Riesgos del trabajo: a la espera de la voz de la Justicia

 
EXTRACTO GRATUITO

A 21 años de su entrada en vigor, el sistema de riesgos del trabajo está -una vez más, como en otros momentos de su historia- a la espera de una definición de la Justicia respecto de la validez de las normas que lo rigen. Esta vez, la cuestión se centra en la última reforma legal, que fue aprobada por el Congreso en febrero pasado y que fue cuestionada, en demandas contra el Estado, por varias instituciones. El principal objetivo de esa normativa es reducir la litigiosidad, algo que por ahora, y al menos a nivel país, no pudo lograrse.

Una razón que explica esto último es que la ley requiere de la adhesión de cada provincia para su puesta en vigor, lo que hace que por ahora rija solo en la ciudad de Buenos Aires. En Córdoba, la única jurisdicción donde se adhirió a la normativa, aún resta poner a punto algunas condiciones, como la creación de más comisiones médicas, por las que obligatoriamente tendrá que pasar un trabajador en forma previa a un eventual juicio.

En la ciudad de Buenos Aires, los números del Poder Judicial marcan que, luego de marzo, sí hubo una caída del número de juicios iniciados en el fuero laboral y que tienen por motivo los accidentes o enfermedades del trabajo. En el tercer mes del año ingresaron 8467 litigios; en abril, 3302, y en mayo, 4485. Los datos, que aún son de pocos meses y que podrían responder en parte a una mudanza de reclamos a tierras bonaerenses, son de la Cámara de Apelaciones del Trabajo y fueron aportados a la nacion por fuentes de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

Desde la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART) dicen que al ver las notificaciones de juicios que reciben -que se demoran respecto del momento en que se inician- todavía se verifica una tasa muy elevada del crecimiento del número de reclamos, del orden del 24% interanual en el período de enero a mayo, con 55.321 demandas.

Algo que sí marcan las aseguradoras es que hay nuevas tendencias. La estadística muestra, por un lado, que el aumento de la cantidad de causas que en todo el país fue del 24%, resultó del 49% en la provincia de Buenos Aires, por lo que se entiende que hubo un desplazamiento de casos que antes se planteaban en la Capital, donde la tasa usada para actualizar el valor de las acreencias surgidas de los litigios, del 36% anual, prácticamente duplica a las de otras jurisdicciones, y donde, en 2016, se había planteado el 48% del total de juicios del país.

Y, por otro lado, una tendencia de más largo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA