Retórica y derecho

Autor:Alberto Vicente Fernández
Páginas:131-138
RESUMEN

1. El jurista orador 2. El derecho como retórica . 3. En las "Instituciones" el derecho es retórica

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 131

1. El jurista orador

Sin perjuicio del fin educativo, en las Instituciones oratorias hay muchos consejos para la formación del abogado hmnanista, que realiza una de las más nobles actividades civiles. Como sabemos, el mismo Quintiliano ejerció la abogacía, recogió sus propias experiencias de jurista y retórico, además de los conocimientos del pasado.

Con vistas al litigio da preceptos jurídicos y retóricos porque, como quiere Cicerón, el jurisconsulto ha de ser el mejor de los oradores; el orador, el mejor de los jurisconsultos. Aquél deberá conocer a fondo la retórica; éste será diestro en el manejo del derecho civil.

Instrucciones para el abogado, entre otras, hallamos las del título 9 del libro XII. "También necesita el orador tener conocimientos del derecho civil -dicePage 132 Quintiliano-, como también de las costumbres y de la religión de aquella república cuyo gobierno tomare a su cargo. Porque, ¿de qué manera podrá persuadir en las deliberaciones públicas y particulares, si no tiene noticia de tantas cosas en que principalmente se funda una ciudad? ¿Y de qué manera podrá decir con verdad que es abogado de las causas aquél que tenga que mendigar de otro lo que tiene mayor fuerza en ellas, no muy desemejante a aquellos que recitan las composiciones de los poetas?" 1

Y a quien defiende le pide que ponga el mayor esmero en el decir, pues la palabra hablada es su principal instrumento, como reconoce el antiguo derecho español, cuando dice en las Partidas de Alfonso el Sabio: "El abogado es vocero, y se llama así porque es el que razona el pleito de otro o suyo, demandando o respondiendo. Se llama así porque usa su oficio por medio de la voz" 2.

Los oradores poseían una preparación jurídica para responder a las consullas de sus clientes, y defendían en causa ajena con los procedimientos retóricos. En el juicio empleaban argumentos para resolver las causas de derecho, y luego conmovían con la fuerza del patético, muy eficaz y útil a la causa. Convencían y conmovían, usaban pruebas lógicas y retóricas, concluyendo el discurso íorense con el adorno y los afectos, sin los cuales el discurso no es el razonamiento caluroso de Platón.Page 133

2. El derecho como retórica

La relación entre retórica y derecho se comprueba en el método de interpretación de los juristas romanos y pretores.

El derecho no es pura lógica ni matemática, y quienes ven en la sentencia un silogismo cuya premisa mayor es la norma, la premisa menor, e) caso, y la conclusión, la sentencia, no saben qué es realmente eJ derecho.

Para el genio jurídico de los románo.s, Ja jurisprudencia no es una ciencia en el sentido de bíisqueda y sistematización de conocimientos objetivos, sino una actividad práctica dirigida a conseguir lo justo en el orden...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA