Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - SALA I, 8 de Septiembre de 2015, expediente CNT 048503/2011/CA001

Fecha de Resolución: 8 de Septiembre de 2015
Emisor:SALA I
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 104739 EXPEDIENTE NRO.: 48503/2011 AUTOS: RODRIGUEZ, A.S. c/ REALPE SA Y OTROS s/ACCIDENTE - LEY ESPECIAL VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 08 de septiembre de 2015, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. G.A.G. dijo:

Contra la sentencia de la instancia anterior se alza la parte actora a tenor del memorial obrante a fs. 396/400. También apela la parte demandada los honorarios del perito médico, por considerarlos elevados, y la representación y patrocinio letrado de R.S.A. y de C.B.C.N., sus emolumentos, por reputarlos reducidos (fs. 395).

Se queja la parte actora por cuanto el Judicante de la anterior instancia rechazó la acción iniciada en reclamo de la reparación de la incapacidad psíquica que dijo padecer como consecuencia de las tareas desarrolladas para la demandada y el ambiente en el que las llevaba a cabo. Refiere que el Judicante de grado efectuó un incorrecto análisis de la prueba pericial médica, en tanto lejos de no otorgar incapacidad, el experto diagnosticó en la actora burn out o stress laboral con un deterioro psicológico del 20%, aunque señalando en forma inexacta que no podía atribuir factores de causalidad o concausalidad atento la ausencia de documental al respecto. Sostiene que la declaración testimonial de Del Torno, prestada en el marco de la causa “R., Alicia Susana c/

Realpe S.A. y otro s/ despido” que tramitó ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo Nº 14 corrobora sus asertos iniciales y solicita que, de considerar que las pruebas obrantes en autos resultan insuficientes, se disponga, como medida para mejor proveer, la producción de la prueba testimonial oportunamente ofrecida y que en un, a su criterio, excesivo rigor formal, fuera desestimada en la anterior instancia.

Corresponde señalar, liminarmente, que conforme da cuenta el psicodiagnóstico realizado a la accionante (ver sobre de fs. 323), la misma presenta síndrome de “burn out o estrés laboral” moderado, con un porcentaje de deterioro psicológico del 20%. En base a dicho estudio, el perito médico explicitó que el síndrome mencionado consiste en una afectación del organismo en respuesta a una situación Fecha de firma: 08/09/2015 prolongada de estrés generado por factores estresantes emocionales e interpersonales Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO relacionados con el trabajo e incluye sintomatología psíquica, fatiga crónica, ineficacia y negación, entre otras. Concluyó que, en consecuencia, R. presenta un cuadro de RVAN grado III con componente fóbico que la incapacita psíquicamente en el 20% de la total obrera. Agregó que “si bien la afectación psíquica que presenta la actora ha quedado fijada en un evento traumático que se relaciona con su último año laboral y el despido, no hay documental en autos que permita a este experto atribuir factores de causalidad o concausalidad con el mismo”.

Reiteradamente he sostenido que la apreciación del informe pericial es facultad de los jueces y que debe ser ejercida conforme las reglas de la sana crítica (art.

477 CPCCN), por lo que el Judicante tiene respecto de ella, la misma libertad de ponderación que le asiste para el análisis de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA