Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 29 de Noviembre de 2006, expediente Ac 92485

Presidentede Lázzari-Kogan-Genoud-Hitters-Soria
Fecha de Resolución29 de Noviembre de 2006
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

Dictamen de la Procuración General:

La Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de M., en los autos caratulados “R. ,E. c/G. ,M. s/ consignación de alimentos” y en el marco de la incidencia generada con motivo del cobro de honorarios y aportes del Dr. G.M.R. (ex letrado patrocinante de la demandada-reconviniente), resolvió acordarle a dichos emolumentos el carácter privilegiado que se desprende del primer inciso del art. 3.879 del Código Civil (fs. 442/447).

Contra este pronunciamiento se alza la Sra.G. , con patrocinio letrado, a través del recurso extraordinario de nulidad de fs. 452/455 que funda en los artículos 168 y 171 de la Constitución local.

Anticipando una “equivocada interpretación del plexo fáctico-jurídico debatido en autos” por parte de los sentenciantes de primera y segunda instancia, y acusando al resolutorio de injusto, parcial y arbitrario, desarrolla su queja en torno al equivocado criterio privilegiado asignado a “los gastos de justicia” (entre los que se incluyen los honorarios y aportes del Dr. Rojas); ello por entender que el crédito por alimentos a favor de sus hijos debe prevalecer por sobre el mencionado rubro, o en el mejor de los casos deben sostenerse ambos en una simétrica paridad.

Al respecto señala, entonces, la incorrecta consideración y tratamiento de las reglas que imperan en materia de “privilegios” y la equivocada interpretación restrictiva del art. 3878 segundo apartado del C.C. efectuada en elsub lite-la que no cuenta con apoyo jurisprudencial ni doctrinario citado en la sentencia-, manda que -según su criterio y por lo dicho- fue lisa y llanamente inaplicada en la especie.

Culmina alegando que la cuestión quedó “mal resuelta” en tanto el carácter alimentario de los fondos depositados en autos a favor de los menores “no fue atendido, estudiado ni analizado con la misma vehemencia” con que se lo hizo respecto de los honorarios y aportes del abogado y, por ello, la sentencia viola el principio constitucional de igualdad ante la ley y su derecho de propiedad.

El recurso no puede prosperar.

La sola lectura de los términos que conforman el alzamiento de marras -de los que da sintética cuenta la reseña efectuadaut-supra- es suficiente para evidenciar que el real propósito de la quejosa se ciñe a expresar su disconformidad con la inteligencia de lo decidido, lo que -por importar la imputación al decisorio de supuestos errores de juzgamiento- no puede ser oído en el estrecho sendero de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR