Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix, 29 de Julio de 2020, expediente CNT 021893/2016/CA001

Fecha de Resolución:29 de Julio de 2020
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

Causa N°: 21893/2016 - R.L.A. c/ AIRSEALAND

S.A. Y OTRO s/DESPIDO

En la Ciudad de Buenos Aires, al 24-7-2020

para dictar sentencia en las actuaciones caratuladas:

R.L.A. C/ AIRSEALAND S.A. Y OTRO S/

DESPIDO

: se procede a votar en el siguiente orden:

El Dr. A.E.B. dijo:

I- Contra el pronunciamiento dictado en la anterior instancia se alzan las partes actora y los codemandados a tenor de los memoriales obrantes a fs.

216/227 y vta. y fs. 229/231 y vta., respectivamente,

con réplicas a fs. 233/239 y fs. 240/242 y vta.

II- Por razón de método me abocaré en primer lugar al tratamiento de la queja principal que plantean los codemandados –relativa al progreso de las indemnizaciones derivadas del distracto-, la que –

adelanto- de compartirse mi voto no tendrá favorable recepción.

En efecto, los recurrentes cuestionan, mediante una exposición por demás genérica, que en las actuaciones se haya calificado el despido como “arbitrario”, pero lo cierto es que soslayan objetar en los términos del art. 116 de la L.O. que, a tal fin, la Sra. Juez de grado ponderó –con criterio que comparto-

que la sociedad demandada despidió al trabajador sin causa y que no surge de autos que ésta haya acreditado el pago de las pertinentes indemnizaciones y de la liquidación final –ver sent., en part. fs. 211 segundo,

tercer y cuarto párrafos-.

Por ello no cabe más que desestimar la queja en este aspecto.

III- No tendrá mejor suerte el disenso que se formula respecto del progreso de la indemnización prevista por el art. 1 de la ley 25.323.

Digo ello porque –en sentido contrario a lo que postulan los apelantes- del fallo de grado se desprende en forma clara que en la especie quedó acreditado que Fecha de firma: 29/07/2020

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX

28271707#262568999#20200724225732436

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

el actor percibía parte de su remuneración fuera de registro –ver en part. fs. 211 vta. “in fine” y fs. 213

cuarto párrafo– y, por ende, en la especie se ha configurado el presupuesto fáctico que exige la norma para la viabilidad de la sanción; extremo que priva de entidad a la crítica y determina su desestimación.

IV- En lo que atañe al sucinto cuestionamiento que esbozan los demandados respecto del progreso de la indemnización prevista por el art. 2 de la ley 25.323,

memoro que es criterio de esta S. que no resulta suficiente la mera puesta a disposición de las sumas indemnizatorias mediante texto postal sino que se requiere, a fin de tener por cumplida la obligación patronal, una actitud más asertiva, que de cuenta de la intención de hacer efectivos tales pagos y que permita vislumbrar una conducta que no sea renuente en tal sentido; máxime que, en atención a lo resuelto en el apartado anterior –que, insisto, implica la existencia de una irregularidad registral con relación a la remuneración del trabajador-, aún en el caso de considerar válida la puesta a disposición de las indemnizaciones derivadas del distracto, lo cierto es que dicho monto habría sido insuficiente (ver sent. del 31/10/2012, en expte. nro. 1486/10, “G.V.E.c.R.C.A. s/ despido”, entre muchos otros).

En consecuencia, sugiero también confirmar este segmento del pronunciamiento de grado.

V- Tampoco tendrá favorable acogida el agravio que esbozan los demandados en torno al progreso de la multa contemplada en el art. 80 de la L.C.T. y la condena a hacer entrega de los certificados previstos por dicha norma.

Ello así en razón de que, a partir de que ha quedado demostrado en autos que –sin ánimo de resultar reiterativo- el actor percibió parte de su remuneración en forma clandestina, en la especie adquiere relevancia que los instrumentos que la accionada alega haber puesto a disposición de su dependiente –en los que hace hincapié en el memorial bajo estudio, adjuntados en el conteste, ver fs. 52/54-, no reflejan las Fecha de firma: 29/07/2020

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX

28271707#262568999#20200724225732436

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

circunstancias verídicas de la relación laboral que han quedado determinadas en autos, lo que sella la suerte adversa de la queja.

VI- Arribado este punto se impone el tratamiento de los cuestionamientos que introduce el actor.

Discute el recurrente el encuadre convencional resuelto en la instancia de grado, que trajo aparejado la desestimación de las diferencias salariales reclamadas con sustento en la aplicación del CCT 40/89. No comparto el punto de vista del apelante y en esa inteligencia me expediré.

Sobre el particular liminarmente memoro que,

en casos como el que nos ocupa, para determinar el convenio colectivo aplicable deben tenerse en cuenta que el ámbito de aplicación personal de los pactos colectivos se encuentra dado por la representatividad de los firmantes. Por lo tanto si alguna de las partes no intervino en el acuerdo, no puede ser la empleadora obligada por la convención colectiva, ya que la obligatoriedad de las convenciones surge del examen de las representaciones de ambas partes.

Desde esta perspectiva, en la especie no surge que la demandada se hallara representada entre las partes signatarias de la CCT 40/89, cuya operatividad predica el actor –resalto que esta circunstancia ni siquiera fue invocada concretamente en el escrito de inicio donde aquél se limitó a fundar su posición exclusivamente en la supuesta actividad desarrollada por la empleadora, “… consistente en el transporte de cargas …” –ver fs. 14 pto. H) y art. 65

de la L.O.-.

Sentado ello, agrego que -en mi opinión-,

tampoco obran en la causa elementos de juicio suficientes que demuestren acabadamente que la actividad principal de la accionada fuera la denunciada por el trabajador.

R. en tal sentido que el recurrente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba