Ricardo C. Núñez: Su ética laica

AutorDaniel P. Carrera
Páginas163-165
RICARDO C. NÚÑEZ: SU ÉTICA LAICA
(
EN MEMORIA
)
Por Daniel P. Carrera
Fue Núñez, ¿qué duda cabe?, nuestro jurisconsulto mayor quien,
de acuerdo al decir de Carlos Fernández Ordóñez, lucía una “es-
tampa constituida por una mezcla de Abraham Lincoln y de boxea-
dor jubilado”; aparte del acierto que fisonómicamente esa expre-
sión tiene, lo encierra también respecto de Núñez, como Lincoln,
fue un gran republicano y como éste respetó la dignidad humana,
desde que si Lincoln luchó por la abolición de la esclavitud, Núñez
lo hizo por la libertad de los gobernados frente a las desmesuras
de la autoridad, bregando sin descanso por el máximo respeto de
su parte a las garantías constitucionales. Esto, unido a su austera
y ecuánime conducta mientras ejerció la función pública como la
que mantuvo en la vida de relación, lo presentan como un ejemplo
cívico singular, desde que esa unión de un talento sumo con una
suma moral, no es frecuente en nuestra historia y menos en los
tiempos actuales.
Núñez, con su “ética laica” que amanecídamente germinó en
él, creía en la necesidad de ser solidario con los demás, del respeto

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR