La resurrección del real estate: después del derrumbe vuelven las inversiones al mercado inmobiliario

 
EXTRACTO GRATUITO

A poco más de cuatro meses del cambio de gobierno, la billetera le sigue ganando al corazón y la mejora en el clima de negocios por el momento sólo se tradujo en contadas inversiones concretas. Una de las pocas excepciones es la del mercado inmobiliario, donde en las últimas semanas grandes desarrolladoras anunciaron proyectos por más de US$ 1200 millones en la construcción de torres de viviendas, oficinas y centros comerciales en Buenos Aires.

Detrás de estas inversiones no se encuentra una súbita vocación de servicio de los empresarios del rubro, sino más bien una lectura de lo que pasó con su negocio en la crisis de 2002 y del momento que vive la plaza inmobiliaria local en relación con la región. Los precios locales son sensiblemente inferiores a los de ciudades como San Pablo, Santiago de Chile o Bogotá por más que aparezcan como inaccesibles para la mayoría de las familias de clase media.

"El negocio del real estate siempre es el primero en reaccionar a una reactivación de la economía. Y el antecedente que tenemos es lo que pasó en 2002, cuando los desarrolladores inmobiliarios que se animaron a invertir hicieron grandes negocios. Ahora nadie quiere quedarse afuera por si pasa algo parecido", admite Alejandro Ginevra, presidente de la desarrolladora Gnvgroup que acaba de anunciar inversiones por US$ 190 millones para la construcción de una nueva torre de vivienda y un shopping center en el dique 1 de Puerto Madero.

La sensación compartida por todos los grandes desarrolladores es que si bien la coyuntura actual está lejos de ser tan favorable como la que se vivió en otros tiempos de auge inmobiliario, todo está dado para una reactivación de su negocio en el corto plazo. "Las tasas de interés rondando el 38% no ayudan a la hora de conseguir inversiones, pero a la vez hay una sensación casi unánime en el mercado de que las perspectivas de la economía argentina son muy buenas, y que en la segunda mitad del año se va a empezar a ver el cambio, lo que explica el interés de los inversores locales e internacionales", asegura Alberto Fernández Prieto, que con su desarrolladora inició la construcción de dos torres de vivienda con la marca Link, también en el dique 1 de Puerto Madero, asociados en el proyecto con Vizora, la firma del Banco Macro. En este caso, la inversión ronda los US$ 210 millones.

"Hoy estamos llenos de pedidos de búsqueda que, mirando los números de la economía argentina, a uno le cuesta un poco entender a qué obedecen. La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA