Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 30 de Junio de 2010, expediente 30.802/07

Fecha de Resolución30 de Junio de 2010

Año del B. - Poder Judicial de la Nación -1-

Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 30802/07

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 72429 SALA

  1. AUTOS:”RICHAUD

    LUZ MARIA DE LAS MERCEDES C/ AMERICAN EXPRESS ARGENTINA SA Y

    OTRO S/ DESPIDO (JUZGADO Nº 58).

    En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 30 días del mes de junio 2010, se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y LA DOCTORA M.C.G.M. dijo:

  2. Contra la sentencia dictada a fs. 440/445 se alzan las codemandadas Adecco Recursos Humanos Argentina S.A. (en adelante Adecco), American Express Argentina S.A. (en adelante American Express) y la parte actora a tenor de las presentaciones de fs. 448/453, 454/457 y 459/467 respectivamente. Los agravios vertidos son contestados a mérito de los escritos de fs. 478/480, 482/484 y 488/490. Asimismo, el perito contador cuestiona a fs. 446 los honorarios que le fueron regulados por considerarlos reducidos.

  3. Agravia a ambas codemandadas que la jueza a quo las haya condenado en forma solidaria sobre la base de lo establecido por el art. 29 de la L.C.T.

    La sentenciante, luego de examinar las constancias probatorias de autos, determinó que la actora ingresó a trabajar en la fecha que denuncia en la demanda y que fue destinada a prestar tareas en American Express como ejecutiva de cuentas.

    Señaló que sus tareas jamás revistieron el carácter de eventuales, ni fueron transitorias o extraordinarias. Consignó que las condiciones de labor fueron las mismas desde el inicio de la vinculación y que el beneficiario directo fue American Express. Luego de estas consideraciones, entendió que todo ello tornaba aplicable la solidaridad establecida en el art. 29 de la L.C.T. ante la interposición en la contratación de Adecco.

    En su queja, A. esbozó que la sentenciante se equivoca al considerar a American Express como la real empleadora, sostiene que ella se comportó

    como única empleadora de la actora y que la relación se encontró perfectamente registrada (ver fs. 448/449, primer agravio). Por su lado, American Express cuestiona su condena y esgrime que Adecco contrató a la accionante, le daba órdenes y le abonaba su salario, por lo que sostiene que la relación se encontraba correctamente registrada (ver fs.

    454/vta., agravio 1).

    En tal sentido, los argumentos vertidos por las apelantes que fueran reseñados no alcanzan para revocar la condena que existe en su contra. Estimo que los agravios desarrollados por las recurrentes no constituyen una crítica concreta,

    pormenorizada y razonada de la totalidad de los argumentos traídos por la sentenciante de grado conforme lo exige el art. 116 de la LO, ni están destinados a desvirtuar la totalidad de los fundamentos en que se sustenta la decisión.

    La crítica supone un análisis de la sentencia mediante raciocinios que Año del Bicentenario - Poder Judicial de la Nación -2-

    Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Expte. nº 30802/07

    demuestren el error técnico, la incongruencia normativa o la contradicción lógica de la relación de los hechos que el juez considera conducentes para la justa composición del litigio, de su calificación jurídica y de los fundamentos de derecho que sustentan su decisión; por ello la ley procesal exige que esa crítica sea razonada, es decir que el apelante refute las conclusiones que considera erradas, requisito que, en el caso, no encuentro cumplido por cuanto los agravios formulados por las demandadas se limitan a disentir de la opinión de la sentenciante, sin precisar en concreto error de hecho o de derecho en que incurriera. Se trata en el caso de una discrepancia con la opinión de la jueza a quo, sin esgrimir fundamento de derecho que la sustente. En concreto, las recurrentes no cuestionan que fue la demandada American Express Argentina S.A. la receptora de las tareas desarrolladas, por lo que mociono confirmar lo decidido en la sentencia apelada en cuanto se condena en forma solidaria a ambas codemandadas.

  4. Las condenadas también cuestionan la procedencia del incremento establecido por el art. 1 de la ley 25.323 pues consideran que la relación no resultaba ser de las llamadas “clandestinas” ya que se encontraba registrada en los libros laborales de Adecco y puesto que se ingresaron los aportes y las contribuciones correspondientes.

    En el caso en particular, y más allá de mi interpretación sobre el alcance de los arts. 8 ley 24.013 y 1 ley 25.323 en estos supuestos (tema que incluso se halla involucrado en la convocatoria a plenario de autos “V. c/ Telefónica de Argentina”) debo señalar que en este caso concreto se presenta una situación que lo aparta de aquella controversia; en efecto, la sentenciante de 1ª instancia a fs. 442, cuarto párrafo, tuvo por cierta la fecha de ingreso invocada por la actora en su escrito de inicio (1-2-2005, fs. 6 vta.), extremo que no es cuestionado por las recurrentes. Teniendo en cuenta que A. consignó como fecha de inicio de la relación el 14-2-2005 (ver fs. 56,

    último párrafo), debo concluir que existió una deficiente registración del vínculo laboral incluso en la hipótesis de tomar por válida la inscripción por la empresa intermediaria, lo que -reitero, en el caso concreto de autos- habilita de todos modos la procedencia del incremento establecido en el art. 1 ya citado. Por ello, la condena al respecto decidida en la instancia anterior debería confirmarse.

    En cuanto a las quejas referida al incremento del art. 2 de igual ley 25.323, considero que no existen motivos válidos para eximir a las codemandadas de la obligación de abonar dicho incremento...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR