Rodrigo vive: el personaje, el cantante y el mito ya tienen su película

 
EXTRACTO GRATUITO

En los últimos años, la conversación se volvió un arte un poco más sencillo: ahora, cuando no se sabe de qué hablar, siempre se puede hablar de series. Todo el mundo ve series, todos siguen alguna o varias, de modo que cualquiera puede participar de este ritual. A solo tres meses de finalizar el año, sabemos que hay algunas series que se destacaron sobre el resto. No necesariamente fueron las mejores -una categoría muy elusiva de por sí y objeto de otro tipo de lista-, pero sin duda son las ficciones de las que supo hablar todo el mundo en estos nueve meses de 2018. Para quien todavía no esté al día, un decálogo de las series que hay que podemos maratonear a partir de ahora, de modo de no quedar afuera de las conversaciones en lo que resta del año."El jueves, por la noche, un mito comenzó a tomar forma pública". Así empezaba la crónica de la periodista Adriana Franco en LA NACION en el primero de los trece conciertos que Rodrigo ofreció en el Luna Park durante abril de 2000. El fenómeno había explotado tras la salida de A 2000, un disco grabado en vivo en la bailanta S'Combro, que reafirmaba su lugar de pertenencia y su identidad cuartetera con el clásico "Soy cordobés". El disco, un tributo al cuarteto característico, vendió un millón y medio de discos y esas canciones saltaron directamente del circuito bailantero al inconsciente colectivo popular.Pasaron dieciocho años de la trágica muerte del Potro Rodrigo el 24 de junio de 2000 en la autopista La Plata-Buenos Aires, pero esa estela popular que dejaron sus canciones vuelve a renovarse. La historia de su vida tiene facetas no reveladas. La película El Potro, lo mejor del amor, dirigida por Lorena Muñoz (Gilda, no me arrepiento de este amor, Los Próximos Pasados y No sé qué me han hecho tus ojos, en codirección con Sergio Wolf), que se estrena el jueves, es una aproximación al universo íntimo del cantante."Lo que tuvimos claro con la guionista Tamara Viñes, con la que hicimos juntas Gilda, es que había un componente mediático fuerte en Rodrigo. Nosotras queríamos mostrar lo que no se veía. Fue un trabajo de investigación largo que refleja la vida detrás del ídolo", cuenta la directora, que tuvo la bendición de su círculo íntimo, como su hijo Ramiro Bueno, que participa en el film.La directora se concentra sobre todo en los intensos años de Rodrigo como cantante, desde que llegó a Buenos Aires a los 17 años para probar suerte con la música hasta su consagración. El film tiene el pulso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA