Todos reunidos en un templo evangelista

David Acevedo Muñoz es colombiano, tiene 30 años y está detenido desde el 28 de octubre pasado. A él no lo procesaron por el delito de comercio de estupefacientes. El juez federal de Lomas de Zamora Alberto Santa Marina lo acusó de ser partícipe necesario del delito de lavado de activos. Cuando fue indagado, dijo ser "pastor de iglesia" con un sueldo de 3000 pesos. Y no faltó a la verdad. El ciudadano conducía religiosamente un templo en El Talar, en Tigre, donde los demás acusados se reunían, pero no sólo para orar.Así se desprende de la resolución del juez Santa Marina en la que procesó a Acevedo y a otros sospechosos. "En la iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, de la calle Paul Groussac, en El Talar, los sospechosos investigados se reunían periódicamente, pero no sólo para rezar. Era un punto de encuentro donde hablaban de sus negocios", sostuvo a LA NACION un detective judicial.Así lo explicó el juez Santa Marina en su resolución: "En varias oportunidades se ha establecido que los investigados concertaban reuniones en el templo de la calle Groussac para interactuar entre ellos, lo que permite presumir que más allá de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR