Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal , 28 de Abril de 2011, expediente 42/1992

Fecha de Resolución28 de Abril de 2011

Poder Judicial de la Nación CAUSA N° 42/1992 CASA PI RO SA C/ CAP.Y/O ARM.Y/O PROP.Y/O

JUZG. N° 9 FLET. BQ.“WHITE STORK” S/ FALTANTE Y/O A-

SECR. N° 17 VERÍA DE CARGA TRANSPORTE MARÍTIMO.

En Buenos Aires, a los 28 días del mes de abril de dos mil once reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala 2 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, para conocer en recurso interpuesto en autos: “CASA PI RO SA C/ CAP.Y/O ARM.Y/O

PROP.Y/O FLET BQ.“WHITE STORK” S/ FALTANTE Y/O AVERÍA DE CARGA

TRANSPORTE MARÍTIMO”, respecto de la sentencia de fs. 430/434, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía ser efectuada en el siguiente orden: señores Jueces de Cámara doctores R.V.G., A.S.G. y S.B.K. A la cuestión planteada, el señor Juez de Cámara doctor RICARDO VÍCTOR

GUARINONI dijo:

  1. En estas causas que fueron acumuladas (Exptes. N° 42/92 “Casa Pi Ro S.A.

    c/Cap. y/o Arm.y/o Prop y/o Flet Bq. W.S. s/Faltante y/o Avería de Carga Transporte Marítimo” y N° 17.105/95 “Casa Pi Ro S.A. c/AGP Sociedad del Estado s/ Incumplimiento de contrato”), la actora inició sendas demandas contra el buque “W.S.” y la Administración General de Puertos Sociedad del Estado en liquidación (AGP), por el cobro de la suma de $

    484.302, con más sus intereses, las costas del juicio y los gastos originados en el reconocimiento USO OFICIAL

    pericial.

    Tales pretensiones tuvieron sustento, en el caso del buque, en que según conocimiento de embarque N° 20 –emitido en Hamburgo- a su bordo se transportó un contenedor identificado como DSRU 8307299, conteniendo mercaderías (diversos insumos médicos)

    consignadas a la aquí interesada, habiéndose constatado averías a su arribo al puerto local, las cuales, por no haber accedido el agente marítimo a la revisación conjunta, requirieron que se instara al reconocimiento pericial. Con relación a la AGP, se le imputa responsabilidad por el incumplimiento de los deberes inherentes a su calidad de depositaria, destacando que ello responde a una sustracción ocurrida mientras la mercadería se hallaba en jurisdicción de aquélla.

  2. En la sentencia que se dictó conjuntamente para las dos expedientes (ver el original agregado a fs. 430/34 del E.. 42/92, y su copia a fs. 388/92 del E.. 17.105/95) el juez a-quo rechazó con costas a la actora, las pretensiones esgrimidas respecto de ambas codemandadas; así como también la petición de reintegro de gastos originados en el reconocimiento pericial, esto último, no sólo por el modo en que concluyeron ambos pleitos, sino también porque tales erogaciones tampoco fueron probadas.

  3. Para decidir del modo en que lo hizo, el magistrado de la anterior instancia,

    tuvo por cierto que el buque “W.S.” transportó bajo conocimiento de embarque N° 20 de Hamburgo, el contenedor DSRU 8307299, que llegó al puerto de esta ciudad el 11 de diciembre de 1989, consignado a Casa Pi Ro S.A. Asimismo, que el conflicto se suscita, porque la actora denuncia un faltante de mercadería según consta en el informe técnico del expediente “Casa Pi Ro S.A. s/ Reconocimiento Pericial bq. W.S. (ver sobre de causa 42/92), que fue negado por las demandadas, pues el contenedor se recibió sin observación alguna en cuanto a los elementos de cierre, con el precinto de origen y los que se agregaron después intactos.

    Concluyó en que cabía establecer si el faltante existió, dónde se produjo y quién era el responsable; pues si la respuesta fuera afirmativa, correspondería precisar la evaluación económica del perjuicio.

  4. En orden a dilucidar la cuestión, el doctor S.G. ponderó que a petición del interesado (consignatario de la mercadería) el perito interrumpió el conteo de caja efectuado en forma individual para reemplazarlo por un muestreo –a pesar de que la AGP, lo impugnó por considerarlo incorrecto tratándose de faltantes de caja- y en base a ello lo estableció, según el informe de fs. 137/43. A lo que añadió el sentenciante, que compartía los motivos expresados por la agencia marítima al impugnar dicho método, pues ante tal situación se debió suspender el acto de revisación y solicitar instrucciones al juzgado que dispuso el reconocimiento de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR