Sentencia nº AyS 1992 III, 335 de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 8 de Septiembre de 1992, expediente P 41190

PonenteJuez GHIONE (SD)
PresidenteGhione - San Martín - Laborde - Mercader - Rodriguez Villar
Fecha de Resolución 8 de Septiembre de 1992
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

Dictamen de la Procuración General: A fojas 1028/1031 vta. y 1035/1039 de estos actuados, los Defensores Oficiales de los encartados interponen recursos extraordinarios de inaplicabilidad de ley contra la sentencia de la Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Penal de M. que condenó a H.O.C. a la pena de doce años y tres meses de prisión, accesorias legales y costas, por los siguientes delitos: autor penalmente responsable de robo de automotor agravado por el uso de armas (cas. 61.324 y 61.326), coautor de robos agravados por el uso de armas (cas. 61.311, 61.392 y 61.361), coautor de robo con armas y robo de automotor agravado por el uso de armas (cas. 61.327 y 61.351), todos los hechos en concurso material entre sí y en forma ideal cuando concurren en el mismo hecho los delitos de robo agravado por el uso de armas y robo de automotor también agravado por el uso de armas; y a C.H.V. a la pena de doce años de prisión, accesorias legales y costas, como coautor penalmente responsable de los delitos de robos agravados por el uso de armas (cas. 61.393, 61.394, 61.465, 61.311, 61.392 y 61.361), coautor penalmente responsable de los delitos de robos con armas y robo de automotor agravado por el uso de armas (cas. 61.327 y 61.351), todos los hechos ocho concurren como señalé “supra” (sent. de fs. 973/1004) arts. 166 inc. 2 y 38 Dto. ley 6582/58.

  1. recurso extraordinarios de inaplicabilidad de ley interpuesto a favor de Castronuovo (fs. 1028 y 1031 vta.).

    A juicio del recurrente, la Alzada ha violado o erróneamente aplicado los artículos 259 incisos 1 y 2 del Código de Procedimiento Penal, pues entiende que no existen pruebas directas o inmediatas para configurar el cuerpo del delito en las causas 61.351 y 61.361. Además dice el a quo no ha logrado reunir indicios suficientes para integrar las exigencias de la ley , ya que la indagatoria extrajudicial de V. no puede integrar dicho cuadro probatorio, ni los partes policiales; ergo ha hecho errónea aplicación del artículo 259 del ritual. Considera además que también ha incurrido en violación por falsa aplicación de los artículos 251 y 253 de ese texto, pues a su juicio el propio damnificado y denunciante del hecho está inhibido como testigo. Discrepa con el a quo por el reconocimiento que víctimas o testigos efectúan de los procesados por medio de fotografías, con lo que a su juicio se violan los artículos 258 y 259 del Código de forma; asimismo tampoco se acreditó que el arma en poder de su pupilo haya sido la que le fue robada a la víctima. Finalmente considera que se ha violado la doctrina legal de esa Corte. Ergo, peticiona, se revoque el fallo y se absuelva libremente a su pupilo de los delitos que se le enrostran, o, en su defecto se le imponga la mínima pena.

  2. Recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto a favor de V. (fs. 1035/1039).

    Considera que la Cámara ha violado los artículos 126, 138, 251, 255, 256, 259 “in fine”, 227, 269, 431 del Código de Procedimiento Penal y 16, 18, 31 y 33 de la Constitución nacional al aplicarse el artículo 38 del Decreto ley 6582/58; pues a su juicio cada uno de los procesos adolece de irregularidades desde su inicio, pues no sólo sufrió torturas su pupilo sino que se determina irregularidad en la identidad del mismo, ante la falta de indicio de oportunidades o presencia física. Solicita la absolución en cada una de las causas. Subsidiariamente, plantea la inconstitucionalidad del artículo 38 del decreto ley 6582/58.

    Examinada en lo pertinente la argumentación esgrimida a fojas 1028/1031 vta., opino que el recurso interpuesto no puede prosperar.

    En efecto, las observaciones que formula el recurrente referidas al criterio de apreciación de la prueba no olvidemos que es tarea propia de los jueces de grado, irrevisible en casación salvo absurdo (conf. P. 34.842, del 9VI87, entre otras) exhiben sólo una opinión discrepante con la de la Excma. Cámara en la consideración de los hechos, pero de ninguna manera resultan idóneas para conmover los fundamentos del pronunciamiento, pues no logran demostrar que el mismo no constituye una derivación razonada del derecho vigente (conf. dictamen de esta Procuración en causas P. 35.930, P. 37.090; S.C.B.A. causas P. 31.533 del 7IV83; P. 32.316 del 11X83, entre otras).

    Sin perjuicio de ello, debo señalar, respecto a la discrepancia del recurrente con ciertos elementos utilizados por el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR