Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix, 27 de Agosto de 2019, expediente CNT 045666/2016/CA001

Fecha de Resolución:27 de Agosto de 2019
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX Causa N°: 45666/2016 - ROBLEDO, J.W. c/ PROVINCIA ART S.A. s/ACCIDENTE - LEY ESPECIAL Buenos Aires, 27 de agosto de 2019.

se procede a votar en el siguiente orden:

El D.M.S.F. dijo:

I- Contra la sentencia de primera instancia se alza la parte actora según el escrito de fs. 116/119, contestado por la demandada a fs. 121/121vta.

II- La recurrente se agravia del fallo de grado que rechazó la demanda interpuesta.

Cuestiona que la Sra. Juez “a quo” haya desestimado las conclusiones a las que llegó el perito médico en su informe pericial respecto de la patología estética –cicatriz en cadera izquierda- por la cual le asignó un 6% de incapacidad.

Estimo que el agravio debe prosperar. Ello es así, toda vez que en autos se discute si como consecuencia de un accidente que padeció el actor y fue oportunamente reconocido y atendido por la aseguradora éste presenta una incapacidad indemnizable en los términos de la Ley de Riesgos del Trabajo.

En tal sentido, conforme surge del peritaje médico obrante a fs. 97/101, el experto informó que el actor presenta una secuela de orden estético dada por una cicatriz en la región externa de la cadera izquierda de 8 cm de longitud y 2 cm de ancho, hiperpigmentada y de características queloideas que lo incapacita en un 6% de la t.o. según B.A.R.. Asimismo, aseveró

que la secuela padecida por el trabajador guarda relación causal con el accidente denunciado en autos.

A lo expuesto agrego que desde el punto de vista psíquico el experto informó que el actor “no tiene padecimientos actuales psíquicos que se desprendan directamente del evento traumático, ni de sintomatología Fecha de firma: 27/08/2019 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX #28598619#242607182#20190827103025317 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX que manifieste un choque emotivo por este episodio” (v.

fs. 101 vta.).

En este marco, considero que el informe pericial médico resulta serio y debidamente fundado en criterios científicos a partir de la revisación del actor y de los estudios complementarios efectuados, sin que la impugnación efectuada por la parte demandada a fs.

105/105vta resulte suficiente para desacreditar las conclusiones vertidas por el perito designado en autos (art. 386 CPCCN).

Por otra parte, observo que el único fundamento por el cual la sentenciante de grado anterior se aparta de la incapacidad informada es que el perito no se basó en el baremo contemplado en el dec. 659/96, aseverando que dicha secuela (cicatriz en región externa) no se encuentra allí estipulada (ver sentencia, fs. 115 vta.).

Sobre el punto, resalto que los baremos son tablas que relacionan –en abstracto– enfermedades con disminución de la capacidad laborativa genérica estimando, frente a una dolencia determinada, la incapacidad posible. Su carácter es estimativo, ya que diferentes tablas pueden informar incapacidades distintas para una misma dolencia, según los parámetros que utilice quien la diseñó.

A mayor abundamiento, señalo que la disposición del art. 9 de la ley 26.773, debe armonizarse necesariamente con la suficiencia reparatoria exigida por el art. 1 del mismo cuerpo legal, objetivo que mal podría lograrse, en el particular caso de autos, si se considera que la lesión del actor, que disminuye su capacidad de trabajo, no resulta resarcible por el sólo argumento de que no se encuentra contemplada en la tabla del Dto. 659/96 (en el mismo sentido se ha expedido esta S. en un caso de aristas simlares, “in re”, “S.F.A. c.

Q.B.E. Argentina ART S.A. s. Accidente – Ley Especial, S.D. 21.010 del 30/3/16”).

En razón de lo expuesto, teniendo en cuenta que los términos en que fue informada la incapacidad detectada por el galeno se encuentran suficientemente detallados (v. fs. 97vta/98) considero que el daño sufrido por el Fecha de firma: 27/08/2019 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX #28598619#242607182#20190827103025317 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX actor –valuado en el 6% de la t.o.- resulta, a mi juicio, indemnizable.

Por lo tanto, corresponde revocar la sentencia de primera instancia y proceder al cálculo de la indemnización correspondiente en función del porcentaje de incapacidad determinado por el perito.

III- La solución propuesta me lleva a tratar los planteos de inconstitucionalidad de los arts. 21, 22 y 46 de la ley 24.557 efectuados por el actor.

Destaco que dicho tópico ha merecido pronunciamientos puntuales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que comparto en sus líneas directrices sustanciales, avalando su seguimiento no sólo el parecer concordante, sino también razones de economía procesal e institucionales referentes a la investidura de nuestro Máximo Tribunal de Justicia (arts. 31, 108, 116 y concordantes de la Constitución Nacional).

En el mismo sentido, la declaración de inconstitucionalidad del artículo 46, inciso primero, y de los arts. 21 y 22 de la Ley de Riesgos del Trabajo encuentra claro apoyo en la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en los casos “Castillo, Á.S. c/Cerámica A.S., sentencia del 7/09/04, “Abbondio, E.I. c/

Provincia ART S.A.”, sentencia del 26/02/08 y “Obregón, F.V. c/ Liberty ART”, sentencia del 17/04/12.

Por los fundamentos expuestos, propongo declarar la inconstitucionalidad de los arts. 46, 21 y 22 de la ley 24.557.

IV- En razón de lo expuesto en los apartados anteriores, efectuaré a continuación el cálculo de la prestación dineraria que corresponde al actor en los términos del art. 14 inc. 2 ap. a) de la ley 24.557.

En primer lugar, cabe destacar que, el VMIB que corresponde tener en cuenta asciende a $16.702,96 (200.545,44/365x30,4; ver las remuneraciones en informe AFIP obrante a fs. 109 para los meses marzo 2014 a febrero 2015).

Fecha de firma: 27/08/2019 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX #28598619#242607182#20190827103025317 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX En este punto destaco que el planteo de inconstitucionalidad formulado por la parte actora con relación al art. 12 de la ley 24.557 carece de la fundamentación mínima exigible a toda pretensión de descalificación de una norma dentro del sistema jurídico, a la luz de la invariable doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación respecto del cuidadoso examen que requiere la declaración de inconstitucionalidad (Fallos: 324:3345; 325:645).

Por otra parte aclaro que, teniendo en cuenta que el accidente se produjo el 19/03/2015, corresponde aplicar la ley 26.773.

Al respecto destaco –en torno al planteo de inconstitucionalidad del dec. 472/14 a fs. 20- que, a mi entender, de la interpretación armónica de las previsiones de dicha norma para determinar la cuantía de la indemnización, surge que los “importes” sujetos a ajuste conforme el índice RIPTE son únicamente las sumas adicionales de pago único contempladas en el artículo 11 (modificado por dec 1694/09), y los mínimos previstos en los artículos 14 parr. 3 y 15 de la ley 24.557.

Ello es así, pues el art. 8 de la ley 26.773 establece que los “importes” por incapacidad laboral permanente previstos en las normas que integran el régimen de reparación se ajustarán semestralmente, a partir de la entrada en vigencia de la ley, según la variación del índice RIPTE.

En razón de ello, considero que el legislador hizo referencia a sumas previstas concretamente en el régimen de reparación –que son en definitiva las contempladas en los arts. 11, 14 parr. 3 y 15 respectivamente-, y no a lo que podría resultar de la aplicación de la fórmula establecida en el art. 14 ap.

2 inc. a) de la ley 24.557. Es claro que este último artículo no prevé un “importe”, sino un método que, en cada caso, permitirá según las pautas respectivas determinar la indemnización que corresponda al trabajador damnificado.

Luego de la actualización general prevista en el art. 8 que, reitero, se establece para el futuro, la Fecha de firma: 27/08/2019 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX #28598619#242607182#20190827103025317 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX norma dispone el ajuste de aquellos mismos importes para los hechos jurídicos sucedidos con anterioridad a su entrada en vigencia, pero con obligaciones pendientes de pago –los cuales no se encuentran alcanzados por la actualización general mencionada-

(art. 17.6, primer párrafo).

En tal sentido, establece el ajuste de los mismos desde el 1º de enero de 2010 a la fecha de su entrada en vigencia, conforme el índice RIPTE.

El hecho de que el ajuste se haya dispuesto “a la fecha de entrada en vigencia de la ley” implica claramente, en mi opinión, que se aplica a aquellas contingencias que no resultan alcanzadas por el ajuste general dispuesto en el art. 8. De lo contrario, el ajuste debió haberse establecido hasta la fecha de pago de la obligación indemnizatoria adeudada.

Por último, el segundo párrafo del art. 17 inc.

6) de la ley 26.773 realiza una aclaración respecto del ajuste general previsto en el art. 8, disponiendo que el mismo debe efectuarse en los mismos plazos que el dispuesto para el Sistema Integrado Previsional Argentino por el art. 32 de la ley 24.241 (modif por ley 26.417).

Al respecto, considero que ambos párrafos deben interpretarse en forma conjunta y, en tal sentido, advierto que resultaría inconsecuente la ubicación de dicha disposición en este inciso, si en el primer párrafo no se hiciera referencia a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba