Roberto Fernández, el jefe de los colectiveros, extiende su reinado en la UTA

 
EXTRACTO GRATUITO

Después de neutralizar a la única lista opositora que lo desafió por no cumplir supuestamente con los requisitos estatutarios, allanó su camino para lograr entre hoy y mañana una nueva reelección al frente de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), el influyente gremio de los colectiveros, cuyo músculo es determinante para garantizar el impacto de una huelga general.La atención en la UTA no es en vano: el transporte urbano de colectivos se lleva 2600 millones de pesos mensuales en subsidios y esconde una pelea subterránea que involucra a gremialistas, empresarios y al Gobierno."Más vale malo conocido que bueno por conocer". Con esa frase, el ministro de Transporte, , dejó en claro hace unos días delante de un grupo de empresarios del transporte quién era su favorito para continuar al frente del gremio que reúne a los colectiveros de larga y corta distancia, a los choferes de combis y a una porción de los metrodelegados del subte.Así, como sucedió con la elección del Sindicato de Empleados de Comercio, en la que ganó Armando Cavalieri, el Gobierno buscó cerrar filas con sindicalistas de peso e influencia dentro de la CGT.Fernández, que lidera la UTA desde 2008, integra el ala de gremios dialoguistas en la consideración del presidente Mauricio Macri. Quedó en evidencia cuando acompañó a Dietrich en la misma mesa cuando se anunciaron los aumentos de las tarifas de transporte y subsidios. Conserva, además, buen vínculo con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a partir de la pulseada con los metrodelegados. De hecho, su hijo Roberto Alejandro trabaja a sueldo en el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA