aportadas por la ley 24.192.

    Admitió entonces el resarcimiento por el daño físico, pero solo hasta la suma de $ 30.000. Ello pues aún cuando el actor no brindó pautas que justificaran su pretensión, es claro que el hecho ocurrió y le generó a R. el agravamiento de su incapacidad. Particularmente complicó su enfermedad al anular la vía ordinaria y eficiente para practicar la diálisis que requiere su tratamiento.

    También acogió el daño moral, pues entendió que la índole de la golpiza recibida hacía presumir el agravio extrapatrimonial. Otorgó aquí la suma de $ 100.000 en calidad de resarcimiento.

    Fecha de firma: 22/12/2016 Firmado por: P.D.H., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.G.V., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.R.G., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: JULIO FEDERICO PASSARON, SECRETARIO DE CAMARA #23057094#169530245#20161222104829750 En cuanto al perjuicio traducido en los gastos “pasados y futuros”, presumió también su existencia a pesar de no haberse producido prueba al respecto, y concedió la suma de $ 10.000.

    Rechazó tanto el daño psicológico como los gastos del tratamiento respectivo pues la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR