El retail que se viene: la revolución de los mayoristas y el contraataque de los supermercados

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuando el bolsillo se achica, los mayoristas se agrandan. Al igual que pasó en 2002, cadenas como Vital, Diarco, Maxiconsumo o Makro supieron reaccionar más rápido a un contexto de alta inflación y estancamiento de la demanda, y rápidamente adaptaron su propuesta comercial a las necesidades de un cliente que ya no se deja seducir por las promociones y las ofertas -que muchas veces son percibidas como engañosas-. A fuerza de una agresiva política de precios, menores márgenes de ganancia y una reconversión de sus tiendas para hacerlas más amables para el consumidor final, en los últimos dos años los mayoristas se consolidaron como los grandes ganadores en un mercado como el del consumo masivo que sigue sin dar señales de una reactivación clara. Sin embargo, la reacción de las grandes cadenas de supermercados ya se hace sentir, con un regreso de las fuentes en materia de precios y propuestas más directas para salir a competir con los mayoristas.

El nuevo escenario se tradujo en una fuerte pérdida en la participación en las ventas totales del mayor a llamado canal moderno (hiper y supermercados, tiendas de descuento) y un éxodo de una porción importantes de los consumidores finales hacia los autoservicios mayoristas. De acuerdo a un estudio de la consultora Kantar Worldpanel la penetración del canal mayorista en los hogares argentinos es prácticamente similar a la de los hipermercados y el cambio en los hábitos de los consumidores llegó para quedarse. "Los hogares que probaron la compra en el mayorista, ahora le destinan mayor parte de su presupuesto que antes. En un estudio cualitativo encontramos que el 44% de las familias declaró que seguirá comprando en el mayorista como su canal de forma habitual", afirmó Federico Filipponi, director comercial de Kantar.

En el sector mayorista comparten el optimismo y reconocen que el cambio se explica tanto por factores propios como externos. "Los hipermercados perdieron en los últimos años entre 10 y 15 puntos de volumen y ante ese coyuntura optaron por subir los márgenes de ganancia para mantener la rentabilidad. Al menos por ahora no se animaron a bajar los precios para ver si de esta manera pueden recuperar los volúmenes de venta", señaló Alberto Guida, presidente de Cadam, la cámara que reúne a los supermercados mayoristas.

A continuación, las claves que explican el crecimiento de los mayoristas y la respuesta que preparan los grandes supermercados.

La avanzada mayorista

Cuestión de precio

A los supermercados tradicionales les costó darse cuenta del cambio en el humor de los consumidores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA