Riachuelo: está peor que hace un siglo y sanearlo llevará 40 años

 
EXTRACTO GRATUITO

A ocho años del fallo de la Corte Suprema que ordenó el saneamiento del Riachuelo, en la Acumar (la autoridad de cuenca que se conformó para su limpieza) se preparan para dar a conocer públicamente el rediseño del plan para pelearle a la contaminación.

Al frente del organismo, compuesto por referentes de la Nación, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad, está el ingeniero químico Julio Torti, que sabe que se trata del "tema ambiental de la Argentina" y que desde hace 200 años se hacen promesas y se diseñan proyectos de limpieza que nunca se concretan.

"Nadie tiene que esperar soluciones milagrosas; no vamos a tener noticias rimbombantes. Es un trabajo de hormiga. Cuando se habla de relocalizaciones es familia por familia; cuando se habla de vuelcos contaminantes no existe poner una planta mágica de tratamiento. Pero lo primero es dejar de contaminar, no hay ninguna duda. En ninguna cabeza técnica sana y honesta cabe la posibilidad de poner un tratamiento en un lugar que no sólo tiene la contaminación que tiene hoy, sino que, además, por segundo le estás tirando entre 12 y 15 m3 de agua contaminada que no cumple con la normativa", explica el funcionario a LA NACION mientras grafica que esa cantidad es equivalente a tirar al lecho del río una combi llena de líquido cada segundo.

El problema es que ese día no tiene un horizonte claro. El nuevo plan de limpieza pone a 2023 como un hito. Se trata del plazo previsto para que se cumplan las obras, muchas de las cuales están en marcha: un colector cloacal en la margen izquierda del Riachuelo y plantas de tratamiento cloacales. El detalle se dará a conocer el 16 del actual en la audiencia pública en el Centro Metropolitano de Diseño en Barracas, desde las 9.30.

"No es una meta en que ni yo ni nadie haya prometido algo concreto en cuanto a la calidad del agua. Pero hay una serie de obras que están encaminadas y que se suman al control industrial que estamos empezando a hacer. 2023 es sólo la primera etapa. Empezaría a subir el oxígeno disuelto y se va a sentir más en la cuenca alta y media", agregó Torti.

Sanear un río como el Riachuelo fue posible en otros países del mundo. El Rin, que atraviesa varios países, es un caso de éxito, al igual que el Támesis, en Gran Bretaña.

-Pero ¿por qué se demora tanto con el Riachuelo?

-Acabo de llegar de Londres. Primero nosotros somos muy impacientes, ellos tardaron 40 años, pero empezaron y no terminaron hasta que no llegaron. Si me preguntás a mí para lo que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA